in

Bajo Ataque – La Complacencia

71.-La-Complacencia

Adaptación al español. Ron Moore en la voz de Pablo Logacho, Tunch Ilkin en la voz de Martin Piedra

 

PABLO// Aquí esta una forma de combatir la complacencia: “Ejercítate para la piedad” sé diligente en tus asuntos, dedícate con santidad a esto, de modo que la gente pueda ver tu progreso, hazlo de tal manera que la gente pueda decir, oye, todo lo que haces lo haces con tanta pasión y energía.

Has trabajado realmente duro para asegurarte de que tu familia sirva al Señor, ahora la tentación es caer en un punto muerto por el resto de tu vida. Hoy queremos decirte que, este no es el plan de Dios, en el programa de hoy hablaremos de mantenernos motivados y dejar un legado de obediencia adecuada.

A mi lado esta Tunch Ilkin. Hemos considerado diferentes tipos de terrenos: el mundo, la carne y el enemigo. Hoy nos enfocaremos en el terreno de la carne, sabemos que, de la misma manera que el mundo nos ofrece lo material, el enemigo y la carne nos persiguen, hablamos, la vez pasada, del orgullo, a veces pensamos que somos humildes, tanto que podemos estar orgullosos de serlo y tenemos que poner esta carnalidad bajo control.

MARTIN// Así que, esa es la razón por la cual no sólo tenemos que conocer el terreno, debemos entender que estamos constantemente librando una batalla, peleamos por nuestro matrimonio, por nuestros hijos, por nuestras iglesias, combatimos en nuestros vecindarios en nuestras comunidades: estamos en medio de una batalla y despertarse a esta realidad no va a ser nada agradable.

PABLO// Dirigimos esta serie a los hombres, porque creemos que es realmente necesario aprender a lidiar con muchas cosas difíciles para ellos, y sabemos que este programa también lo escuchan madres, esposas, hijas y hermanas, y es importante que ellas sepan de las batallas que cada hombre enfrenta: cada esposo, cada hijo y cada padre de familia; sus desafíos, frustraciones y tentaciones. Es tan importante que, los hombres, tengan personas orando por ellos, animándolos, y por eso, no podíamos dejar fuera de la ecuación a las mujeres. Sabemos que ellas también tendrán que trabajar junto a ellos en la mayoría de estos asuntos.

MARTIN// Así es, necesitamos su ayuda, por eso, hacemos esto.

PABLO// Desde el principio, Dios dijo: “no es bueno que el hombre este solo” necesita de ayuda. Efectivamente, necesitamos de la ayuda de las mujeres, de las esposas y de las madres. Existen varios campos de batalla: la lujuria, la inseguridad, la ira, el orgullo, y hoy, queremos considerar a la complacencia, ¿Cómo hace un hombre, que ha sido un cristiano por mucho tiempo, para mantenerse motivado y permanecer en el servicio militar para Cristo? ¿Podemos perder la motivación?

MARTIN// Trabajamos realmente duro para el retiro, este sentimiento se hace más evidente cuando llegamos a los 65 o 70, que es la edad mágica, ellos escogen su manera de escapar: la playa, jugar golf, ir de pesca. Veo esta conducta en muchos hombres, que pasaron largo tiempo enfrentando desafíos, y por alguna razón, piensan que, tomar este descanso, aliviara las heridas de guerra del pasado, pero esto no es lo que sucede.

PABLO// Es decir, “cuelgan los guantes” La vida es como una batalla, y hay muchos hombres que después de muchas batallas, sencillamente se recuestan como un perro viejo en su perrera. Fueron honestos, sirvieron al Señor con entusiasmo, trabajaron mucho, pero llegan a un punto en donde simplemente “cuelgan los guantes” Pero ¿Qué hace que alguien “cuelgue los guantes”?

MARTIN// “Mis hijos están grandes, tengo un poco más de 40 años, estoy cansado, pero aun puedo hacer muchas cosas, puedo ir a donde yo quiera. Ahora todo es distinto, todo es fácil, y a mi carne le gusta lo fácil. Ahora ya no tengo que trabajar y trabajar, ahora puedo tener vacaciones extendidas, estoy listo para ir a la playa el tiempo que yo quiera, estoy listo para lo que sea”. Pienso que la gente mira su retiro como vacaciones permanentes.

PABLO// Sabes, he visto a muchos hombres pasar por diferentes etapas de su vida y quedar desalentados, no tiene que ser necesariamente en la vejes, esto llega cuando te das cuenta de que no vas a ser el presidente de la compañía, que no vas a tener tu propia empresa, no vas a lograr un ascenso, y esto te trae mucha desilusión y desaliento. Estos hombres tratan de encontrar satisfacción en algo más, sus sueños han muerto y esta es la manera de consolarse por eso. Algunas cosas no funcionaron y sobran los motivos para perder la motivación, creo que estos hombres pierden la motivación, esto, es algo que nos desafía a todos. Déjenme decirles a todos los que nos escuchan, no hay retiro en la vida cristiana, no se puede colgar los guantes, debemos estar constantemente dispuestos y motivados para servir a Cristo.

También tenemos que considerar que la vida pasa por varios ciclos de emociones y puede ser que estas pasando por un tiempo de trabajo muy duro, en el ministerio o el servicio y sólo necesitas tiempo para recuperarte espiritualmente, un tiempo para regresar a la Palabra de Dios, para tomar una enseñanza especial sólo para ti, así que, no te apagues no abandones el ministerio, sólo necesitas tiempo para recuperarte espiritualmente, hay quienes sólo perdieron su energía espiritual.

MARTIN// He visto que una de las maneras de remediar esto, es invertir la vida en hombres más jóvenes, no hay nada que te pueda hacer sentirte más vivo. Los más viejos han cometido muchos errores, así que tienen mucha experiencia y si hablaran con estos hombres, de mediana edad, sus experiencias serian inestimables para ellos.

PABLO// Aquí en la Capilla de la Biblia, tienes esos grupos que se apoyan y trabajan por el bienestar de sus miembros, son grupos pequeños, y ahora también está el grupo de los “hombres sabios” un ministerio que conecta a los creyentes maduros con los mas jóvenes y los aconsejan en las batallas de la vida, ¿verdad? Todos estamos en esta batalla, pero los jóvenes tienen que batallar con sus jóvenes matrimonios, sus hijos pequeños y todo eso, y todo lo que estos hombres pueden enseñarles, evitará que en medio de las frustraciones hagan algo indebido.

MARTIN// No es que tenemos un letrero que dice: “se busca hombres cristianos perfectos que hagan todo bien” no queremos a estos hombres, queremos a los que han vivido la vida, a los que han estado en el campo de batalla. Lo maravilloso de esto, es que los errores de los más viejos, pueden decirle grandes verdades a los más jóvenes, no puedo expresar con la suficiente emoción, la bendición enorme que esto representa para nosotros. Mike Singletary dijo: “todo hombre mayor debe estar dispuesto para enseñar, discipular y mentorear a un hombre joven y esperar que uno de estos jóvenes te diga gracias, realmente afectaste mi vida”.

Estuve hablando con un hombre que estaba realmente muy involucrado con el ministerio, este hombre tenía 70 años y se reunía con al menos 7 hombres distintos por semana, estaba retirado, pero trabajaba a tiempo completo en este ministerio.

PABLO// Permite que tus oídos se refresquen con estas palabras, porque has pasado por muchas batallas y podrías invertir esto, en la vida de alguien más joven, posiblemente estás pensando, “falle, falle miserablemente, Dios no me puede usar, ¿Cómo podría aconsejar a alguien?”

MARTIN// Sólo tengo una palabra para ti, “Recuperación

PABLO// Así es, sólo aquellos que se han recuperado pueden ministrar y aconsejar a otros que están en las mismas luchas, un hombre recuperado es probablemente el mejor consejero para alguien que esta en medio de una batalla, o de alguien que ha fracasado en alguna área de su vida. Todos venimos destruidos, todos hemos fallado, no conozco a nadie que no haya transitado por el camino equivocado. Cuando alguien viene con alguna necesidad especial, si ha caído, por ejemplo, en adulterio, lo canalizamos con alguien que ha salido de este asunto, si alguien ha caído en pornografía o drogadicción, lo remitimos a alguien que sabe como es esta batalla y que ha logrado vencer. Sólo alguien que lo ha experimentado puede aconsejar adecuadamente, su experiencia, mi experiencia, ayudaran a la próxima generación.

MARTIN// Necesitamos a hombres que puedan compartir sobre la gracia de Dios a través de la recuperación.

PABLO// Tenemos un hombre que encabeza el grupo de recuperación, si le preguntas ¿Cuál era tu adicción?, él te responderá, todo. Por esa razón tiene un ministerio muy efectivo, porque habla desde su experiencia, y no sólo de su experiencia, sino de su dependencia, y del poder transformador de Jesucristo, a través de su dependencia.

Tal vez alguien que ha caído en un pecado moral nos esta escuchando, tal vez es alguien que ha estado alejado de la fe por algún tiempo, y se están preguntando: “Dios, ¿realmente puede usarme?” La respuesta es, sí. Dios puede ayudarte a encontrar recuperación por su gracia. Cuando alguien ha fallado moralmente, Dios lo ha restaurado, es tiempo de ayudar a otros a ser restaurados de sus pecados, por la gracia de Dios.

MARTIN// Es muy valioso poder compartir toda esta información con otros hombres, invertir tu vida, en la vida de otros.

PABLO// Estamos hablando de la complacencia y lo que estamos diciendo es que debemos luchar contra esto, usar las experiencias de la vida para inspirar a otros, para que conozcan a Jesucristo, esto es seguramente lo que hizo Pablo. Alguien puede decir: “Dios nunca me podría utilizar a mí”, pero, miren al apóstol Pablo, él está camino a Damasco, él iba a matar a algunos cristianos, entonces Dios irrumpe en su vida, lo transforma y lo salva. Pablo dijo que, incluso estaba dispuesto a incendiarse para compartir el mensaje de Jesucristo. En el capítulo 4 de 1 Timoteo versículo 6, Pablo dijo: “Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.” ahora mira el verso 7: “Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;” Tunch, esta es la palabra griega “Gumnazo” de ahí proviene la palabra gimnasio, qué es el lugar en donde un atleta pasa todo el día esforzándose y haciendo ejercicio, Pablo dice: “ejercítate en La Piedad, disciplínate, no te quedes sentado amargándote, levántate, ejercítate para la Piedad, involúcrate en esta batalla.”

Se “ejercitó para la piedad” “porque el ejercicio corporal” dijo: “para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.” (1 de Timoteo 4:8) Este es el mejor antídoto contra la complacencia, involucrarse en la batalla, ejercitarse para La Piedad. “Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.” (1 de Timoteo 4:15) Me gusta mucho esto, tenemos que aprender a vivir vidas que sean testimonio a otras personas, que cuando nos vean sepan que nuestra vida tiene un propósito eterno, que nuestra vida está creciendo.

MARTIN// Yo tenía un viejo amigo, cuando llegó su momento de partir, él hablaba con mucho entusiasmo a todos de Jesús, un día lo fui a visitar y hable con su esposa, le pregunte: ¿cómo esta Chuck? Ella me dijo: “este es el final” él me escuchó y me llamó, así que fui a su lado y pude ver la alegría de sus últimos momentos, alabando a Dios y diciéndome todo lo que Dios tenía preparado para mí, él me dijo: “no tengo miedo, esto no viene mágicamente, esto viene de haber entregado completamente tu corazón a Dios.” Yo los miraba y sólo podía decir ¡wow!

PABLO// Pablo nos da la forma de combatir la complacencia, “Ejercítate para la piedad” lee la palabra, relaciónate con otros creyentes, usa tus dones, comparte el mensaje, a esto lo llamamos “los 5 asuntos esenciales”  mira lo que dice Pablo: “Ocúpate en estas cosas” sé diligente en tus asuntos, dedícate con santidad a esto, “para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.” de modo que la gente pueda ver tu progreso, hazlo de tal manera que la gente pueda decir, oye, todo lo que haces lo haces con tanta pasión y energía. La gente quiere saber de donde sale todo esto, de donde sale este gozo, esta energía y es precisamente de esto de lo que hablaremos en nuestro próximo programa, esperamos que puedas acompañarnos en nuestra próxima emisión. Bendiciones.

Bajo Ataque – Orgullo

Bajo Ataque – La Complacencia 2