in

Aparición del Señor Jesucristo

Cordiales saludos amable oyente. Bienvenida, bienvenido al estudio bíblico de hoy. Estamos estudiando el libro de Daniel. En nuestro último estudio bíblico, comenzamos a estudiar la caída final del Anticristo. Esto va a acontecer al final de la tribulación. En aquel tiempo el mundo va estar dividido en cuatro bloques de naciones. El bloque del norte, o reino del norte, tiene como cabeza a Rusia. El bloque del sur, o reino del sur, tiene como cabeza a Egipto. En aquel tiempo, el bloque del norte hará alianza con el bloque del sur para atacar al rey que hace su voluntad y se ensoberbece, es decir al Anticristo, quien es en sí mismo el líder de otro bloque de naciones. Veamos cuál es ese bloque.

Ya hemos identificado al bloque del norte durante el final de la tribulación, también al bloque del sur. Hoy nos corresponde identificar al bloque de oriente. El bloque de oriente comprende los países asiáticos. En Apocalipsis 16:12 se ve que se secará el río Eufrates para facilitar las operaciones militares del ejército de Oriente. Esto es lo que leemos en este texto: El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates;  y el agua de éste se secó,  para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente.
Finalmente tenemos el bloque de occidente. Se trata de un bloque de naciones occidentales lideradas por el Anticristo. Estas naciones occidentales constituirán las que en el pasado formaban el antiguo imperio romano. De modo que habrá una especie de reorganización o reestructuración de estados occidentales similar a lo que alguna vez fue el imperio romano. Muy bien, con esto en mente leamos ese texto que lo leímos ya en nuestro estudio bíblico anterior para mirar los movimientos militares que desembocan en la caída del Anticristo. Daniel 11:40 dice Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él;  y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad,  con carros y gente de a caballo,  y muchas naves;  y entrará por las tierras,  e inundará,  y pasará.
Se trata de una guerra, una guerra que es parte de una campaña militar sangrienta y extensa al final de la tribulación, conocida como la batalla de Armagedón. En la guerra que estamos estudiando, la alianza del bloque del norte y bloque del sur reunirá a muchos soldados y muchas armas. Será como una tempestad sobre el Anticristo, con carros de guerra, una caballería y una fuerza naval. El Anticristo reaccionará furiosamente y en su defensa entrará al territorio de Israel y lo tomará como lo haría una inundación y pasará de largo persiguiendo al enemigo hacia el sur. Note lo que dice Daniel 11:41-43. Entrará a la tierra gloriosa,  y muchas provincias caerán;  mas éstas escaparán de su mano:  Edom y Moab,  y la mayoría de los hijos de Amón.
Dan 11:42  Extenderá su mano contra las tierras,  y no escapará el país de Egipto.
Dan 11:43  Y se apoderará de los tesoros de oro y plata,  y de todas las cosas preciosas de Egipto;  y los de Libia y de Etiopía le seguirán.
En la persecución a sus enemigos, el Anticristo entrará al territorio de Israel, la tierra gloriosa. Muchas regiones, o provincias, caerán en mano del Anticristo, pero las provincias de Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón, no caerán en manos del Anticristo. Estas regiones estarán habitadas por enemigos acérrimos de Israel desde tiempos remotos y es natural que manifiesten apoyo al Anticristo para afligir a Israel. El ímpetu del Anticristo le llevará hasta el territorio de Egipto, donde se apoderará de tesoros valiosos de oro, plata y de todas las cosas preciosas de Egipto. Igual suerte correrá el territorio de Libia y Etiopía, naciones del bloque del sur. Pero mientras el Anticristo y su ejército estén tomando despojos del bloque del sur, le llegarán noticias preocupantes. Daniel 11:44 dice: Pero noticias del oriente y del norte lo atemorizarán,  y saldrá con gran ira para destruir y matar a muchos.
Estando en Egipto, el Anticristo y sus ejércitos llegarán a saber que el bloque del norte, está marchando hacia el sur, para atacar al Anticristo. De la misma forma, el Anticristo llegará a saber que el bloque de oriente está marchando hacia territorio de Israel por el lecho seco del río Eufrates para trabarse en combate contra el Anticristo. Secar el río Eufrates será el resultado del juicio de la sexta copa durante la tribulación. Note lo que dice Apocalipsis 16:12-16 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates;  y el agua de éste se secó,  para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente.
Rev 16:13  Y vi salir de la boca del dragón,  y de la boca de la bestia,  y de la boca del falso profeta,  tres espíritus inmundos a manera de ranas;
Rev 16:14  pues son espíritus de demonios,  que hacen señales,  y van a los reyes de la tierra en todo el mundo,  para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.
Rev 16:15  He aquí,  yo vengo como ladrón.  Bienaventurado el que vela,  y guarda sus ropas,  para que no ande desnudo,  y vean su vergüenza.
Rev 16:16  Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón.
Detrás de todo el movimiento militar en aquel tiempo estará Satanás. Será él quien incite por medio de sus demonios a los reyes de la tierra para reunirnos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. El campo de batalla será un amplio valle que en hebreo se llama Armagedón, palabra que significa Monte Meguido, ubicado unos 96 Km. al norte de Jerusalén. Este fue el lugar donde Barac obtuvo la victoria sobre los Cananeos, así como Gedeón sobre los madianitas. Napoleón Bonaparte dijo que este valle era el campo de batalla más grande que había visto en su vida, pero la batalla de Armagedón no estará limitada a las planicies de Meguido, sino que abarcará todo el territorio de Israel. De modo que, para contrarrestar el avance del bloque del norte y del bloque oriental, el Anticristo marchará hacia territorio de Israel. El inusitado giro de la guerra enfurecerá al Anticristo y saldrá de Egipto con el firme propósito de destruir y matar a muchos. Desde el sur, avanzará a través de Israel y plantará las tiendas de su palacio entre los mares y el monte glorioso y santo. Esto significa que el Anticristo establecerá su cuartel general entre el mar Mediterráneo y el Mar muerto, cerca de la ciudad de Jerusalén, el monte glorioso y santo. Este lugar no es otro sino Armagedón, el monte Meguido. La destrucción que el Anticristo causará en Israel será terrible. De esto hablan pasajes como Zacarías 14:1-3 donde dice: He aquí,  el día de Jehová viene,  y en medio de ti serán repartidos tus despojos.
Zec 14:2  Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén;  y la ciudad será tomada,  y serán saqueadas las casas,  y violadas las mujeres;  y la mitad de la ciudad irá en cautiverio,  mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad.
Zec 14:3  Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones,  como peleó en el día de la batalla.
Estas serán las condiciones cuando se cumplirá la profecía de la caída del Anticristo. La profecía en Daniel, hablando del Anticristo dice: mas llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude. Lo que causará la ruina del Anticristo, sus ejércitos y todos los ejércitos congregados en el monte de Meguido, es la segunda venida del Señor Jesucristo. Ponga atención al relato de este episodio en el libro de Apocalipsis 19:11-21 Entonces vi el cielo abierto;  y he aquí un caballo blanco,  y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero,  y con justicia juzga y pelea.
Rev 19:12  Sus ojos eran como llama de fuego,  y había en su cabeza muchas diademas;  y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
Rev 19:13  Estaba vestido de una ropa teñida en sangre;  y su nombre es:  EL VERBO DE DIOS.
Rev 19:14  Y los ejércitos celestiales,  vestidos de lino finísimo,  blanco y limpio,  le seguían en caballos blancos.
Rev 19:15  De su boca sale una espada aguda,  para herir con ella a las naciones,  y él las regirá con vara de hierro;  y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.
Rev 19:16  Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre:  REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
Rev 19:17  Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol,  y clamó a gran voz,  diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo:  Venid,  y congregaos a la gran cena de Dios,
Rev 19:18  para que comáis carnes de reyes y de capitanes,  y carnes de fuertes,  carnes de caballos y de sus jinetes,  y carnes de todos,  libres y esclavos,  pequeños y grandes.
Rev 19:19  Y vi a la bestia,  a los reyes de la tierra y a sus ejércitos,  reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo,  y contra su ejército.
Rev 19:20  Y la bestia fue apresada,  y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia,  y habían adorado su imagen.  Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.
Rev 19:21  Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo,  y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.
El Anticristo y el falso profeta y todos los que aliaron a ellos terminarán recibiendo castigo eterno en el lago de fuego que arde con azufre. Este es el trágico final del Anticristo. Es el justo castigo por su obstinada oposición a Dios y su odio al pueblo de Israel. En nuestro próximo estudio bíblico vamos a mirar lo que resta del mensaje profético que recibió Daniel por medio del mensajero de Dios. Espero su compañía.

Caída final del Anticristo

Pueblo de Israel