in

El Rey Josías II

 

52 Personajes de Influencia. El Rey Josías II (Haz clic y descarga el texto)

El pecado parece muy atractivo a primera vista, pero cuando se lo comete, produce una secuela de angustia, dolor y destrucción. Dios sabe sobre esto y por eso de diversas maneras nos exhorta a no cometer pecado.

Usted tiene todo lo que necesita para decir: No, a cualquier tentación a pecar, no importa cuán fuerte sea. Si este momento está siendo tentado insistentemente por alguna tentación que es especialmente poderosa en su vida, resístala sabiendo que, si cede, tendrá que pagar toda una vida de sufrimiento por solo un instante de placer prohibido.

Estamos involucrados en una serie de mensajes llamados “lo que vives es lo que dejas” estamos estudiando la vida de los reyes del Antiguo Testamento, para mostrar el impacto que una vida puede tener, no solamente en el presente, sino también en las futuras generaciones, estamos aprendiendo que lo que hacemos en nuestra vida presente, realmente tiene influencia en el futuro, hemos tenido el privilegio de estudiar las vidas de estos reyes, y este es el último estudio, Dios escogió a la nación de Israel para que fueran sus representantes en la tierra, Dios quería mostrarle al mundo su bondadoso obrar a través de la vida de este pueblo, entonces puso sobre Israel a un hombre llamado Samuel, él fue un profeta, estaba encargado de la enseñanza y de juzgar al pueblo de Dios, pero la gente dijo que estaban cansados de este viejo profeta, que solamente montaba en un burro, y andaba por los pueblos, ellos querían parecerse a las otras naciones.

Queremos a un hombre que monte a caballo, y escogieron a un hombre llamado Saúl, porque era un hombre que montaba su carruaje dorado con soldaos armados a su alrededor, él fue el primer rey de Israel, ellos habían puesto sus ojos en él sólo por su apariencia, pues Saúl era un hombre alto y hermoso, pero tenía su corazón marchito, era impaciente, indeciso, y cruel y por lo tanto Dios lo desecho. Entonces Dios llamó a David. Él fue su siguiente Rey, pero lejos de ser un hombre perfecto, era un hombre conforme al corazón de Dios, pues era un hombre que siempre se arrepentía y regresaba a Dios. David era un hombre conforme al corazón de Dios, Y después de él llegó su hijo Salomón, y Salomón fue el hombre más sabio y más rico que jamás haya existido, el problema con Salomón era que no podía controlar sus pasiones desenfrenadas, y estas le llevaron a su perdición, tuvo 700 esposas y 300 concubinas y la Escritura dice que cuando se hizo más viejo, sus mujeres inclinaron su corazón a los dioses falsos, esto provocó una guerra civil en el país y todo esto desembocó en una inminente división, y entonces este pequeño país que Dios quería utilizar para que sea de bendición para el mundo entero se dividió, en el norte, se estableció el reino de Israel, y en el sur el reino de Judá. El reino nunca más volvió a restaurarse, en el año 722 A.C. los asirios entraron en Jerusalén y pusieron cautivos a todos los habitantes del Reino del Norte, Dios le concedió a Judá un poco más de tiempo, en general no hubo Reyes buenos, unos cuantos de los que hemos estado estudiando, hicieron lo recto delante de Dios.

La historia de Josías en las escrituras es muy interesante, ya que él instituyó nuevamente la lectura de la palabra de Dios, la adoración en Israel y la Pascua de los judíos. Bien, si avanzamos 13 años hacia delante, muchas cosas estaban pasando en el mundo en esos días, el Imperio Asirio gobernaba el mundo, pero tenían a los babilonios justo detrás de ellos.

El primer imperio Asirio estaba en Nínive, los babilonios vinieron y sacaron a los asirios de Nínive, y trasladaron su capital a Harán, luego los babilonios vinieron y los sacaron de Harán, y los asirios pusieron su capital en una ciudad llamada Carquemis en el Éufrates, allí tuvieron una famosa batalla qué ocurrió en el año 605. A.C. la batalla de Carquemis de los asirios contra los babilonios. Lo puedes leer en la historia, de hecho, en el Museo Británico, tienen las crónicas de Nabucodonosor.

El rey de Egipto estaba del lado de los asirios, y no quería que los babilonios subieran al poder, así que dirige a los asirios a través de Jerusalén, hacia Carquemis, y los pone en la ciudad de Meguido, éste era un lugar estratégico en el Antiguo Testamento. Cualquiera que controlaba la ciudad de Meguido, controlaba la economía de esos tiempos y el poder militar también, justo debajo de Megido, está el Valle de Jezrel, también llamada la llanura de Jezrel, esta era una área exuberante, enorme y hermosa, rodeada por montañas, tal como si fuera un estadio muy grande, así que grandes batallas se libraban en este lugar.

Mira 2 Crónicas el verso 20, del capítulo 35, “Después de todas estas cosas, luego de haber reparado Josías la casa de Jehová, Necao rey de Egipto subió para hacer guerra en Carquemis junto al Éufrates; y salió Josías contra él.” No sabemos exactamente por qué Josías hizo esto, realmente su participación no era necesaria en esta batalla, sólo podemos suponer que el rey de Egipto le pidió su ayuda, leamos el versículo 21, “Y Necao le envió mensajeros, diciendo: ¿Qué tengo yo contigo, rey de Judá? Yo no vengo contra ti hoy, sino contra la casa que me hace guerra: y Dios me ha dicho que me apresure. Deja de oponerte a Dios, quien está conmigo, no sea que él te destruya.” Me encanta esta parte, (regresare con esto más adelante). Pero algo muy interesante es que Dios utiliza a este rey pagano para ayudar a los asirios ¿Cómo sabemos esto? Pues mira el verso 22, “Mas Josías no se retiró, sino que se disfrazó para darle batalla, y no atendió a las palabras de Necao, que eran de boca de Dios; y vino a darle la batalla en el campo de Meguido.”

En la primera parte del versículo 22, dice que Josías no se retiró de la batalla, normalmente los reyes se quedaban atrás en sus carros, pero Josías se vistió como un soldado y fue a la batalla, verso 23, “Y los flecheros tiraron contra el rey Josías. Entonces dijo el rey a sus siervos: Quitadme de aquí, porque estoy herido gravemente. Entonces sus siervos lo sacaron de aquel carro, y lo pusieron en un segundo carro que tenía, y lo llevaron a Jerusalén, donde murió” su gente no lo puede creer, un hombre joven de apenas 39 años, un gran reformador, alguien que trae la restauración espiritual a su gente, ha muerto. El escritor describe la aflicción de su gente, el versículo 25 dice, “Y Jeremías endechó en memoria de Josías. Todos los cantores y cantoras recitan esas lamentaciones sobre Josías hasta hoy; y las tomaron por norma para endechar en Israel”

Bien, ya que hemos estudiado estas historias del Antiguo Testamento, y hemos considerado la vida de estos reyes, y como Dios trabajó en sus vidas, ¿Qué verdad podemos traer de todo esto, que pueda aplicarse a nuestras vidas? estos son los que llamamos principios transferibles, y hay mucho de todos estos principios en la vida de estos reyes.

Esta vez tengo tiempo para hablar de dos principios, aquí está el primero, Conocer a Cristo en la juventud tiene un impacto muy importante en la vida de cualquier persona, Josías tenía apenas 8 años cuándo inició su reinado, y tenía 16 cuando tomo las cosas de Dios en serio, a los 20 años él comenzó una reforma en todo su reino, derribó todos los ídolos y las imágenes de dioses falsos, a los 26 se propuso restaurar el templo para que todas las personas pudieran adorar a Dios.

En toda la Biblia podemos ver esta misma lección, siempre es mejor conocer de Dios cuando se es joven, esto es lo que el profeta Samuel hizo, él era apenas un pequeño muchacho del templo, David era muy joven cuando enfrentó al gigante Goliat, Daniel era muy joven como sus amigos Sadrac, Mesac y Abednego, Pablo dijo que Timoteo no debería permitir que nadie desprecie su juventud, no pienses que cuando seas más viejo vas a empezar a tomar las cosas de Dios en serio.

Aquí está el segundo principio; Nunca es demasiado tarde para iniciar una reforma espiritual, el rey Manasés, después de 55 años de un reinado perverso, Dios trajo juicio para su vida, pero el clamó a Dios y fue salvado, en el 605 A.C los babilonios derrotaron a los asirios, en la famosa batalla de Carquemis, luego tomaron a los primeros cautivos de Judá, incluso al mismo Daniel.

8 años más tarde regresaron y tomaron a 10,000 cautivos incluido el profeta Ezequiel, después en el 586 entraron y destruyeron toda la ciudad, derribaron el templo y mataron a muchas personas, y los que quedaron con vida, fueron llevados al cautiverio. Josías sabía lo que iba a pasar en el futuro, pero no se sentó a quejarse, se propuso hacer algo, aunque esto significará la salvación de una sola persona, de la misma manera algunos creyentes, deberíamos dejar de holgazanear, quejándonos de todo lo que está pasando. Las reformas espirituales comienzan con una sola persona, puede comenzar contigo, en tu propia casa, con la gente que tienes a tu alrededor, nunca es tarde para ninguna persona. Desearía terminar esto de la misma manera como lo comenzamos, quiero hacerte una pregunta personal, ¿Has confiado en Jesucristo como la única manera de tener una relación con Dios? la Biblia dice que hay un vacío, un espacio entre Dios y el hombre, nosotros no podemos llenar ese espacio, somos pecadores y el pecado nos ha separado de Dios.

Podemos hacer todo lo posible para tratar de agradar a Dios, podemos conocer toda la palabra, y la enseñanza religiosa, podemos dar todo el dinero necesario, podemos ir a la iglesia, incluso podemos dejar de pecar, pero no hay nada que podamos hacer para llenar el vacío que existe entre el hombre pecador y el Dios Santo, pero Dios nos ama tanto que envió a Jesucristo, para hacer lo que tú y yo no podríamos hacer jamás, llenar ese vacío. Jesús es plenamente Dios y plenamente hombre, Él vino y murió por nosotros en una cruz, pagó la pena por nuestros pecados, es a través de Él que tenemos confianza para acercarnos a Dios, ¿Tú has hecho esto? ¿Has confiado tu vida a Jesucristo? Pues hoy quiero invitarte a que tomes una decisión.

El pecado que cometemos no sólo nos afecta a nosotros, sino que hace que el nombre de Dios sea blasfemado por sus enemigos. Si tuviéramos más conciencia sobre esto, pensaríamos no sólo dos veces antes de pecar sino millón veces, porque no hay nada más santo y majestuoso que la persona de Dios

A manera de aplicación es asombroso como se manifiesta Dios como el Amo y Señor de todo lo que sucede en la historia de la humanidad. Todo tiene su propósito y todo conduce a que se cumpla lo que Dios ha planificado. Es posible que esté atravesando por situaciones difíciles. No se desanime. Recuerde que todas las cosas ayudan a bien a los que a Dios aman, porque todas las cosas están bajo control soberano de Dios.

Son catorce las generaciones desde Abraham, hasta David. Luego son catorce generaciones desde David hasta la deportación a Babilonia. Finalmente son catorce generaciones desde la deportación a Babilonia hasta el Hijo de David, es decir hasta Cristo. Es evidente el vínculo inequívoco entre Cristo y David.

Recuerda siempre que lo que vives es lo que dejas, todas tus acciones no sólo afectan tu futuro sino también el de tus generaciones futuras. Esperamos que puedas acompañarnos aquí en Estudio Bíblico, aún hay muchas cosas por aprender en los caminos del Señor. Bendiciones

 

“El Rey Josías”

Preparándonos para la Guerra: Armas 1