in

Bajo Ataque – El Peso de la Guerra 4

68. Bajo Ataque – El Peso de la Guerra 4

Adaptación al español. Ron Moore en la voz de Pablo Logacho, Tunch Ilkin en la voz de Martin Piedra

PABLO// Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.”

Bienvenidos a una edición especial de “La Biblia Dice” estamos hablando de temas para hombres, en una serie que hemos titulado “Involucrados en la Batalla”

Bueno Tunch, hemos estado hablando sobre lo que significa involucrarse en la batalla, y hemos visto que debemos estar preparados para pelear en el campo donde nos encontremos. En el programa anterior hablamos sobre los ESPN 30, todos estos atletas tenían todo y lo perdieron todo porque quisieron más, pues ellos no se satisfacían con lo que tenían.

MARTIN// Eso es como perseguir el viento.

PABLO// Por esta razón Pablo dice: “porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.” El amor al dinero, la codicia, la avaricia, parece que ésta es la raíz de todos los males, del dolor de la humanidad; pero es el sistema, el que nos invita a participar de esta locura. Así que, cuando tienes mucho dinero, pierdes mucho dinero, y no es sólo eso lo que pierdes, tal como el hombre de negocios que decidido hacer más dinero, viaja por todo el mundo, hace sus negocios, sube en la escala profesional, y un día se despierta y su esposa se ha ido, su familia lo ha abandonado. Fue un soñador que siempre corrió detrás de un esquema efímero y vacío, trató de hacer una fortuna y al final, sólo tenía un montón de basura; puso su esperanza en el dinero y cuando por fin lo tiene, está solo, o como el hombre que tiene su dinero y luego va a Las Vegas.

MARTIN// O el tipo qué decidió invertir su dinero en un condominio pensando recibir una gran utilidad de todo esto, y descubre que hay 40 condominios iguales en Georgetown, “¡ups! este era yo.”

PABLO// ¿Y cómo te fue con todo eso?

MARTIN// Pues, como en la película, “Adiós Bebe Adiós”

PABLO// Otra gente, continuamente está consiguiendo cosas materiales: ropa para sentirse mejor o más importante, una casa más grande para impresionar a las personas que están alrededor de ellos, autos nuevos, en fin, un sinnúmero de cosas, y hay muchos que en ese momento piensan: “esto es muy bonito, la gente me va a ver distinto ahora, quiero comprar esto”

MARTIN// ¿Qué significa un auto nuevo para ti? Honestamente, quiero decir ¿cuál sería tu tentación, un auto o una casa? ¿Cuál sería? sólo tengo curiosidad.

PABLO// Bueno para mí sería una Ford 150, me parece un automóvil espectacular.

MARTIN// Me gustan esas camionetas.

PABLO// Sé que, para ti, sería una moto acuática.

MARTIN// Sabes, serian varios juguetes.

PABLO// Todo lo que tiene que ver con las aventuras, ¿verdad?

MARTIN// Así es, serían los barcos. Sabes, un compañero mío tenía una casa flotante, solíamos ir a pescar en el lago y bueno, ésta es mi conclusión; así como Salomón tenía una conclusión al final de su vida, aquí está mi conclusión, “es mejor tener un amigo que tenga motos acuáticas, es mejor tener un amigo que tenga una casa flotante, y es mejor tener un amigo que tenga una casa en la playa” Esto, es lo mejor que se puede tener.

PABLO// ¿Que ellos lo administren?

MARTIN// Sí, que ellos lo administren. Sabes, una de las cosas que no hemos mencionado acerca de la gente que tiene muchas cosas materiales, es que, estas personas siempre están en los talleres arreglando algo o limpiando algo.

PABLO// Si, las cosas materiales te absorben, te absorben.

MARTIN// Así es, te absorben. Las personas que tienen demasiadas cosas, siempre están preocupadas por esas cosas, porque para ellos, las cosas materiales son muy importantes, por eso, ellos tienen todo el tiempo, su mente en estas cosas.

PABLO// El amor al dinero es como una herida que te haces tú mismo, es como tomar una espada y clavártela en el pecho. Pablo dice: “y fueron traspasados de muchos dolores.” Y en Hebreos 13:5, dice, “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;” Debes estar contento con lo que Dios te dé, Él nunca va a desampararte, siempre va a darte lo que necesites. El salmista dice, “Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.” (Salmo 37:25)

MARTIN// Esto trae mucho alivio, pues, te ayuda a poner las cosas en perspectiva.

PABLO// Hay otro grupo de personas a las cuales se dirige Pablo, creo que este es un grupo de personas que muchas veces olvidamos, Dios ha bendecido a mucha gente con mucho dinero, ellos no hicieron nada incorrecto, consiguieron ese dinero honestamente y Dios los ha bendecido con mucho dinero, pero para esas personas, esta cantidad de dinero, muchas veces, es una carga.

MARTIN// ¿Una carga?

PABLO// Efectivamente, una carga, pues ellos, siempre se preguntan si están usando este dinero de manera correcta, ¿Puedo tener la moto acuática y aun así honrar a Dios? ¿Le estoy dando suficiente?

Sabes Tunch, yo tenía un compañero, con el que hace poco conversé y le dije que, muchas veces hablo con varias personas que tienen bastante dinero, y que me di cuenta que el dinero puede ser una carga muy difícil de llevar, entonces él me dijo que nunca había pensado en esto, pero que cada vez se encuentra con más personas que están constantemente preocupados por: contratos, asuntos legales, testamentos, negocios, inversiones, y en realidad, él nunca pensó que esto fuera una carga, pero siempre va a ser necesario tomar tiempo para tratar con estas cosas. Dios les ha concedido riqueza a muchas personas, así que, Pablo dice varias cosas al respecto: lo primero que Pablo les dice es, que sean agradecidos, miremos 1 de Timoteo 6:17, “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” Pablo no es un aguafiestas, él dice: “si Dios les ha dado estas cosas, disfruten, pero sean agradecidos por lo que Dios les ha dado.” Pablo dice que aquellos que tienen mucho dinero, deben ser humildes, veamos nuevamente esto: “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” Recuerda que todo viene de la mano del Señor.

El libro de Deuteronomio capítulo 8, versos del 17 al 18 dice, “Y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas

MARTIN// Cuando jugué fútbol, había una parte de mí que quería tomar el crédito por todos mis logros, porque realmente trabajaba duro para eso, entrenaba 3 horas cada mañana, luego iba a las instalaciones del estadio y ahí entrenaba todo el día. Luego, me di cuenta de que esto también es un regalo, la ética en el trabajo es un regalo. Ciertas veces estamos ansiosos por que la gente vea tu esfuerzo y aunque tú dices que reconoces que todo proviene de Dios, esperas que las personas reconozcan tu trabajo, esto es parte de la cultura en la que vivimos. Yo estoy muy agradecido a Dios por mi trabajo, jugar 14 años en la NFL fue un trabajo duro, tenía muchas actividades que cumplir, pero al final entendí que este trabajo era un regalo de Dios.

PABLO// Sabes, cuando miras atrás, no quiero desalentar a nadie con esto, pero nadie es tan bueno como cree que es, nadie es tan experto cómo cree que es. Y bueno, nuevamente vamos a la analogía de los deportes, tú naciste en Turquía, Dios puso algo en el corazón de tus padres para llegar hasta acá, pues si te hubieras quedado en Turquía, nunca habrías jugado en la NFL.

MARTIN// Bueno, me imagino que hubiera jugado fútbol.

PABLO// Incluso nuestro cuerpo físico es un regalo de Dios, es decir, esto está en nuestro ADN, pero es claro que es un regalo de Dios.

MARTIN// Así es.

PABLO// ¿Nunca te lastimaste? Hay jugadores que trabajan duro, supongo que tú trabajaste fuerte en el equipo.

MARTIN// Nadie trabajó más fuerte que yo.

PABLO// Me imagino que, esos duros entrenamientos causaron en ti varios golpes.

MARTIN// Si, claro que sí.

PABLO// He dicho esto varias veces, tú jugaste muchos años, jugaste 14 años en la NFL ¿Cuál es el promedio de un jugador?

MARTIN// Como 3 años, tres años de carrera es el promedio de un jugador. Sabes, yo estoy muy agradecido, sólo la gracia de Dios me sostuvo en ese lugar. Aquí esta otra cosa, llegué a este equipo donde Chuck Noll no tenía problema con poner a un jugador así de grande como hombre de línea ofensiva, a Chuck sólo le interesaba que pueda jugar.

PABLO// Llegaste en el momento oportuno.

MARTIN// El momento oportuno, así es, vine a este equipo que tenía grandes entrenadores, grandes jugadores que fueron mis mentores, John Cole, Mike Webster, Craig Wolfley, Ted Peterson, Donnie Shell, tipos como John Stallworth que amaban a Jesús. Así que sí, todo esto es un regalo, estoy tan agradecido a Dios por ponerme ahí y permitirme crecer, fue ahí donde Dios me plantó, ahí me cultivó, y ahí sigo todavía, esto es pura gracia de Dios.

PABLO// El otro día, estaba hablando con alguien, un tipo muy grande, su hijo era un atleta de la escuela secundaria, él podía haber jugado fútbol americano en el colegio, pero decidió jugar basball, él jugó 7 años en las Ligas menores dónde tuvo algunas heridas. Pero, en tan sólo un gran año, su mamá se enfermó y falleció, en seguida, él tuvo una fuerte herida y después de 7 años lo dejó todo.

Un día le pregunte a su padre, ¿Qué tal le está yendo a su hijo? y su papá me dijo: – “Me he dado cuenta, de qué, si no hubiera sido por esto, no hubiera pasado aquello, y si no nos hubieran llamado para esto, no hubiéramos logrado aquello” pero al final de todo me dijo esto: – “Sabes, entendemos que Dios es soberano y confiamos en su soberanía, así que, sabemos que Él puede hacer lo que quiera, porque Dios es soberano” A decir verdad, me gustó mucho esto, ver a este hombre confesando que Dios es soberano y ver su humildad en cada una de sus palabras, wow, fue grandioso.

MARTIN// Sí, así es, y reconocer que todo lo que tenemos proviene de Dios, toda la capacidad, el tamaño, las oportunidades, todo. Sabes, pienso que, la mayoría de las personas, no nos damos cuenta de que todo proviene de Dios y cuando dejamos que Dios sea soberano en todo, en su carrera, en su carrera atlética, en su carrera académica, en su carrera profesional, esto te brinda gran libertad, porque, si eres tú quien se está haciendo cargo de todo lo que sucede, ¿Qué pasa cuando algo no funciona?, ¿Qué pasa si algo sale mal? ¿Qué pasa si pierdes? ¿Qué pasa si fallas en tu carrera? Acaso, ¿esto es tú culpa? Este es un sentimiento que te paraliza, ¿verdad?, saber qué hacer, cuando hacer, como hacerlo; la belleza de la vida, para los que confiamos en Cristo, es que sabemos que todo proviene de Dios. Él valora nuestro esfuerzo y cuando nosotros entendemos que todo está en sus manos y todo proviene de Él nuestra vida es una bendición.

PABLO// Tenemos un amigo en común que dice que vivió la mayor parte de su vida cristiana con el lema “si algo va a ser, que sea para mi” entonces después lo cambió y él decía, “si algo va a ser, que sea lo que Dios quiera” Porque Dios es soberano, así que, permanezca humilde, si Dios lo ha bendecido, manténgase humilde, siempre dependiendo de Dios, “manda que no sean altivos” Pablo dice: “manda” no dice sugiere, dice: “manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” Así que Dios es quien provee todas las cosas que necesitamos, ahora, esto es complicado porque nosotros llegamos a pensar que proviene de nuestro trabajo y esfuerzo, creo que esto viene desde Adán y Eva o algo así.

El Señor siempre nos lleva a pensar de esta manera, porque esta es la verdad, cuando tú lo experimentas, lo ves, lo tocas, tú dices, sí, el Señor está en esto, esto es lo que debería ser, pero hay tentaciones que siempre están listas para atacarnos. Es precisamente de esto de lo que hablaremos en el siguiente programa, esperamos contar con usted y juntos conocer más sobre las implicaciones de involucrarnos en la batalla. Bendiciones.

 

Bajo Ataque – El Peso de la Guerra 3

Bajo Ataque – El Peso de la Guerra 5