in

El Rey Joas II

46 Personajes de Influencia. El Rey Joas II (Haz clic y descarga el texto)

Hay paredes que necesitan ser restauradas en tu familia, y tienes que tratar también con esas áreas de dureza en el corazón, hay áreas muy difíciles de tratar en el corazón de los hijos, de la esposa, del esposo, de la familia, ¿hasta cuándo vas a dejar este asunto sin resolver?

¿Recuerdas al rey Joas?, el reparó el tempo que Salomón había construido aproximadamente 120 años antes, pero ahora esto cambia, ahora nuestro cuerpo es Templo del Espíritu Santo.

Somos nosotros, los padres, los directamente responsables delante de Dios por la formación espiritual de nuestras esposas y nuestros hijos. Una de las formas de restaurar el altar de Jehová en el seno de nuestras familias es por medio de cultivar el buen hábito de apartar un tiempo del día para dedicarlo a las cosas espirituales.

En el programa de hoy veremos la importancia de dedicar un tiempo especial diario a leer y estudiar la palabra de Dios, dedicado a alabar a Dios, dedicado a la oración.

Dios escogió a la nación de Israel para que fueran sus representantes en la tierra, Dios quería mostrarle al mundo su bondadoso obrar a través de la vida de este pueblo, entonces puso sobre Israel a un hombre llamado Samuel, él fue un profeta, estaba encargado de la enseñanza y de juzgar al pueblo de Dios, pero la gente dijo que estaban cansados de este viejo profeta, que solamente montaba en un burro, y andaba por los pueblos, ellos querían parecerse a las otras naciones.

Queremos a un hombre que monte a caballo, y escogieron a un hombre llamado Saúl, porque era un hombre que montaba su carruaje dorado con soldaos armados a su alrededor, él fue el primer rey de Israel, ellos habían puesto sus ojos en él, sólo por su apariencia, pues Saúl era un hombre alto y hermoso, pero tenía su corazón marchito, era impaciente, indeciso, y cruel y por lo tanto Dios lo desecho. Entonces Dios llamo a David. Él fue su siguiente Rey, pero lejos de ser un hombre perfecto, era un hombre conforme al corazón de Dios, pues era un hombre que siempre se arrepentía y regresaba a Dios. David era un hombre conforme al corazón de Dios; y después de él llegó su hijo Salomón, y Salomón fue el hombre más sabio y más rico que jamás haya existido, el problema con Salomón era que no podía controlar sus pasiones desenfrenadas, y estas le llevaron a su perdición, tuvo 700 esposas y 300 concubinas y la Escritura dice que cuando se hizo más viejo, sus mujeres inclinaron su corazón a los dioses falsos, esto provocó una guerra civil en el país y todo esto desembocó en una inminente división, y entonces este pequeño país que Dios quería utilizar para que sea de bendición para el mundo entero se dividió, en el norte, se estableció el reino de Israel, y en el sur el reino de Judá.

El reino nunca más volvió a restaurarse, en el año 722 A.C. los asirios entraron en Jerusalén y pusieron cautivos a todos los habitantes del Reino del Norte, Dios le concedió a Judá un poco más de tiempo, en general no hubo Reyes buenos, unos cuantos de los que hemos estado estudiando, hicieron lo recto delante de Dios, Asa fue el que comenzó bien, fue un gran líder, pero abandonó la carrera tempranamente.

Josafat fue un fiel seguidor de las cosas de Dios, pero después de un tiempo, se alejó nuevamente; después de él, reinó Joas, Joas estuvo en el trono durante 7 años. Es precisamente de él de quien quiero continuar hablando.

En el programa anterior vimos como Joas depositó todas sus energías en la reconstrucción del tempo del Señor construido por Salomón aproximadamente 120 años antes.

Entonces Dios nos recordó que así como habían paredes deterioradas en el templo que debían ser restauradas, así también hay paredes que necesitan ser restauradas en tu familia, y tú, cómo siervo y templo del Señor, tienes que tratar también con esas áreas de dureza en el corazón; hay áreas muy difíciles de tratar en el corazón de los hijos, de la esposa, del esposo, de la familia, ¿hasta cuándo vas a dejar este asunto sin resolver? en algún momento tendrás que detenerte y hacer las reparaciones necesarias, Por favor recuerda 1 de Corintios capítulo 6 versos del 19 al 20, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”

No dejes pasar más tiempo sin dedicarte a estas reparaciones, bien, ¿recuerdas a Joiada? Joiada fue el sacerdote de Joas, él y su esposa salvaron a Joas, lo criaron y luego dispusieron todo para que sea Rey, y todos los años que Joiada estuvo vivo Joas se mantuvo en el camino del Señor, pero entonces Joiada murió, y parecería que un interruptor se apagó en el corazón de Joas, mira el verso 17 del capítulo 24, “Muerto Joiada, vinieron los príncipes de Judá, y ofrecieron obediencia al rey; y el rey los oyó. Y desampararon la casa de Jehová el Dios de sus padres, y sirvieron a los símbolos de Asera y a las imágenes esculpidas. Entonces la ira de Dios vino sobre Judá y Jerusalén por este su pecado.” (2 Crónicas 24: 17,18).

Después de que Joiada murió Joas dejó de seguir a Dios, fue un hombre diferente, entonces Dios envío a un ejército desde Aram lo que hoy en día es Siria, mataron a todos los funcionarios, e hirieron a Joas y cuando él estaba recuperándose en su cama, los funcionarios vinieron y lo mataron ahí mismo, fue una muerte deshonrosa. Dice la escritura que Joas fue sepultado en la ciudad de David, pero no en la tumba de Los Reyes, ¿qué pasó con el corazón de Joas? no lo sabemos, esto es lo que dice el libro de Proverbios 27:19, “Como en el agua el rostro corresponde al rostro, Así el corazón del hombre al del hombre.” Esto describe de alguna manera lo que le sucedió a Joas, mientras Joiada estaba vivo, este Rey seguía los caminos de Dios, pero cuando el sacerdote murió, Joas abandonó su fe, pues al parecer, nunca la tuvo.

Los jóvenes de nuestras iglesias ¿qué tal caminan con su fe? muchas veces vemos que ellos crecen en un hogar en donde Jesucristo es honrado, parecería qué van a ser grandes hombres y mujeres para Dios, pero, cuando van a la universidad, empiezan a cambiar su fe, dicen que tienen profesores bastante convincentes, ¿Puede un verdadero creyente desechar su fe?, ciertamente que no, a menos que nunca la haya tenido, si todo lo que hizo fue sólo para complacer a su padre y a su madre, entonces si se puede desechar la fe ya, que nunca la tuvo.

Para todo amante del estudio de la Biblia, el nombre de Matthew Henry no será desconocido. Matthew Henry escribió uno de los comentarios más profundos y claros de toda la Biblia. Según sus biógrafos, la pasión de Matthew Henry por el estudio bíblico nació del ejemplo que vio en su padre Philip Henry. Philip Henry fue realmente un modelo de padre. Como padre de familia, Philip Henry se reunía con su familia y su servidumbre, dos veces cada día, a la mañana y a la noche, para leer y estudiar toda la Biblia. Además del estudio bíblico, animaba a todos a cantar himnos cristianos lo más alto que pudieran. Decía que, de esa manera, la gente de la calle sabría que ésa es una familia auténticamente cristiana.

Qué interesante, el tiempo conocido como el culto familiar o el altar familiar produjo tal impacto en la vida de Matthew Henry, que lo convirtió en un prolífico escritor bíblico. Pero desgraciadamente, también abundan los casos en los cuales los hijos de padres creyentes abandonan la fe de sus padres tan pronto llegan a la adolescencia o juventud. Una de las posibles razones para este fracaso es la falta de una adecuada preparación bíblica en la familia por medio del culto familiar o el altar familiar. Una de las épocas más tristes de la historia del pueblo de Israel, fue cuando los gobernantes de turno se apartaron de los caminos de Jehová. Tan pronto un gobernante malvado ascendía al trono, hacía edificar altares de adoración a los ídolos paganos. En algún momento, Dios se manifestaba al corazón de algunos gobernantes y como resultado, éstos se volvían a Jehová. Hacían derribar los altares a los dioses falsos y edificaban altar de adoración a Jehová. La presencia del altar de Jehová era como una especie de síntoma de buena salud espiritual de la nación toda de Israel.

Recuerde esto, su sacerdote, su Joiada debe ser influencia en su vida, debo preguntarte ahora ¿mantienes aún tu fe? Joas es semejante a un hombre debilucho, a un rey débil, no tenía columna vertebral, no tenía convicción, no tenía compromiso, su fe era superficial. “El sacerdote está vivo, voy a complacer al sacerdote,” “el sacerdote está muerto complaceré a otras personas,”

Déjame hacerte algunas preguntas, ¿has confiado tu vida a Jesucristo como el único modo de tener una relación con un Dios vivo? ¿tienes pruebas evidentes de que esta relación ha cambiado tu vida? ¿si fueras procesado por ser un cristiano, hallarían suficientes pruebas para condenarte? ¿sólo estás tratando de agradar a tus padres? ¿finges también en tus relaciones amorosas? ¿tu fe ha sido conmovida en tu colegio, universidad o trabajo? ¿has permitido que otra persona se acerque a Jesús a través de tu testimonio? Tú no puedes perder tu fe.

Ahora Permíteme sacar algunas lecciones de todo esto:

Primero; “Las victorias de ayer, no garantizan las victorias de mañana” tanto Asa cómo Josafat, y ahora Joas, estuvieron dispuestos a seguir a Dios, estos hombres pudieron haber causado un impacto profundo con sus vidas, mira todas las cosas que ellos han hecho, pero lamentablemente lo echaron todo por el suelo.

Recuerda esto, cada día es una nueva oportunidad para ver el obrar de Dios en nuestras vidas, no podemos vivir de historias recicladas. Mira el libro de Lamentaciones capítulo 3 versos 22 y 23 “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.” Cada día es una nueva oportunidad para ver el obrar de Dios.

Segundo; “Debes tener cuidado de cómo defines el éxito” Lo que ante nuestros ojos puede parecer éxito, puede ser un fracaso colosal a los ojos de Dios. Estos reyes creyeron que aquello que estaban haciendo era lo correcto, pero Dios les dijo ¿qué es lo que están pensando? No te dejes engañar por tu pensamiento en cuanto al éxito, si Dios no está involucrado en él, entonces no es un verdadero éxito.

Por último, no arrepentirse sólo nos lleva a más pecado ¿Recuerdas el final de estos reyes? No ha sido nada bueno en realidad. Ellos abandonaron muy temprano la carrera. ¿Y tú? ¿sigues viviendo de tus experiencias espirituales del ayer? si es así, debes permitir que Dios haga algo nuevo en tu vida, sus bondades son nuevas cada mañana ¿verdad? ¿Qué está haciendo Dios en tu vida? Bueno, no lo sé. Hace algunos años pasó algo impresionante en mi vida, déjame decirte que esto fue grandioso, Dios demostró su poder y su gracia, así que hoy puedo tener una historia fresca que contar.

Muchos definen su éxito sin tomar en cuenta a Dios, pero ¿qué dice Dios? “Quiero que cuentes conmigo, quiero que me busques” Y recuerda esto “no arrepentirse siempre traerá como consecuencias más pecado, y endurecimiento de corazón”.

¡Cuánto nos hace falta restaurar el altar de Jehová! Cuánto nos hace falta que los que somos padres levantemos un altar, un testimonio vivo; a Jehová en nuestras familias. Cuánto nos hace falta que nuestros hijos vean un cristianismo verdadero en nosotros como padres. Bien se ha dicho que el cristianismo ha vivido siempre a una generación de distancia de la extinción total.

¿Cuál es el remedio para el orgullo? ¿qué podemos hacer para lidiar con esto? Una cosa es saber que el orgullo está ahí, lo entendemos, aparece de maneras diferentes, Pero, ¿Cuál es el remedio?

Esperamos que puedas acompañarnos nuestro próximo tiempo juntos y así poder descubrir ¿Cuál es el remedio para nuestro orgullo? Bendiciones

 

El Rey Joas

El Rey Uzías