in

Bajo Ataque – La Lujuria 2

77. Lujuria-2

Adaptación al español. Ron Moore en la voz de Pablo Logacho, Tunch Ilkin en la voz de Martin Piedra

 

PABLO// “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?” tú no eres solo tuyo, fuiste comprado por un precio muy alto, ese precio fue la sangre de Cristo, ese precio fue la cruz, por lo tanto, debes honrar a Dios con tu cuerpo.

Bienvenidos a esta edición especial de “La Biblia Dice” estamos aquí con Tunch Ilkin, Tunch, gracias por acompañarnos en estos programas es muy divertido trabajar contigo.

MARTIN// Gracias hermano, es muy bueno estar aquí contigo.

PABLO// Él pagó el precio por este pecado, el pagó el precio por la lujuria

MARTIN// Aquí hay algo que también debemos mencionar, muchos hombres piensan que pueden coquetear con la lujuria, que pueden jugar con fuego y no quemarse, pero las escrituras dicen: “¿Tomará el hombre fuego en su seno, sin que su vestidura se queme?” (Proverbios 6:27) He hablado con hombres que decían que sólo estaban jugando, que no pensaban que las cosas irían más allá. Coquetear con una mujer puede resultar emocionante, pero si no medimos las consecuencias estaremos en graves problemas. No juegues con fuego o puedes quemarte.

PABLO// Esto siempre comienza inocentemente, ahora, puede ser que tengas problemas en tu matrimonio, pero esto siempre comienza de manera aparentemente inocente, y luego, una cosa lleva a la otra y sin darte cuenta, estarás atrapado en una relación sexual extramarital, y el daño estará hecho.

En primer lugar, el daño a nuestra relación con el Señor, luego en la relación con nuestra esposa, y luego, está el daño colateral, nuestros hijos. Entonces perdemos todo por nada. Tenemos que alejarnos de todo tipo de tentación, si es necesario deberíamos cambiar de trabajo, o pedir un cambio de departamento, pero si no quieres hacer esto, la lujuria tal cual, como una víbora, te picará y no hay remedio en la farmacia para esto.

MARTIN// Esto puede parecer algo bastante radical, pero no te puedes convertir en el héroe de nadie, los hombres hacen esto todo el tiempo, quieren matar al dragón, y si en tu trabajo hay una mujer que se presenta como la indefensa doncella, será emocionante que tú te comportes como su héroe, pero debes huir de esto, pues te colocaras en una posición sumamente desfavorable y muy peligrosa.

PABLO// Creo que Jesús fue radical cuando dijo: “Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.” Una vez más, esto no significa que literalmente tengas que sacarte un ojo, sino que debemos tomar medidas drásticas, a fin de no caer en estas situaciones. 1 de Corintios 5, dice: “Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.” Ahora, seguramente hay alguien que dice que no deberíamos ser tan ásperos con la gente, que de esta manera no vamos a conseguir buenos resultados evangelísticos, y en parte puede ser verdad, pero el punto es que no podemos bajar el estándar de la palabra sólo para alcanzar a alguien para Cristo, este no es el plan de Dios para la evangelización.

MARTIN// Bien, puedes hablar de Jesús con tus amigos todo el tiempo, puedes evangelizarlos, pero la verdad es que no puedes ir con ellos a un bar donde bailan mujeres desnudas

PABLO// Exacto, no puedes estar con ellos en este lugar, no puedes festejar cuando ellos hablan de sus conquistas lujuriosas, y si te quedas callado, ya sabes el dicho: “el que calla otorga”. Cuando tus amigos hablan de estas cosas se necesita de mucho valor para decirles que esto no es correcto, tienes que tener muy claras tus convicciones para decirles, que tú no vas a hablar de esas cosas, y si ellos quieren hacerlo debes tener la fortaleza para decirles que eso es como engañar a sus esposas, y si no les agrada eso, pues simplemente no debes seguir frecuentando a esos amigos. Si te invitan a ir a un lugar con mujeres desnudas, sólo debes decir: “gracias, pero no gracias”, tienes que ser capaz de mantener los limites, ir a lugares con camareras con poca ropa no es un lugar para nosotros, y te diré esto, la mayoría de los hombres te respetaran por tu fortaleza. Aun cuando puedan burlarse o decir algunas cosas sarcásticas, ellos te respetaran porque saben lo que es correcto.

MARTIN// Tienes que mantenerte firme y no ceder con tu silencio, porque si te quedas callado pensaran que estás de acuerdo con ellos y pronto estarás en un lugar en el que no quieres estar, rodeado de hombres que están haciendo algo muy grave y puede ser demasiado tarde para cuando quieras reaccionar.

PABLO// No compartas con nadie que pueda arrastrarte al pecado. Ahora, un consejo más: Nutra sus relaciones matrimoniales, hay muchas cosas que destruyen los matrimonios, falta de dinero, fallas en la comunicación, pero los consejeros sexuales dicen que las relaciones sexuales son determinantes en las relaciones de pareja. Esto viene directamente de las escrituras: “No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.” (1 de Corintios 7:5) Aquí esta una vez más el enfoque práctico de las escrituras, el mensaje de Pablo, a las parejas, es que no dejen de tener relaciones sexuales, si lo hacen debe ser de mutuo acuerdo y no por mucho tiempo, sólo con propósitos espirituales, para que esto no sea oportunidad para el diablo, los esposos y las esposas deben alimentar sus relaciones íntimas, tener una relación sexual sana, no disminuye la tentación totalmente, pero es de gran ayuda, y como dijimos antes, nos mantiene  lejos de la lujuria.

MARTIN// Las relaciones físicas con nuestras esposas son una forma de protección. Siempre existirán tentaciones, pero la satisfacción siempre debe estar en casa, así que no tengo que buscar mi satisfacción en ninguna otra parte, y esto es algo que hay que tener en cuenta, cuando vamos a salir de viaje o cuando vamos a estar lejos por un buen tiempo.

PABLO// No sólo es la necesidad física, aunque efectivamente, hay una necesidad física, he leído reportes médicos que dicen que los hombres tienen la necesidad biológica de liberación sexual cada 48 a 72 horas, esto es netamente un tema biológico, pero si su satisfacción sexual está con su esposa, hay menos posibilidades de que empecemos a racionalizar el tema y caer en la tentación de mirar pornografía y aumentar la tentación.

MARTIN// Una de las cosas que tenemos que hacer, es aprender a conocer a nuestra pareja, hay libros muy buenos como: “Los cinco lenguajes del amor” que nos ayudan a entender la manera de expresar nuestro amor por nuestros cónyuges y que todo esté funcionando armoniosamente.

PABLO// La otra cara de la moneda, de la necesidad física de un hombre, es la necesidad emocional de una mujer; los hombres tenemos que entender que de la misma manera que un hombre necesita satisfacción sexual, una mujer tiene necesidades emocionales: necesita hablar, escuchar y necesita del romance. Esposo y esposa necesitan trabajar en su matrimonio, porque esto es un testimonio del amor de Dios: su piedad, su gracia y su provisión para nuestras vidas, por lo tanto, tenemos que hacer que las cosas en el matrimonio funcionen en armonía, hacer todo lo posible por satisfacer estas mutuas necesidades.

No estamos diciendo que las mujeres deben satisfacer sólo físicamente a sus esposos y que los esposos deben satisfacer sólo emocionalmente a sus esposas. El punto es que hombres y mujeres deben trabajar en estas dos áreas de su matrimonio: en una relación emocional saludable y en relaciones sexuales satisfactorias. Lo otro es que debemos tener alguien a quien rendirle cuentas, Job dice: “El ojo del adúltero está aguardando la noche, Diciendo: No me verá nadie” (Job 24:15) Si no tenemos a nadie a quien rendirle cuentas de lo que vemos, entonces tarde o temprano vamos a volver a caer en esta tentación.

MARTIN// Sabes, hay algo muy interesante en el libro de Stu Weber, “Armas de defensa” él dice que, si Jonatán no se hubiera muerto, posiblemente David no hubiera caído con Betsabé, porque Jonatán era su amigo.

PABLO// Así es, Jonathan era a quien David podía rendirle cuentas, porque se amaban y tenían un convenio de responsabilidad mutua, Jonatán le había entregado su vida a David, le entregó sus armas, su armadura, su escudo: estas eran cosas que servían para protegerse en esos días, así que, cuando los hombres fueron a la guerra y David se quedó en el palacio, Jonatán hubiera dicho a David: “¿Por qué te quedas aquí? ¿Por qué no vas a la guerra? ¿Por qué estas mirando a esa mujer? Esto no es lo correcto”. Si nosotros como hombres vemos que nuestro amigo está haciendo algo peligroso y no le decimos nada, entonces no somos buenos amigos, debemos tener alguien a quien rendirle cuentas.

MARTIN// Tenemos que hacer las preguntas importantes, ser honestos y permitir que nos hagan las preguntas que nadie más haría, tenemos que hacer estas preguntas uno al otro.

PABLO// Sabes, cuando estabas mencionando esto, recordé que he tenido conocidos, hombres con los cuales he tenido la suficiente cercanía como para decirles algo, cuando los vi en situaciones peligrosas. Algunos de ellos cayeron y yo tenía ganas de patearme por no haber dicho nada, debía haberles dicho que este es un camino peligroso, que lo que estaban haciendo no estaba bien, hubiera querido tener la confianza para aconsejarlos, como si fuera su compañero de responsabilidad. Porque somos nosotros quienes leemos la palabra de Dios diariamente. Recuerda, no hay nada mejor que leer la palabra de Dios: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”  (2 de Timoteo 3:16,17) la enseñanza nos pone nuevamente en el camino correcto, la corrección y la enseñanza de la palabra nos encamina nuevamente, no hay excusas para no leer la palabra de Dios diariamente, y no hay sustitutos para la palabra de Dios, puedes leer un buen libro, pero esto debe ser algo secundario, lo primero debe ser la palabra de Dios.

MARTIN// Sabes Ron, muchas veces, si no leo la palabra de Dios, la frustración y el enojo se hacen evidentes en mi vida, si tengo un día agitado y suceden cosas imprevistas, muchas veces recuerdo que no comencé mi día leyendo la palabra de Dios, no digo que si la hubiera leído nada de esto hubiera sucedido, pero si dejo de leerla un día, puede parecer algo sin mucha importancia, entonces dejo de leerla por algunos días y las cosas ya empiezan a funcionar diferente, hasta que se hace muy, muy evidente que necesito regresar a la palabra de Dios.

PABLO// La palabra de Dios es su aliento, “útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” la palabra de Dios nos enseña y nos corrige, no podemos leer la palabra y no ser confortados, animados y también corregidos. La palabra de Dios nos enseña, nos dice que es lo que tenemos que hacer frente a cualquier situación. Leer la palabra de Dios cada día, no es un amuleto de buena suerte. He oído a personas decir que, si leen la palabra de Dios, su día va mucho mejor, pero la palabra no es un amuleto, debe ser leída con regularidad para beneficio de nuestra alma.

Por último, está el arrepentimiento y el perdón, vamos a equivocarnos, vamos a fallar, antes habíamos hablado de la seguridad que tenemos en Cristo, Él no nos rechaza, por el contrario, nos extiende sus brazos. David lo expresa así, en este salmo, él escribió este salmo, luego de su caída con Betsabé, leeré solo unos versos, “Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.” (Salmo 51:1) esta es una buena oración para hacer.

¿Te has extraviado en el camino hacia la pureza, has caído en la tentación, has visto cosas que no deberías haber visto? aquí esta una oración de arrepentimiento: “Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí.” (Salmo 51:2,3) David no intenta racionalizar su pecado, no se justifica, David lo dice claramente, “reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio.” Tunch, creo que es buen momento para revisar esto, cuando pecamos, a veces pensamos que pecamos contra otra persona, pero cada vez que pecamos, siempre lo hacemos contra Dios.

MARTIN// Recuerdo la primera vez que leí este pasaje, yo pensé: ¿Y Urías? ¿Y Betsabé? ¿Y la gente de Israel? David era el líder espiritual de su pueblo, pero después me di cuenta de que es verdad: “Contra ti, contra ti solo he pecado” es fácil tratar de racionalizar el pecado si pensamos que lo hicimos contra alguien que vemos, pero nuestros pecados son contra Dios, David era un hombre conforme al corazón de Dios, estaba en lo cierto cuando dijo: “Contra ti, contra ti solo he pecado”

PABLO// Jesús vino a morir por nuestros pecados, Él entregó su vida por nosotros. Padre gracias por enviar a tu hijo para morir en la cruz para hacer lo que nosotros no podíamos hacer, te agradecemos por esto Padre, hacemos esta oración por cada uno de los que nos escuchan, Padre ayúdanos a guardarnos de todo pecado sexual, ponemos nuestras luchas en tus manos, danos la fortaleza para cuidar nuestros ojos de las tentaciones lujuriosas, ampáranos en tu palabra, protege las relaciones con nuestras esposas de modo que nos mantengamos puros y no caigamos en las tentaciones de hacer cosas que no debemos hacer, gracias por este tiempo en el nombre de Jesús, amén.

La ira contenida, la amargura, la envidia pueden cruzarse de muchas maneras en nuestra vida. Esperamos que puedas acompañarnos en nuestra próxima emisión y juntos conocer más sobre los efectos de la ira en nuestra batalla. Bendiciones.

Bajo Ataque – La Lujuria 1

Bajo Ataque – La Ira 1