in

Libro de Mateo

Hola mi amiga, mi amigo. La Biblia Dice… le extiende una muy cordial bienvenida a nuestro estudio bíblico. Este es un día muy especial para La Biblia Dice…, porque a partir de hoy comenzamos a estudiar un hermoso libro del Nuevo Testamento. Me refiero al Evangelio según Mateo. En esta oportunidad, David Logacho va a hacer una introducción al libro de Mateo.

I. Saludo y agradecimiento

II. Como es nuestra costumbre, antes de emprender el estudio de cualquier libro de la Biblia es necesario dedicar algo de tiempo a examinar cosas importantes como el autor humano, la fecha de escritura, y el propósito general del libro. Esto justamente es lo que me gustaría hacer con relación al libro que a partir de hoy comenzaremos a estudiar. Hablo del libro de Mateo.

III. En cuanto a la autoría, al igual que todos los libros de la Biblia, el autor divino del libro de Mateo es Dios. El autor humano es un judío llamado Mateo, nombre que significa: Regalo de Dios. Si está buscando nombre para un hijo, considere el nombre Mateo, porque significa algo hermoso: Regalo de Dios. Pero Mateo tenía también otro nombre. Se llamaba Leví. Antes de conocer personalmente a Jesús, Mateo, a pesar de ser judío, servía al imperio romano por medio de ser un recaudador de impuestos para el imperio romano. Esto era muy mal visto por sus paisanos judíos. Digámoslo claramente, Mateo era considerado como un traidor a la patria. Los judíos habían acuñado un nombre para las personas como Mateo, lo llamaban publicanos. Pero a pesar de eso, cierto día Jesús vio a Mateo sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Sin pensarlo dos veces, Mateo dejó todo, se levantó y a partir de ese momento siguió a Jesús. Esto habla bien de Jesús y también de Mateo. Jesús no hace acepción de personas y Mateo no titubeó ante el llamado de Jesús. Una vez que Mateo dejó todo y siguió a Jesús, llegó a ser apóstol de Jesús. La tradición dice que predicó en Palestina durante una docena de años después de la muerte y resurrección de Cristo, después fue a otras tierras y finalmente murió atravesado por una espada en una desconocida ciudad de Etiopía. Si un hombre amó tanto a Jesús que dio su vida por él, vale la pena poner atención a lo que ha escrito.

IV. En cuanto a la fecha de escritura del libro de Mateo, por el hecho que en el libro se menciona que en el futuro va a ser destruido el templo de Jerusalén, lo cual efectivamente aconteció en el año 70 DC, se deduce que Mateo debe haber sido escrito antes del año 70 DC. ¿Qué tanto antes? No se puede precisar. Algunos inclusive lo han ubicado tan temprano como alrededor del año 50 AC.

V. En cuanto al propósito del libro de Mateo, permítame señalar que Mateo tiene un inconfundible sabor judaico. Esto se nota desde el mismo inicio del libro. La genealogía de Jesús en el libro de Mateo retrocede solamente hasta Abraham, mientras que, en Lucas, donde se muestra a Jesús como el Redentor de la humanidad, la genealogía retrocede hasta el primer ser humano en la tierra, es decir, Adán. El propósito de Mateo se circunscribe a demostrar que Jesús, es el Cristo, el Rey y Mesías de Israel. En Mateo aparecen como 60 citas del Antiguo Testamento, todas ellas con un solo propósito, demostrar que en Jesús se cumplieron esas profecías en su totalidad, lo que lleva a la conclusión inevitable que Jesús es el Cristo, el Rey y Mesías de Israel. Al examinar el libro de Mateo con detenimiento se hará muy notorio que Mateo se está dirigiendo a una comunidad formada mayormente de judíos. Por ejemplo, Mateo normalmente menciona costumbres judías sin explicación previa, asumiendo que sus lectores ya saben de lo que está hablando, en contraste con los otros evangelios que cuando citan alguna costumbre propia de los judíos primero lo explican. Otro ejemplo, es que con bastante frecuencia, Mateo se refiere a Jesús con el título de Hijo de David, un título que evoca fuertes sentimientos entre los judíos en cuanto a su Mesías. Así por el estilo, los temas más importantes del libro de Mateo se sustentan en el Antiguo Testamento y arrojan luz sobre las esperanzas mesiánicas de Israel. Por cuanto Mateo se ocupa de demostrar que Jesús es el Mesías, el Rey de os judíos, en su libro se manejan de una forma magistral las promesas del Antiguo Testamento sobre el establecimiento del reino mesiánico. Esta es la razón por la cual Mateo hace amplia referencia al reino de los cielos en su libro. La genealogía con la que se abre el libro de Mateo tiene el propósito de documentar las credenciales de Jesús como Rey de Israel. El resto del libro completa este asunto. Mateo registra cinco discursos principales de Jesús. A saber, el Sermón del monte, entre los capítulos 5 a 7, la comisión de los apóstoles, en el capítulo 10, las parábolas del reino, capítulo 13, el discurso sobre la necesidad de ser como un niño, en el capítulo 18 y el discurso sobre su segunda venida, en los capítulos 24 y 25. Así que la estructura del libro de Mateo es muy sencilla. Tiene una extensa sección de apertura, que comprende los capítulos 1 a 4 y una corta conclusión, capítulo 28:16-20. Dentro de esto tenemos cinco secciones, en cada una de las cuales tenemos un discurso central y las implicaciones que parten de este discurso. En esencia entonces, Mateo retrata al Señor Jesucristo como un Rey victorioso que está por venir muy pronto, con poder y gran gloria como aparece en Mateo 24:30. El libro de Mateo no pretende ser una narración completa de la vida de Jesús. Comienza con su genealogía y sus años de niñez, luego salta al comienzo de su ministerio público cuando tenía como treinta años. Guiado por el Espíritu Santo, Mateo selecciona aspectos de la vida y ministerio del Salvador que apuntan a que él es el Ungido, porque esto es lo que significa la palabra Cristo y Mesías. El libro de Mateo progresa hacia el clímax: el juicio, la muerte, la sepultura, la resurrección y la ascensión del Señor Jesús. En este clímax se sustenta la salvación del hombre.

VI. Confío en el Señor, que esta breve introducción al libro de Mateo despierte en usted un profundo deseo por conocer más a fondo el contenido de este fascinante libro. Le recomiendo que lo haga en oración, confiando en el poder del Espíritu Santo para comprender lo que el autor está diciendo, y con una actitud de someterse a lo que Jesús demanda de sus seguidores. La recompensa será inestimable porque conocerá más a fondo a Aquel que dio su vida por usted. Permítame orar por usted.

Libro de Daniel

Genealogía