in

Señales que preceden a la segunda venida del Señor Jesucristo

Es motivo de mucho gozo para mí saludarle y darle la bienvenida al estudio bíblico de hoy. Seguimos estudiando el Evangelio según Mateo, en la serie titulada: Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores. En instantes más, David Logacho nos hablará acerca de las señales que preceden a la segunda venida del Señor Jesucristo.

Saludos amable oyente y muchas gracias por su sintonía. En nuestro último estudio bíblico, los discípulos del Señor Jesús le hicieron tres preguntas demasiadamente importantes. La primera: ¿Cuándo ocurrirá la destrucción del templo de Jerusalén? La segunda: ¿Qué señales habrá antes de la venida del Señor Jesucristo? La tercera: ¿Qué señales habrá antes del fin de la época que antecede al establecimiento del reinado glorioso del Señor Jesús en la tierra? Vimos que la respuesta a la primera pregunta aparece en Lucas 21:20-24. La respuesta a la segunda pregunta aparece en Mateo 24:29 hasta el final del capítulo 25 de Mateo. La respuesta a la tercera pregunta aparece en Mateo 24:4 a 28. De modo que para nuestro estudio bíblico de hoy, debemos tener siempre en mente que el Señor Jesús está respondiendo a sus discípulos la pregunta: ¿Qué señales habrá del fin del siglo? Es decir, de la época que precede a la venida de Cristo. Cuando hablamos de la venida del Señor Jesucristo, nos estamos refiriendo a su venida física a la tierra, o a lo que también se llama la segunda venida del Señor Jesucristo. No nos estamos refiriendo al rapto de la iglesia. La palabra venida, en la pregunta que los discípulos hicieron al Señor Jesús, es la traducción de la palabra griega “parousias” que significa: presencia física, advenimiento. A estas alturas de los eventos, los discípulos del Señor Jesús, no tenían todavía noción de la iglesia, aunque el Señor Jesús ya hizo referencia a ella. Hecha esta aclaración, si tiene una Biblia a la mano, ábrala en Mateo 24 a partir del versículo 4. Lo que encontramos aquí es una descripción de los siete años de tribulación, período que precede al advenimiento glorioso del Señor Jesucristo a la tierra. Los versículos 4 a 14 describen los eventos que tendrán lugar durante la primera mitad de este período de siete años. Los versículos 15 a 28 describen los eventos que tendrán lugar durante la segunda mita de este período de siete años, conocido como la Gran Tribulación, al final del cual tendrá lugar la venida del Señor Jesucristo. Este será un tiempo terrible, conocido como el tiempo de angustia para Jacob, en alusión a lo que dice Jeremías 30:7 donde leemos: ¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado.
Así que, veamos los eventos que tendrán lugar durante la primera mitad de ese período de siete años, conocido como tribulación. Lo primero que notamos es que habrá un brote inusitado de falsos Cristos o falsos Mesías. Leo en Mateo 24:4-5. La Biblia dice: Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.
Es una advertencia que el Señor Jesús está haciendo. Usa el tiempo futuro porque era futuro para sus discípulos y futuro también para nosotros. El engaño va a estar de moda en la primera mitad de la tribulación. No serán pocos sino muchos que aparecerán en el mundo dándose de Cristos y diciendo: Yo soy el Cristo. Lamentablemente muchos caerán en este engaño. Por supuesto que desde que el Señor Jesucristo ascendió a la gloria de su Padre, de tanto en tanto surgen personajes que se dan de Cristos y logran engañar a algunos ingenuos seguidores, pero lo pasado no tendrá ni punto de comparación con lo que se viene en el futuro, durante la primera mitad de la tribulación. Según un informe desde la India, allí se levantó uno que según él, el instante que los primeros astronautas pusieron sus pies sobre la luna, el Señor Jesucristo vino a él y desde ese momento él es el Cristo. Este personaje exhorta a sus seguidores a confiar en él porque solo en él hay seguridad. Cuando este hecho se hizo público, vino a él mucha gente de Europa y Estados Unidos para homenajearlo con guirnaldas. ¿Qué le parece? Siempre habrá ingenuos que se traguen piedras de molino como estas. Pero en la primera mitad de la tribulación entre los muchos falsos Cristos que surgirán, se levantará un personaje siniestro, con poder maligno, quien engañará a una enorme cantidad de gente, tanto judíos como gentiles. Se trata del Anticristo, quien aparece como el jinete que cabalga sobre el caballo blanco en Apocalipsis 6:1-2. Este personaje comenzará su carrera de engaño dándose de pacificador y firmando un pacto con Israel para otorgar protección de sus enemigos. Tristemente, Israel le recibirá con los brazos abiertos. Qué lamentable, Israel rechazó al verdadero Cristo en la persona del Señor Jesús, pero al inicio de la tribulación se arrojará sin problemas en los brazos del Anticristo. Otro de los eventos durante la primera mitad de la tribulación es el estado de conmoción generalizada, la paz será muy frágil. Leo en Mateo 24:6 hasta la primera parte del versículo 7. La Biblia dice: Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
A pesar de los esfuerzos pacificadores en el mundo durante la primera mitad de la tribulación, la paz será muy esquiva. El Señor Jesús dijo que la guerra será palabra común en ese tiempo. Se sabrá de guerras que ya están dándose y guerras que están por darse. Todo esto es necesario que acontezca, pero todavía no será el momento para la segunda venida del Señor Jesucristo. Aún no es el fin. Las naciones se trabarán en guerra entre ellas y los reinos harán lo mismo. Igual como ya dijimos, siempre ha habido guerras y rumores de guerras en el mundo. Ha sido el resultado del pecado en el mundo, pero lo pasado no tiene ni punto de comparación con lo que vendrá en el futuro. Todo lo dicho por el Señor Jesús en cuanto a las guerras concuerda con lo que ocasionará el jinete que monta el caballo bermejo, según Apocalipsis 6:3-4. Este jinete tiene poder para quitar de la tierra la paz y para que se maten unos a otros en la tierra. Otro de los eventos durante la primera mitad de la tribulación es la hambruna y la muerte. La segunda parte de Mateo 34:7 y el versículo 8 dice: y habrá pestes y hambres y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. La guerra normalmente ocasiona enfermedades y hambre. Todo esto resulta en muerte. Interesante que Apocalipsis 6:5-6 nos habla de un jinete que monta un caballo negro. Este jinete tiene una balanza en la mano. Esto significa el racionamiento de alimentos que habrá durante la primera mitad de la tribulación. También Apocalipsis 6:7-8 nos presenta a otro jinete que monta un caballo amarillo. El jinete tiene por nombre Muerte y el Hades le seguía. Este jinete recibió potestad para acabar con la vida de la cuarta parte de la tierra. Si esto aconteciera en estos momentos, estaríamos hablando que morirían nada más y nada menos que mil quinientos millones de personas en el mundo. Lo que producirá tanta mortandad son las guerras, la enfermedad, el hambre, los animales salvajes, y los terremotos. Hablando de terremotos, por ejemplo, es conocido el incremento constante de terremotos a escala mundial. El globo terrestre se está preparando para lo que acontecerá durante la primera mitad de la tribulación. El Señor Jesucristo fue muy claro al indicar que todo esto no es sino sólo principio de dolores. Si así es el principio, imagine lo que será lo que viene a continuación. Otro de los eventos que tendrán lugar durante la primera mitad de la tribulación es la persecución. Leo en Mateo 24:9. La Biblia dice: Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
Durante la tribulación se predicará el Evangelio. Los mensajeros serán 144.000 judíos especialmente escogidos para este propósito. El fruto de este grandioso esfuerzo evangelístico a escala mundial será asombroso. El apóstol Juan vio en visión a una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas. La vida para estos creyentes durante la tribulación será muy difícil. El Señor Jesús profetizó que los creyentes serán entregados a tribulación. Muchos sufrirán el martirio, otros serán objeto de odio despiadado por parte de la gente de todo el mundo, por causa del nombre del Señor Jesucristo. Nuevamente aquí, aún desde antes de que nazca la iglesia de Cristo, ha habido persecución en contra de los discípulos de Cristo. En algunas épocas y en algunas partes del mundo, la persecución ha sido terrible. Todos los apóstoles, tal vez con la excepción de Juan, murieron martirizados. Hoy en día existen lugares en este mundo, en pleno siglo 21 en los cuales confesar el nombre del Señor Jesucristo es suficiente motivo como para ser condenado a muerte, pero la persecución pasada y presente contra los seguidores del Señor Jesucristo, es nada en comparación de la persecución que sufrirán los que reciban al Señor Jesucristo durante la tribulación. Yo sé que todo lo que hemos dicho es como para sentarse a llorar, pero, ¿sabe una cosa amable oyente? Yo no voy a estar allí para mirarlo con mis propios ojos, ni tampoco Usted, si ya ha recibido al Señor Jesús como su personal Salvador. La Biblia provee información para saber que la iglesia de Cristo será arrebatada antes de que se inicie la tribulación. Es una obra de gracia de nuestro buen Dios. Si no desea sufrir en carne propia los horrores de la tribulación, hoy mismo tome la decisión de recibir al Señor Jesús como su único y suficiente Salvador.

Último de los cinco grandes discursos del Señor Jesús

Eventos más que tendrán lugar durante la primera mitad de la tribulación