in

 Bajo Ataque – El Sacrificio 1

61. Bajo Ataque – El Sacrificio 1

Adaptación al español. Ron Moore en la voz de Pablo Logacho, Tunch Ilkin en la voz de Martin Piedra

 

PABLO// La victoria espiritual significa que hemos invertido mucha energía en ello, y hemos visto cosas grandes. Pero, esto nos agota y cuando estamos cansados podemos empezar a pensar que esto, no vale la pena.

MARTIN// Ganaste la Batalla, fue difícil, pero a través de la gracia de Dios y su poder hemos logrado la victoria, ahora, sólo estamos muy cansados, y la tentación puede estar en camino, ¿Qué podemos hacer? En esta emisión, veremos las opciones que tenemos cuando la batalla se pone difícil y tu alma está cansada.

Pero antes, una invitación para que conozcas nuestra oferta para esta importante serie titulada: “Involucrados en la Batalla” y puedes encontrarlo completamente gratis en nuestro sitio web. Ahora, aquí está el mensaje: “Preparándonos para la Guerra: El Sacrificio 1”

PABLO// Bienvenidos a una edición especial de “La Biblia Dice” ésta será una serie especial, pensada para los varones de Cristo. Sin embargo, aunque ha sido pensada para los varones todos pueden escucharla. Esta es en una serie que hemos titulado “Involucrados en la Batalla” Estamos aquí con Tunch Ilkin, que es nuestro pastor de varones.

Bueno, me gustaría que hablemos un poco de Chuck Noll, un gran Maestro.

MARTIN// Si, él era un gran maestro, tenía eso que cuando él hablaba la práctica se detenía y entonces él nos decía ¿Entienden lo que estamos tratando de hacer aquí? y luego continuaba para decirnos exactamente lo que estaba tratando de enseñarnos, todo el entrenamiento se detenía, todos los jugadores se paraban para escucharlo, porque sabían que él decía cosas profundas.

PABLO// Bueno, entonces estamos hablando sobre asuntos para hombres y sobre el tema de estar en el campo de batalla y hemos dicho que, en la historia de la guerra, conocer el terreno es algo crítico. Hay que saber en dónde vamos a luchar. Un cristiano debe saber en dónde él o ella tienen que enfrentar la batalla. Recuerdan que habíamos dicho que tenemos tres campos de batalla: el campo de batalla del mundo, el de la carne, y el del diablo.

Bueno, estos días hemos estado considerando el campo de la batalla del mundo y una cosa que el mundo nos dice es que podemos vivir para él ahora, que realmente no vale la pena el sacrificio, que realmente no vale la pena la sangre, el sudor y las lágrimas, por lo que, podemos tomar algunos atajos.

MARTIN// “Toma el camino fácil, relájate, toma las cosas para tu propio beneficio”

PABLO// Tú me mostraste una serie de libros hace poco llamado “León de Guerra” y es una serie escrita por Cliff Graham, que habla de las muchas batallas en las cuales David y sus hombres estuvieron involucrados. Es una novela basada en las escrituras, sabemos que todas estas batallas fueron difíciles, estos hombres dieron todo y estaban muy agotados después de la batalla. Pues bien, la batalla de la obediencia es lo mismo ¿verdad? obedecer es algo muy difícil.

MARTIN// Oh sí, es muy cansado y muchas veces después de haber estado batallando para Dios, viene el mundo y te susurra en el oído – “Esto realmente no vale la pena” ¿Para qué te matas luchando?

Sé muy bien que hay momentos cuando estás tan cansado que sólo quieres decir “Señor, ya no puedo hacer ésto, ya no tengo más fuerza” Sé que muchas veces tienes ganas de lanzar un grito y que todo se venga abajo ¿verdad?

PABLO// Éste no es un mensaje que le gusta escuchar a la gente, pero la obediencia es algo muy difícil. Varias veces solemos pensar que ésto iba a ser fácil, pero miramos la vida cristiana y consideramos los muchos sacrificios que trae la batalla y entonces pensamos que no podemos ser verdaderos cristianos porque obedecer a Dios es algo muy difícil y empezamos a pensar que tener a Dios en nuestras vidas realmente no vale el sacrificio.

MARTIN// Así es, y sabes, yo recuerdo que cuando entregué mi vida a Cristo en 1982, pensaba, bueno, ahora soy un cristiano, la vida va a ser grandiosa. Pero la verdad es que no conozco a nadie en las escrituras que nunca haya tenido problemas.

Jesús les dijo a sus discípulos en Juan 16:33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” Dios nunca dijo que ésto iba a ser fácil, pero dijo que realmente todo valdría la pena.

PABLO// Paz y alegría que van más allá de las circunstancias. La verdad es que, aunque somos creyentes, tenemos muchas tentaciones y hoy vamos a ver la vida de alguien que pasó por tiempos muy difíciles.

MARTIN// Sí que lo hizo.

PABLO// David, un hombre conforme al corazón de Dios.

MARTIN// ¡Que título! Cada vez que lo leo digo, ¡wow! ¡Es increíble! De todos los hombres que leemos en las escrituras, él es el único del que se dice que era conforme al corazón de Dios.

PABLO// Y aunque no fue perfecto, me encanta estudiar su vida, él es el hombre que yo soy y es el hombre que yo desearía ser.

MARTIN// Esto es muy interesante. Me encanta la honestidad de las escrituras y la transparencia de los hombres y mujeres sobre los que leemos.

Casi parece que Dios nos está diciendo “Mira, si estas personas que estaban junto a mí tuvieron defectos y fallaron, no pienses ni por un minuto que tú no eres capaz de fallar también”

PABLO// Así es Tunch, y bueno, aquí tenemos a un muchacho que es un pastor joven, entonces, Samuel, el profeta, va, lo encuentra, le hace entrar en un campo, lo unge con aceite y le susurra al oído: “David vas a ser el siguiente Rey de Israel”

La próxima vez que vemos a David, él está llevando un poco de pan y queso a sus hermanos quienes están en la batalla. Entonces, David ve a Goliat burlándose de los Israelitas, y dice: – “¡Esto no puede suceder, no me importa si es un gigante de 3 metros de alto, él no puede venir a insultar al nombre del Señor, no puede burlarse del nombre de mi Dios!” Inmediatamente David se pregunta ¿Por qué nadie va a luchar contra Goliat?, y en seguida, decide enfrentarse a este gigante, toma su onda y le lanza una piedra directo a la frente. David tiene éxito y de la noche a la mañana consigue un alto rango en el ejército, cada vez que él sale a la batalla obtiene la victoria. Entonces empiezan a cantar canciones sobre él, ¿Recuerdas alguna de ellas?

MARTIN// Por su puesto, “Saúl mató a miles, pero David a sus diez miles”

PABLO// Así es Tunch, pero ésto no le gustó nada a Saúl ¿verdad?

MARTIN// No, claro que no, Saúl era muy celoso y, a decir verdad, que la gente amara a David, no ayudaba mucho a los celos de Saúl. Pero no sólo fue la gente del pueblo quienes lo amaban, también Jonathan, el hijo de Saúl, lo amaba. Imagínate los celos tan intensos que Saúl sentía, por eso intenta matar a David.

PABLO// Estas cosas lo llevaron a ser cruel y muy sombrío convirtiéndolo en un malvado Rey de Israel.

Saúl ya había tomado muchos atajos, de hecho, ésto es lo que le llevó a qué Dios le dijera, – “Ya no vas a ser el rey nunca más, buscaré a otra persona” Es justamente ahí cuando David entra en escena y entra en escena de un modo grandioso.

Un día, David estába tocando el arpa para Saúl pues esto tranquilizaba el alma de Saúl, entonces él toma una lanza y David alcanza a esquivarla, esta lanza iba directo a su cabeza. Es ahí, cuando David decidió salir de ahí.

MARTIN// Muy buenos reflejos, ¿no?

PABLO// Verdaderamente buenos diría yo.

Bueno, después de ésto, David estuvo huyendo de Saúl durante 8 años. Ahora, piensa en ésto, David ha sido ungido como Rey de Israel, él era sólo un pastor de ovejas, y pasó 8 años huyendo de Saul.

MARTIN// Él escapó a Gadi, una zona desértica.

PABLO// Éste era un lugar con rocas escarpadas, cuevas y filosos bordes, era un terreno realmente áspero, muy áspero y peligroso, una zona montañosa muy difícil.

MARTIN// Imagínalo, son 8 años huyendo, David debió estar realmente agotado.

PABLO// Entonces, David finalmente dice “Creo que ésto no vale la pena, estoy agotado, estoy exhausto, Saúl quiere matarme y si la palabra de Samuel es verdad yo no sé cuándo va a suceder esto”

1 Samuel 27:1 dice, “Dijo luego David en su corazón: Al fin seré muerto algún día por la mano de Saúl; nada, por tanto, me será mejor que fugarme a la tierra de los filisteos, para que Saúl no se ocupe de mí, y no me ande buscando más por todo el territorio de Israel; y así escaparé de su mano.” David pensaba para sí mismo y ésto es la primera cosa que podemos considerar hoy, David se da un consejo a él mismo y dice, “Al fin seré muerto algún día por la mano de Saúl”

Ahora, David tiene la promesa de Dios, pero está pasando por momentos difíciles, así que se olvida de esta promesa y se va a la tierra de los filisteos.

MARTIN// Ésta fue una decisión equivocada, ellos eran enemigos declarados de los israelitas.

PABLO// David empieza a razonar consigo mismo y dice: – “No creo que las promesas de Dios sean reales, si fuera así no estarían pasándome ésto, 8 años de persecución es demasiado para mí.”

Si todo lo que ha dicho Dios de mí fuera cierto, si realmente yo fuera a convertirme en un rey ésto ya habría sucedido antes, debo haber entendido mal, o Samuel debió haberse equivocado. Saúl me va a destruir, lo mejor que puedo hacer es irme a la tierra del enemigo, esperar que Saúl se canse y terminar mis días allá. Estoy cansado de tanta batalla

¿No hemos llegado todos en algún momento a ese punto?

MARTIN// Sí, cuando mi primera esposa Sharon estaba muy enferma, estuvo sufriendo por mucho tiempo, fueron justamente 8 años de luchar contra el cáncer. Entonces llegó un momento donde yo estaba tan cansado de ésto que pensaba – “Yo ya no quería que sufra más dolor, ya no quiero que me duela más, no quiero caminar más por este camino.” Empecé a pensar ¿Dónde está Dios? sé todo lo que está en las escrituras, pero en ese momento me sentía tan cansado y tan solo que pensaba ¿Dónde están sus promesas?

Así que, realmente puedo relacionar con lo que David sentía.

PABLO// David estaba agotado y exhausto. En nuestra vida también hay cosas que hacen que nosotros llegamos a ese punto donde sólo decimos que no vale la pena el sacrificio, – “Estoy desgastado por vivir una vida de obediencia” Has estado haciendo lo correcto y decimos al estilo de David – “He caminado con Dios y ahora estoy huyendo por mi vida, estoy cansado, estoy solo”.

MARTIN// Hace algún tiempo, cuando la enfermedad de Sharon estaba pasando por un muy mal momento y por más que yo quería entender las prédicas no lo lograba.

¿Te acuerdas que yo te dije si me voy hasta el fondo quiero que tú lo sepas?, ¡Yo voy a rendirme!, ¿Recuerdas que te lo dije?

PABLO// Si claro, lo recuerdo perfectamente.

MARTIN// Bueno, pues después, cuando Sharon murió te dije “Me voy a derrumbar hasta el fondo” Tú sabes, la tentación es muy fuerte para la carne. Yo sólo quería sentirme bien y ésto es lo que experimentaba en este momento, así que en algún punto volví a revisar mis notas de los sermones y leía mis notas en el diario de oración, porque es ahí donde escribo las notas y estaba leyéndolo una y otra vez, recuerdo que cuando escuché el sermón no lo entendía, pero fue hasta ese momento cuando lo tuve muy claro.

PABLO// Como tú dijiste Tunch, estaba agotado y obedecer es algo que te desgasta. Estar huyendo de tu enemigo es muy difícil y a veces cuando estamos implicados en una lucha espiritual ésto se vuelve crónico.

Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa, dónde podremos descubrir cómo retomar nuestro ánimo en medio de la batalla. Bendiciones

 

Bajo Ataque: “El Presente 4”

Bajo Ataque – El Sacrificio 2