in

Jesucristo como superior a los ángeles

Damos gracias a Dios por la oportunidad de compartir este tiempo con usted. La Biblia Dice… le da la bienvenida al estudio bíblico de hoy. Estamos estudiando el libro de Hebreos, en la serie titulada: La preeminencia de Jesucristo. En instantes más, David Logacho nos acompañará para guiarnos en el estudio de la porción bíblica en la cual se presenta a Jesucristo como superior a los ángeles.

Jesucristo es sobre todo y sobre todos. Esto es lo que significa la preeminencia de Jesucristo. Este es el gran tema del libro de Hebreos. En nuestro último estudio bíblico, el autor del libro de Hebreos comparó a Jesucristo con los profetas. Analizando la comisión y el carácter de Jesucristo como profeta, llegamos a la conclusión que Jesucristo es infinitamente superior a cualquier profeta que se haya levantado en el pueblo de Israel. Con la venida de Jesucristo se completó la revelación de Dios al hombre. Su mensaje fue perfecto y final. Hoy en día ya no hace falta más revelaciones para poder conocer a Dios. Jesucristo nos dio a conocer a su Padre en forma veraz y completa. Cuando la mujer samaritana tuvo su encuentro con Jesús junto al pozo de Jacob, dijo estas palabras, según Juan 4:25 “Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas.” La mujer samaritana esperaba que venga el Mesías para revelar todas las cosas. Cuán maravillada debe haber quedado esta mujer cuando escuchó la voz de Jesucristo diciendo lo que aparece a continuación en Juan 4:26 “Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo” Esto significó para aquella mujer que había llegado el momento de conocer todas las cosas sobre Dios. Así es amigo oyente, el Mesías ya vino, su nombre es Jesús de Nazaret, y por tanto él declaró absolutamente todo lo que usted y yo necesitamos saber sobre Dios. Es por este motivo que Jesucristo podía afirmar cosas como las que aparecen en Juan 14:9 donde dice: “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: muéstranos al Padre?” Prosiguiendo con el desarrollo de su tema, el autor del libro de Hebreos va a comparar a Jesucristo con los ángeles. Veamos pues de qué manera lo hace. Abramos nuestras Biblias en el libro de Hebreos capítulo 1. Con la ayuda del Señor mediante su Santo Espíritu estudiaremos los versículos del 4 al 14. Sin andar por las ramas, el autor del libro de Hebreos declara el propósito de este pasaje bíblico, en la primera frase del versículo 4. “Hecho tanto superior a los ángeles” Después en lo que resta del pasaje bíblico encontramos cinco razones que explican por qué Jesucristo es tan superior a los ángeles. Antes de proseguir, hagamos una pausa para la reflexión. ¿Por qué el autor del libro de Hebreos compara a Jesucristo con los ángeles? La respuesta se sustenta en el tema general del libro de Hebreos. En el libro de Hebreos se habla de la superioridad del nuevo Pacto sobre el antiguo Pacto. Si el nuevo Pacto es mejor que el antiguo Pacto, entonces todos los elementos del nuevo Pacto tienen que ser mejores que los correspondientes elementos del antiguo Pacto. Entre esos elementos está el asunto de la mediación del Pacto. El antiguo Pacto tenía como mediadores a los ángeles. Hechos 7:53 dice así: “vosotros que recibisteis la ley por disposición de ángeles, y no la guardasteis” El nuevo Pacto tiene como mediador a una sola persona, esa persona es Jesucristo. Si el nuevo Pacto es superior al antiguo Pacto, entonces más vale que Jesucristo sea superior a los ángeles y esto es lo que justamente va a demostrar el autor del libro de Hebreos. Antes de mirar las razones que conducen a la conclusión que Jesucristo es superior a los ángeles, permítame explicar algo que quizá alguna vez lo escuchó y por algún momento le preocupó. Me refiero a la blasfema negación de la deidad de Jesucristo. Los enemigos de Jesucristo, invariablemente toman la cita de Hebreos 4:1 para razonar, erróneamente, por supuesto, y decir: Allí está, Jesucristo fue hecho, superior a los ángeles, por tanto, no puede ser Dios sino creación de Dios. Es decir que mal interpretan la frase que dice: Hecho superior a los ángeles, y lo entienden en el sentido que Jesucristo fue creado superior a los ángeles. Pero el texto no está de ninguna manera diciendo que Jesucristo fue creado superior a los ángeles. El texto está diciendo que Jesucristo fue hecho superior a los ángeles. No se está usando el verbo griego “ktizo” que significa crear, sino el verbo griego “ginomai” que significa llegar a ser. Cristo ha sido y siempre será Dios, pero al encarnarse o al hacerse hombre fue hecho, o llegó a ser “un poco menor que los ángeles” según Hebreos 2:7 y por su sumisión hasta la muerte fue exaltado y fue hecho o llegó a ser superior a los ángeles según Hebreos 1:4. De manera que no se deje engañar amable oyente. Jesucristo es Dios, siempre lo ha sido y negar esta vedad solamente trae condenación sobre los que así piensan. ¿Qué razones tiene el autor de Hebreos para afirmar que Jesucristo es hecho tanto superior a los ángeles? Pues son cinco, todas ellas tomadas del Antiguo Testamento; para hacer notar al judío que su propio libro sagrado afirma la superioridad de Jesucristo sobre los ángeles. La primera razón es porque Jesucristo tiene un excelente nombre. Hebreos 1:4-5 dice: “hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos. Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, y él me será a mí hijo?” El autor de Hebreos ha tomado las citas de Salmo 3:7 y 2 Samuel: 7:14 para demostrar que no existe ángel alguno que tenga la relación Padre-Hijo como la que tiene Jesucristo. Los ángeles son siervos de Dios, aun el más importante y poderoso de ellos no puede arrogarse el título de Hijo de Dios como es el caso de Jesucristo. Pero además de tener un excelente nombre, Jesucristo recibe excelsa adoración. Hebreos 1:6 dice: “Y otra vez, cuando introduce el Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.” Si Jesucristo es adorado por los ángeles, tiene que ser Dios y por tanto superior a los ángeles. Una vez más aquí; los enemigos de Jesucristo han pretendido encontrar evidencia para afirmar que Jesucristo no es Dios. Han tomado la palabra Primogénito en el sentido cronológico y dicen: Allí está, Jesucristo es el primero de la creación de Dios. Pero Primogénito en este texto es un título dado por Dios a Jesucristo, un título que significa el más poderoso, el que tiene domino sobre todo, el soberano. ¿Cuál es la evidencia? Vayamos al Antiguo Testamento. Isaac tuvo dos hijos. Primero nació Esaú y después Jacob, aunque eran gemelos los dos. Sin embargo, luego de todo un incidente en el que Jacob demostró su astucia para engañar, el derecho de primogenitura pasó a Jacob y en consecuencia recibió la bendición del primogénito de parte de su padre Isaac. En Génesis 27:37 Isaac dirige estas palabras a Esaú: “He aquí yo le he puesto por señor tuyo, y le he dado por siervos a todos sus hermanos; de trigo y de vino le he provisto; ¿qué, pus, te haré a ti ahora, hijo mío?” Aunque Jacob nació segundo, llegó a ser el primogénito, porque a él le fue dado el dominio sobre Esaú. Igual pasó con Jesucristo. Él es Dios por la eternidad, pero Dios le dio domino sobre todo y por eso él es el Primogénito, digno de recibir la adoración de los ángeles porque es superior a los ángeles. Entonces tenemos que Cristo tiene un excelente nombre y recibe excelsa adoración, pero no sólo eso, sino también posee una extraordinaria naturaleza. Hebreos 1:7-9 dice: “Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, y a sus ministros llama de fuego. Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino. Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros” Los ángeles son seres creados. Hebreos 1:2 declara que Cristo hizo el universo y los ángeles estaban incluidos entre todo lo que Cristo creó, pero al hablar de Jesucristo, mire lo que dice el texto: “tu trono, ¿qué? “Oh Dios”. Aquí tenemos al Padre, llamando Dios al Hijo. Que declaración más contundente sobre la naturaleza de Cristo. Si él es Dios entonces no puede ser creado como los ángeles, por eso el texto dice que su trono es por el siglo del siglo, una manera de decir: eterno. Así que Jesucristo tiene un excelente nombre, recibe excelsa gloria y posee una extraordinaria naturaleza, pero no sólo eso, además tiene una eterna existencia. Hebreos 1:10-12 dice: “Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; y todos ellos se envejecerán como una vestidura, y como un vestido los envolverás, y serán mudados; pero tú eres el mismo, y tus años no acabarán.” Todo el universo está en decadencia, va envejeciendo, pero Jesucristo, no. Él es eterno “Pero tú eres el mismo, y tus años no acabarán” ha dicho Dios de Jesucristo. Los ángeles tuvieron un comienzo y no tienen final, Jesucristo no tuvo comienzo ni tiene final. Él es eterno y por tanto infinitamente superior a los ángeles. De modo que, Jesucristo tiene un excelente nombre, recibe excelsa gloria, posee una extraordinaria naturaleza y tiene una eterna existencia. Por último, él es dueño de un encumbrado destino. Hebreos 1:13-14 dice: “Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?” Luego de su humillación, Jesucristo fue exaltado a una posición sin igual. Allí tiene dominio sobre todo, excepto sobre aquel que sujetó a él todas las cosas, esto es: el Padre. En cambio, los ángeles, fueron creados para servir por la eternidad a los que serán herederos de la salvación, esto es, a nosotros. En conclusión, el autor de Hebreos hizo una declaración contundente hablando de Jesucristo. Dijo “Hecho tanto superior a los ángeles” ¿Por qué lo dijo? Porque Jesucristo tiene un excelente nombre, porque Jesucristo recibe una excelsa adoración, porque Jesucristo posee una extraordinaria naturaleza, porque Jesucristo tiene una eterna existencia y porque Jesucristo tiene un encumbrado destino. Si Usted ha recibido a Jesucristo, únase a los ángeles en adoración a él y si no, no espere más, reciba hoy mismo a Jesucristo, porque él es superior a todo y a todos.

Jesucristo es superior a todos los profetas conocidos de Israel

Peligro de ignorar el llamado de Dios para ser salvos