in

Eventos más que tendrán lugar durante la primera mitad de la tribulación

Cordiales saludos amable oyente. Soy David Araya dándole la bienvenida al estudio bíblico de hoy. Estamos estudiando el Evangelio según Mateo, en la serie titulada: Jesucristo, Rey de reyes y Señor de señores. Luego de la pausa musical, estará junto a nosotros David Logacho para mostrarnos algunos eventos más que tendrán lugar durante la primera mitad de la tribulación.

Qué bendición es para mí, saber que usted me está escuchando amable oyente. Estamos estudiando el Evangelio según Mateo y hemos llegado a la parte escatológica del libro, en la cual el Señor Jesús nos proporcionas preciosa información alusiva a las cosas que van a suceder en el futuro. En lo que estamos estudiando, el Señor Jesús esta respondiendo a una pregunta que realizaron sus discípulos: ¿Qué señal habrá del fin del siglo? O dicho de otras palabras: ¿Cómo será la época que antecede a la venida de Cristo? La respuesta del Señor Jesús aparece en Mateo 24:4-28. Este pasaje bíblico trata de lo que se conoce como la tribulación. Es un período de siete años en los cuales Dios derramará su ira sobre este mundo. Entre los versículos 4 a 14 encontramos los eventos que caracterizan la primera mitad de esa época, o de la tribulación. Los versículos 15 a 28 nos muestra los eventos que caracterizan la segunda mitad de esa época o de la tribulación. Este último período de tres años y medio se conoce como la gran tribulación. Ya hemos visto que en la primera mitad de los siete años de tribulación habrá el surgimiento de falsos Cristos, la presencia de guerras, la presencia de enfermedades, hambre y muerte y la presencia de persecución. Hoy vamos a continuar mirando que otros eventos acontecerán durante la primera mitad de la tribulación. Habrá también una crisis en las relaciones personales. Note lo que dice Mateo 24:10. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
Las relaciones personales sufrirán grandemente durante la primera mitad de la tribulación a causa del nombre de Cristo. Nadie confiará en nadie. Quien está al lado puede ser un enemigo. Aún en los hogares, los esposos estarán dispuestos a traicionar a sus esposas entregándolas al enemigo, las esposas estarán dispuestas a traicionar a sus esposos entregándolos a sus enemigos. Los padres se pondrán en contra de los hijos, los hijos se pondrán en contra de los padres, los amigos se pondrán en contra unos de otros y todo será un caos. El Señor Jesús lo puso claramente cuando dijo: Muchos tropezarán entonces y se entregarán unos a otros y unos a otros se aborrecerán. Hoy en día sabemos que existen problemas en las relaciones entre personas a causa del nombre de Cristo, entre miembros de una misma familia, entre amigos, y en cualquier otro ambiente donde haya más de una persona, pero esos problemas que vemos en la actualidad no son nada en comparación de lo que serán las relaciones personales durante la primera mitad de la tribulación. Otro evento que caracterizará a la primera mitad de la tribulación es la presencia de falsos profetas. Leo en Mateo 24:11. La Biblia dice: Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;
Israel siempre ha sido acosada por falsos profetas. La iglesia de Cristo también ha sido acosada por falsos profetas. Pero todo esto es nada en comparación de lo que sucederá durante la primera mitad de la tribulación. Durante este tiempo se levantarán muchos falsos profetas y engañarán a muchos. Uno de esos falsos profetas es un personaje conocido justamente como el falso profeta, quien con poder satánico realizará todo tipo de obras milagrosas para engañar a la gente de modo que apoyen al Anticristo. No todos los milagros provienen de Dios, amable oyente. El diablo también puede hacer milagros. No atribuya a Dios todo lo sobrenatural. Justamente el falso profeta que se levantará durante la primera mitad de la tribulación, será experto en hacer obras sobrenaturales, pero no por el poder de Dios sino por el poder de Satanás. Cuidado amable oyente con dejarse engañar por los milagros reales o ficticios que mucha gente anda haciendo hoy en día para engañar. No se guíe por los milagros que la gente dice que hace sino por lo que Dios ha dicho en su palabra, la Biblia. Otro evento que caracterizará a la primera mitad de los siete años de tribulación es el aumento de la maldad y el enfriamiento del amor. Voy a leer Mateo 24:12. La Biblia dice: y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
Parecería que los falsos profetas que se levantarán en cantidades durante la primera mitad de la tribulación, fomentarán la maldad en el mundo. Así ha sido siempre. La falsa doctrina impulsada por los falsos profetas, siempre resulta en mala conducta. Hoy en día la maldad ha llegado a niveles sin precedentes. A medida que pasa el tiempo aumenta la maldad en el mundo, pero el mundo todavía no ha sido testigo de la maldad que está por venir durante la primera mitad de la tribulación. Esa maldad reinante contribuirá para que el amor de muchos se enfríe. Esto podría significar muchas cosas, pero tal vez está hablando de los falsos creyentes quienes afirmarán que aman al Señor Jesús y a los demás, pero se dejarán arrastrar por esa corriente poderosa de maldad y permitirán que su amor se enfríe. Por eso es que Jesús contrastó a estos falsos creyentes quienes permiten que su amor se enfríe, con los verdaderos creyentes que se caracterizan por perseverar en el amor al Señor Jesucristo y a los demás. Note lo que dice Mateo 24:13. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
Este versículo ha sido fuente de mucha confusión para muchos, cuando sacándolo de su contexto han pretendido encontrar asidero para demostrar la doctrina de la pérdida de la salvación. Pero para comenzar, este texto no está hablando de creyentes en el tiempo en que estamos viviendo, los que pertenecemos a la iglesia de Cristo. Recuerde que los creyentes que pertenecemos a la iglesia de Cristo seremos arrebatados justo antes de que comience la tribulación. Este texto está hablando de personas que llegaron a ser creyentes una vez que comenzó la tribulación. De modo que no se lo puede aplicar a los creyentes de hoy en día. Por otro lado, la salvación en la Biblia, jamás ha sido consecuencia de perseverar en la fe hasta el fin. La salvación en la Biblia siempre ha sido un regalo de la gracia de Dios, el cual se recibe por fe en la persona y obra del Señor Jesucristo quien murió en la cruz del calvario y resucitó de entre los muertos. El texto tampoco está diciendo que los creyentes en la tribulación que perseveren hasta en fin en la fe van a escapar de la muerte física. Ya hemos señalado que muchos creyentes van a ser martirizados durante la primera mitad de la tribulación. Lo que el texto está estableciendo es simplemente que aquellos creyentes en la tribulación que por el hecho de ser genuinos creyentes se mantienen firmes en su fe y que queden vivos hasta que venga el Señor Jesucristo, serán salvos de todas las calamidades que tendrán que padecer los creyentes durante la tribulación. Serán justamente estos creyentes quienes tendrán el privilegio de entrar al reino milenial como súbditos de ese reino. Una característica de los genuinos creyentes es justamente la permanencia en la fe a pesar de cualquier dificultad que puedan enfrentar. El último evento que caracteriza a la primera mitad de la tribulación es la predicación del evangelio del reino. Permítame leer Mateo 24:14. La Biblia dice: Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
Durante la primera mitad de la tribulación habrá un poderoso esfuerzo evangelístico en el mundo. Los mensajeros serán los 144.000 judíos escogidos durante la tribulación. El mensaje que predicarán es el evangelio del reino. Todas las naciones recibirán este testimonio, de modo que nadie podrá afirmar que no ha tenido la oportunidad de hallar la salvación durante la tribulación. Cuando todas las naciones hayan oído el evangelio del reino, entonces vendrá el fin, es decir el fin del siglo, o el fin de la época que antecede al establecimiento del glorioso reino mesiánico del Señor Jesús. El texto que acabé de leer también se ha prestado para malas interpretaciones, cuando se lo ha aplicado al tiempo presente, al tiempo cuando la iglesia está todavía en el mundo. Se ha dicho que el Señor Jesús no vendrá a arrebatar a su iglesia hasta que todo pueblo y nación haya oído el evangelio de la gracia de Dios. Pero no es así, el Señor Jesús puede venir en cualquier momento a arrebatar a su iglesia. El texto en Mateo 24:14 se refiere al tiempo de la tribulación. Es para ese tiempo. Lo que significa es que el final del mismo no ocurrirá sino cuando se haya predicado el evangelio del reino, no el evangelio de la gracia a todas las naciones del mundo. Existe una diferencia entre el evangelio de la gracia y el evangelio del reino. El evangelio de la gracia es el mensaje que predicamos hoy en día, son las buenas nuevas de salvación a todo pecador que deposita su fe en la persona y obra del Señor Jesucristo. El evangelio del reino son las buenas nuevas de que el Señor Jesús está por venir a establecer su reino en la tierra, y que todos los que le reciben por fe durante la tribulación disfrutará de las bendiciones de su reino milenial. A propósito: ¿Ha recibido ya por la fe al Señor Jesucristo como su personal Salvador? Si no lo ha hecho, no sabe de lo que se está perdiendo y tampoco sabe a lo que se está exponiendo. No corra riesgos, hoy mismo tome esta decisión importante.

Señales que preceden a la segunda venida del Señor Jesucristo

Características de la segunda mitad de la tribulación