in

El Rey Josafat

43 Personajes de Influencia. El Rey Josafat I (Haz clic y descarga el texto)

Josafat sabía que no solo debía decirle a la gente que no debían hacer ciertas cosas, sin decirles que cosas si debían hacer, por lo tanto, consiguió levitas y sacerdotes y los envió por todo el reino para que enseñen la palabra de Dios.

Aquí está una gran verdad espiritual; puedes quemar todos los ídolos de tu vida aquí en la tierra, pero a menos que construyas un altar para Dios en su lugar, otro ídolo se levantará de las cenizas. En el programa de hoy veremos 7 lecciones espirituales que nos ayudarán para que dioses falsos no aparezcan en nuestras vidas, pues Dios no admite rivales.

Pero antes queremos darte a conocer una publicación especial de la Biblia Dice “Personajes de Influencia” este es un estudio interactivo en audio, que examina hitos importantes que conducen a un legado perdurable “Personajes de Influencia” ahora está disponible en nuestro sitio web.

Estamos involucrados en una serie de mensajes llamados “lo que vives es lo que dejas” estamos estudiando la vida de los reyes del Antiguo Testamento, para mostrar el impacto que una vida puede tener, no solamente en el presente, sino también en las futuras generaciones. Estamos aprendiendo que lo que hacemos en nuestra vida presente, realmente tiene influencia en el futuro, hemos tenido el privilegio de estudiar las vidas de estos reyes, y este es el último estudio, Dios escogió a la nación de Israel para que fueran sus representantes en la tierra, Dios quería mostrarle al mundo su bondadoso obrar a través de la vida de este pueblo, entonces puso sobre Israel a un hombre llamado Samuel, él fue un profeta, estaba encargado de la enseñanza y de juzgar al pueblo de Dios, pero la gente dijo que estaban cansados de este viejo profeta, que solamente montaba en un burro, y andaba por los pueblos, ellos querían parecerse a las otras naciones.

Y escogieron a un hombre llamado Saúl, porque era un hombre que montaba su carruaje dorado con soldados armados a su alrededor, él fue el primer rey de Israel, ellos habían puesto sus ojos en él sólo por su apariencia, pues Saúl era un hombre alto y hermoso, pero tenía su corazón marchito, era impaciente, indeciso, y cruel y por lo tanto Dios lo desecho. Entonces Dios llamo a David. Él fue su siguiente Rey, David era un hombre conforme al corazón de Dios, después llegó su hijo Salomón, y Salomón fue el hombre más sabio y más rico que jamás haya existido, el problema con Salomón era que no podía controlar sus pasiones desenfrenadas, y estas le llevaron a su perdición, tuvo 700 esposas y 300 concubinas y la Escritura dice que cuando se hizo más viejo, sus mujeres inclinaron su corazón a los dioses falsos, esto provoco una guerra civil en el país y todo esto desemboco en una inminente división, y entonces este pequeño país que Dios quería utilizar para que sea de bendición para el mundo entero se dividió, en el norte, se estableció el reino de Israel, y en el sur el reino de Judá. El reino nunca más volvió a restaurarse, en el año 722 A.C. los asirios entraron en Jerusalén y pusieron cautivos a todos los habitantes del Reino del Norte, Dios le concedió a Judá un poco más de tiempo, en general no hubo Reyes buenos, unos cuantos de los que hemos estado estudiando, hicieron lo recto delante de Dios, Asa fue el que comenzó bien, fue un gran líder, pero abandonó la carrera tempranamente.

El día de hoy vamos a considerar 3 lecciones importantes que aprendemos del Rey Josafat, Mira 2 de Crónicas capítulo 17, versos 3 al 5, “Y Jehová estuvo con Josafat, porque anduvo en los primeros caminos de David su padre, y no buscó a los baales; Sino que buscó al Dios de su padre, y anduvo en sus mandamientos, y no según las obras de Israel. Jehová por tanto confirmó el reino en su mano, y todo Judá dio a Josafat presentes; y tuvo riquezas y gloria en abundancia.” Quiero destacar esto; “Jehová por tanto confirmó el reino en su mano, y todo Judá dio a Josafat presentes; y tuvo riquezas y gloria en abundancia.” Regresaremos con esto en un momento, ahora mira el verso 6, “Y se animó su corazón en los caminos de Jehová, y quitó los lugares altos y las imágenes de Asera de en medio de Judá.” (2 Crónicas 17:6)

Roboam el primer Rey del sur estableció altares de adoración pagana en cada ciudad y después su hijo Abiam tampoco enderezo sus caminos. Entonces vino Asa y derrumbo algunos de estos altares, hizo un buen trabajo, pero muchos de ellos seguían apareciendo, y aquí es donde Josafat continúa la buena obra que había comenzado Jeroboam su padre, Josafat sabía que no podía derribar solamente los altares, sin sustituirlos por algo que agradara a Dios, no puedes decirle a la gente lo que no tiene que hacer, sin presentarles lo que pueden hacer, por lo tanto Josafat reunió funcionarios, levitas y sacerdotes, para enviarlos a todos los rincones del país, para que enseñaran la palabra de Dios. Mira el verso 9, “Y enseñaron en Judá, teniendo consigo el libro de la ley de Jehová, y recorrieron todas las ciudades de Judá enseñando al pueblo.” Josafat tenía conocimiento de la palabra de Dios. Si quieres transformar una vida debes ofrecerle la palabra de Dios, te prometo que si lees la palabra de Dios, tu vida será transformada.

Si una persona está caminando lejos de Dios, es porque no ha leído su palabra, y Josafat sabía que no podía solamente derribar aquellos ídolos, sin ofrecerle a la gente algo verdadero en que confiar, y entonces envía sacerdotes y levitas para que enseñen en cada rincón del reino, mira el versículo 10, “Y cayó el pavor de Jehová sobre todos los reinos de las tierras que estaban alrededor de Judá; y no osaron hacer guerra contra Josafat.” No hagamos la guerra contra ellos, tienen a Dios de su lado, ese Dios es Yahvé, Él cambia vidas.

Lección número uno: No hay sustituto para la palabra de Dios, debes leer su palabra todos los días, Josafat sabía que sí iba a producirse un cambio en su tierra, la gente tenía que leer la palabra de Dios. Josafat también estaba dispuesto para aplicar la palabra de Dios, esto es algo necesario ¿verdad?

La buena utilización de los recursos, esta es la segunda lección, Invierte en las cosas que son importantes para la gente, ¿recuerdas los regalos que le trajeron a Josafat? él tenía mucha riqueza y poder, pero no usó ese dinero para construir un palacio más grande, o una casa de verano como hicieron otros Reyes, mira el versículo 12 y 13 de 2 Crónicas 17, “Iba, pues, Josafat engrandeciéndose mucho; y edificó en Judá fortalezas y ciudades de aprovisionamiento. Tuvo muchas provisiones en las ciudades de Judá, y hombres de guerra muy valientes en Jerusalén.” La palabra de Dios cambia vidas, pero esto no es sólo algo para presumir, hay que invertir en cosas que son importantes para la gente. ¿No es esto lo que hacen los padres con sus hijos? invierten en cosas importantes para ellos, invertimos en cosas que proveen un beneficio espiritual para ellos, y también hacemos sacrificios para invertir en el Reino de los Cielos.

Mientras Josafat era Rey en el sur, un hombre llamado Acab se convirtió en Rey en el norte, él tenía a una mujer llamada Jezabel, esto es lo que dice 1 de Reyes sobre esta pareja; “(A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba. Él fue en gran manera abominable, caminando en pos de los ídolos, conforme a todo lo que hicieron los amorreos, a los cuales lanzó Jehová de delante de los hijos de Israel.)” (1 Reyes 21:25 y 26)

No sabemos cuál fue la razón, pero Josafat hizo una alianza con Acab. ¿puedes creer esto? El escritor de 2 Crónicas tampoco lo puede creer, mira el verso 1 del capítulo 18, “Tenía, pues, Josafat riquezas y gloria en abundancia, y contrajo parentesco con Acab.”  ¿escuchas lo que el escritor está diciendo? Josafat tenía una gran riqueza, no tenía por qué hacer esta alianza, no tenía que buscar la ayuda de Acab, pero Josafat dio a su hijo para que se casará con la hija de Jezabel, pasados unos años Josafat quería visitar a su hijo, mira el verso 2,  “Y después de algunos años descendió a Samaria para visitar a Acab; por lo que mató Acab muchas ovejas y bueyes para él, y para la gente que con él venía: y le persuadió que fuese con él contra Ramot de Galaad.” entonces Acab hizo un gran banquete para él y le propuso atacar Ramot de Galaad.

Nuevamente, Ramot de Galaad era una ciudad estratégica, por lo tanto, Acab le propuso atacar junto con Josafat a esa ciudad, mira el versículo 3, “Y dijo Acab rey de Israel a Josafat rey de Judá: ¿Quieres venir conmigo contra Ramot de Galaad? Y él respondió: Yo soy como tú; y mi pueblo como tu pueblo; iremos contigo a la guerra.”

Ahora, aunque Josafat estaba en una posición comprometedora, pues nunca debía haber hecho alianza con Acab, él todavía pensaba espiritualmente, él tiene discernimiento, y por lo tanto propone a Acab consultar a Dios, para saber si debían o no ir a la guerra, Acab estuvo de acuerdo y trajo a todos sus profetas, él había seleccionado a 400 profetas de Baal y sus dioses paganos, entonces ellos les dicen que vayan a la batalla, porque van a salir victoriosos, pues siempre le decían a Acab exactamente lo que él quería escuchar.

Josafat vio a su alrededor y dijo; estos profetas están bien, pero ¿tienes algún profeta de Yahvé? y Acab dijo; tenemos uno, pero nunca nos dice lo que queremos oír, siempre nos dice cosas malas, y no me gusta lo que él profetiza, entonces Josafat dijo; tráiganlo, vamos a escuchar al menos lo que él tiene que decir, así que fueron y trajeron a Micaías, el mensajero que fue por él le dijo; “Acab ya ha tenido noticias de 400 de sus profetas, y le dicen que va a salir victorioso, sería bueno que tú le digas lo mismo”, mira el verso 13, “Dijo Micaías: Vive Jehová, que lo que mi Dios me dijere, eso hablaré. Y vino al rey. Y el rey le dijo: Micaías, ¿iremos a pelear contra Ramot de Galaad, o me estaré quieto? El respondió: Subid, y seréis prosperados, pues serán entregados en vuestras manos.”  (2 Crónicas 18:13 y 14) Seguramente el tono de Micaías fue muy sarcástico, mira lo que le dice el Rey en el verso 15, “El rey le dijo: ¿Hasta cuántas veces te conjuraré por el nombre de Jehová que no me hables sino la verdad?”

Josafat quería saber la verdad, así que Micaías le dijo; aquí está la verdad, “Entonces Micaías dijo: He visto a todo Israel derramado por los montes como ovejas sin pastor; y dijo Jehová: Estos no tienen señor; vuélvase cada uno en paz a su casa.” Ahora, mira el verso 17, “Y el rey de Israel dijo a Josafat: ¿No te había yo dicho que no me profetizaría bien, sino mal?” Entonces Acab dijo; iremos a la guerra de todas maneras, envió a Micaías a la prisión y le dijo que cuando regrese iba a encargarse de este profeta, Micaías le dijo; no volverás. Pues bien, de todas maneras, fueron a la guerra, cuando yo leo las escrituras a veces no sé lo que estos Reyes estaban pensando. Ahora mira el verso 29, “Y dijo el rey de Israel a Josafat: Yo me disfrazaré para entrar en la batalla, pero tú vístete tus ropas reales. Y se disfrazó el rey de Israel, y entro en la batalla.”

Aquí está la lección número tres: Dios es bueno y misericordioso aun cuando estamos en el lugar en donde no deberíamos estar. Nunca estamos en un lugar en el que no podamos clamar a Dios, Él siempre está atento a nuestro clamor, Él viene con su gracia y su bondad para ayudarnos, tal vez hoy estás metido en algún gran problema, y tal vez tú mismo lo provocaste.

El enemigo te dirá que no puedes salir de ahí, que Dios no va a escucharte, pero recuerda, Satanás es un mentiroso y padre de mentiras, no importa en la situación que tú estés, Dios siempre puede ayudarte, lo vemos aquí en la historia de Josafat, y lo vemos en otros tantos lugares como en la historia del hijo pródigo. Dios siempre espera con sus brazos abiertos, aun cuando estemos en el mismo estiércol.

La manera como vives hoy será tu legado para mañana y Josafat lo sabía, esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa para conocer más sobre las verdades eternas del Rey de Reyes, manifestadas a través de estos personajes de influencia. Bendiciones

 

 

El Rey Asa

El Rey Josafat