in

Bajo Ataque – El Sacrificio 2

 

62. Bajo Ataque – El Sacrificio 2

Adaptación al español. Ron Moore en la voz de Pablo Logacho, Tunch Ilkin en la voz de Martín Piedra

PABLO// Cuando David está pasando por un tiempo muy difícil, él dice en el Salmo 55:6,7 “¡Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría. Ciertamente huiría lejos, Moraría en el desierto.”

Aquí, él dice que está tan agotado que quiere ir a Siclag, no importa si en ese lugar está el enemigo, quiere deshacerse de este sentimiento. Saúl lo está persiguiendo y David quiere olvidarse de esa persecución, quiere que todo se termine y le encantaría sobrevivir a todo esto.

MARTIN// En uno de los salmos, no estoy seguro en cuál es, pero David dice “¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?” ¿Cuándo va a terminar todo esto? Porque si puedo ver la luz al final del túnel entonces puedo pasar, pero ¿Cuánto tiempo más va a durar esto?

PABLO// Una de las alertas que tenemos que considerar cuando estamos envueltos en una lucha espiritual, es que hemos estado orando sobre eso mucho tiempo y parece que no hay esperanza. Cuando llegamos a este punto, donde pensamos que no hay esperanza, tenemos que encender una señal de peligro, porque empezamos a razonar en nuestra mente y empezamos a pensar que Dios no nos escucha, que no se preocupa.

MARTIN// Así es, y entonces llegan preguntas como: ¿Será que Dios me puede librar de todo esto? ¿Por qué me pasa esto? ¿Soy yo? Empezamos a dudar sobre la soberanía de Dios. ¿Sabes? Pienso que he visto mucho de esto en los hombres que han perdido su trabajo debido a la economía, a las reducciones de personal, en fin, a todas esas cosas que escuchamos en los noticieros. Hay muchos hombres muy estresados por su trabajo, han estado trabajando toda su vida para alcanzar algo y de pronto todo se va al suelo.

PABLO// Piensa por ejemplo, en esa esposa que ha estado orando por su marido, para que él conozca a Cristo, durante 15, 20 o 25 años, y entonces, en determinado momento ella empieza a pensar “Esto nunca va a pasar” Ella ha pasado orando y llorando, ha sido obediente, ha estado criando sola a sus hijos como una creyente fiel, y piensa “Mi esposo nunca va a conocer de Dios”

Mira, ésta ya es una señal de alerta, cuando empezamos a razonar con nosotros mismos y empezamos a creer qué es mejor apagar la luz y salir, entonces es ahí cuando debemos preocuparnos. Una señal de esto es que cuando estamos en una lucha espiritual difícil, empezamos a reaccionar exageradamente con las cosas de la vida.

MARTIN// Esto me recuerda a la historia de David y Nabal, ¿Qué te parece si la lees para nosotros Ron?

PABLO// Claro que sí, vamos a 1 de Samuel 25, esto dice: “Murió Samuel, y se juntó todo Israel, y lo lloraron, y lo sepultaron en su casa en Ramá. Y se levantó David y se fue al desierto de Parán. Y en Maón había un hombre que tenía su hacienda en Carmel, el cual era muy rico, y tenía tres mil ovejas y mil cabras. Y aconteció que estaba esquilando sus ovejas en Carmel. Y aquel varón se llamaba Nabal, y su mujer, Abigail. Era aquella mujer de buen entendimiento y de hermosa apariencia, pero el hombre era duro y de malas obras; y era del linaje de Caleb. Y oyó David en el desierto que Nabal esquilaba sus ovejas.” Entonces envió David diez jóvenes para que pidieran un poco de comida y agua, “Y Nabal respondió a los jóvenes enviados por David, y dijo: ¿Quién es David, y quién es el hijo de Isaí? Muchos siervos hay hoy que huyen de sus señores. ¿He de tomar yo ahora mi pan, mi agua, y la carne que he preparado para mis esquiladores, y darla a hombres que no sé de dónde son?” (1 de Samuel 25:10,11)

Samuel acaba de morir y David no puede regresar y decir, – “Si realmente Dios me designó como rey, entonces Él es responsable de alimentar a todos estos hombres”. David tiene a todas estas personas y a su familia alrededor de él con mucha hambre y tras la negativa de Nabal David decide tomar 400 personas, para matarlo.

Sólo quiero decir que esto es como querer matar a una mosca con una escopeta. Una reacción un poco exagerada ¿verdad?

MARTIN// Bueno, sólo un poco. Imagino a David diciendo – “Ah, este hombre no sabe quién soy, vamos a darle su merecido”

PABLO// ¿Realmente Dios dijo que era un hombre conforme a su corazón? ¿Es en serio?

MARTIN// Si, Él lo dijo. No creo que nadie hubiera querido conocer el lado malo de David.

PABLO// Bien, gracias a Dios aparece Abigail, qué es la esposa de Nabal, ella interviene y le dice a David que se arrepienta, que desista de hacerlo y le da comida, luego, por esas cosas de la vida, Abigail se casa con David y éste es un giro interesante en la historia.

MARTIN// Si un giro muy interesante diría yo.

PABLO// Y bueno, al igual que David, cuando estamos desgastados por la obediencia solemos encontramos exagerando nuestras reacciones y ésta, es una señal de peligro. Si estamos en esta clase de posición, estamos caminando cerca del territorio del enemigo.

MARTIN// Muchas veces no se ve en el exterior, pero cuando me enojo con alguien, dentro de mí estoy pensando cosas terribles, así que, debo tomar un momento, retirarme y pensar ¡Wow! ¿De dónde vino todo esto?

PABLO// Ésta es una gran lección que debemos aprender, porque a veces es fácil exagerar las cosas y terminar en la ira y esto también es un poco de auto indulgencia. Recuerda, es muy fácil caer en estas cosas.

MARTIN// ¿Cuántos de nosotros hemos caído en la ira? En ese momento sólo dejamos salir todo lo que pensamos y obviamente después estamos arrepentidos.

PABLO// ¿Sabes cuál es la mentira de esto? Pues es aquella que el mundo te dice, – “No sigas luchando más, no vale la pena el sacrificio, no vas a hacerle daño a nadie con esto, sólo ríndete, descansa”

MARTIN// Lo mismo puede suceder al querer complacer una fantasía.

PABLO// Así es, esto tiene que ver con los campos de batalla de la carne, es decir: los ojos, la mente y el corazón.

MARTIN// Siempre le digo esto a los hombres, puedo no haber mirado pornografía durante años, pero puedo estar jugando con pensamientos de pornografía en mi mente, y debido a mi pasado y a lo que antes vi, puedo pensar que con esto no le estoy haciendo daño a nadie.

PABLO// Esta es otra oportunidad en la que tenemos que ser muy cautelosos, en cuanto a estas tentaciones. El pecado siempre es más insidioso después de una gran victoria personal o espiritual. Tenemos un par de ejemplos aquí, vamos a 1 de Samuel 26, versos del 7 al 8, “David, pues, y Abisai fueron de noche al ejército; y he aquí que Saúl estaba tendido durmiendo en el campamento, y su lanza clavada en tierra a su cabecera; y Abner y el ejército estaban tendidos alrededor de él. Entonces dijo Abisai a David: Hoy ha entregado Dios a tu enemigo en tu mano; ahora, pues, déjame que le hiera con la lanza, y lo enclavaré en la tierra de un golpe, y no le daré segundo golpe.”

Pero veamos lo que David respondió versos del 9 al 11, “Y David respondió a Abisai: No le mates; porque ¿quién extenderá su mano contra el ungido de Jehová, y será inocente? Dijo además David: Vive Jehová, que si Jehová no lo hiriere, o su día llegue para que muera, o descendiendo en batalla perezca, guárdeme Jehová de extender mi mano contra el ungido de Jehová.

MARTIN// David tuvo la oportunidad de terminar con todo en ese momento y regresar por fin a su casa, pero él no lo iba a hacer. Esto tuvo que haber sido una gran prueba

PABLO// La victoria espiritual significa que hemos invertido mucha energía en ello, y que hemos visto grandes cosas, pero esto nos agota, y cuando estamos cansados, podemos empezar a pensar que esto no vale la pena, podemos empezar a racionalizar las cosas tal y como lo hizo David. – “Estoy desgastado, estoy cansado de obedecer”

Quisiera que consideremos esta frase del entrenador K el Duque, en cierta ocasión, le preguntaron si alguna vez había pensado en retirarse y él dijo: “Claro que sí, y generalmente es cuando estoy muy cansado, no necesariamente después de perder algún partido, he pensado en esto aun antes del juego. Cuando estás pasando por un mal momento, estás emocionalmente cansado, y esto me pasa un par de veces al año. Creo que sólo, si no eres humano, no has experimentado esto. Normalmente se espera mucho de nosotros, se espera un gran rendimiento y una gran victoria, incluso nosotros mismo nos hemos puesto un estándar muy alto, invertimos mucho emocionalmente, en cada juego”

MARTIN// Sabes, yo pensaba en esto, como cristianos, como líderes cristianos, como padres de familia, como madres de familia, como jóvenes cristianos, se espera una gran actuación de nosotros y si no lo hacemos, esto va a ser una gran decepción para nosotros mismos y para quienes nos rodean.

PABLO// Así es, así que vamos a dirigirnos un momento a aquellos que tienen un Ministerio Público, tal vez eres el pastor de una iglesia, conduces algún ministerio o eres una persona pública. Supongo Tunch que tú entiendes perfectamente lo que esto significa. Imagino que cuando vas a muchos lugares la gente sabe que jugaste para los Steelers y quieren tu autógrafo y además eres un pastor de nuestro ministerio para varones, así que, tú eres un hombre muy conocido, tu testimonio es muy conocido en nuestra ciudad, y como dice el entrenador, imagino que a veces, el estándar es muy alto y muchos esperan lo mejor de ti. Pero hablando de esto, sabemos que la presión es muy fuerte, que quisieras tomarte un respiro, y que esto no es posible.

MARTIN// Si, muchas veces alguien viene a la iglesia y me dice – “Hoy vino mi mamá” Así que todo el sermón cambia un poco y es tiempo para compartir sobre el evangelio.

PABLO// Me lo imagino, debe ser algo así como: “¡Sálvela, ella necesita oír de la salvación!”

MARTIN// Así es, por eso siempre que estoy hablando, predicando, enseñando, siempre que estoy sirviendo, mi estómago se hace un nudo, porque esto es un peso muy difícil y tu testimonio es algo muy importante para muchas personas, la gente te conoce, te miran y tratan de entender y comprobar si lo que tú estás diciendo es verdad y quieren que tú te entregues por completo y hay una responsabilidad para la vida en general. Desde muchos puntos de vista, esto es una responsabilidad buena, porque sabes que la gente te está mirando y eso hace que la gente reflexione sobre Dios, además hay muchas personas que pueden estar cansados en este momento, pero hoy queremos decirte, ¡Tú puedes!

PABLO// Sé que en este momento hay muchos que piensan que no pueden, y se dicen a si mismos, ¡no puedo seguir adelante!, pero hoy queremos animarte, hoy queremos que recuerdes Filipenses 4:13 Recuerda que todo lo puedes hacer en Cristo que es quien te fortalece.

MARTIN// A veces podemos quedarnos atrapados en una vida donde solamente pensamos que podríamos resolver las cosas hablando con alguien, con mi esposa, con mi amigo o con mis hijos, pero Dios siempre nos lleva a un lugar en donde nada más nos puede satisfacer, nada nos puede curar excepto Él, y llegamos a un punto en donde lo único que podemos hacer es clamar a Dios.

PABLO// Esto me recuerda lo que dijo Pablo, “respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad.” (2 de Corintios 12:9,10)

MARTIN// “Porque mi poder se perfecciona en la debilidad.”

PABLO// Así es, cuando lo escuché la primera vez pensé que sólo eran palabras sueltas, pero cuando lo experimentas te identificas con ello. De lo que Pablo está hablando es de la gracia, es la gracia de Dios que nos lleva a la victoria, no lo merecemos, no tenemos gracia porque somos buenos muchachos, Dios nos ofrece su gracia por lo que Él es, no por lo que somos nosotros.

Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa, donde podremos descubrir más sobre la maravillosa gracia que el Señor coloca en nuestra vida para enfrentar nuestras batallas. Bendiciones

 

 Bajo Ataque – El Sacrificio 1

 Bajo Ataque – El Sacrificio 3