in

 Bajo Ataque – El Enemigo 4

 

PABLO// “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:11,12)

Satanás no solo es un estratega, ordena a sus fuerzas demoniacas y toma acciones efectivas, es formidable pero no es invencible. En el programa de hoy, descubriremos las estrategias del enemigo y los movimientos de sus tropas de modo que podamos responder con eficacia en el poder de Dios.

CORTINA

Para esta emisión especial de “La Biblia Dice” esta Tunch Ilkin, veterano de 14 años en la NFL, comentarista deportivo para las emisoras de los Steelers y pastor del ministerio de varones en la Capilla de la Biblia, Tunch, estamos hablando de los hombres que están involucrados en la batalla, tenemos que reconocer que estamos en medio de una batalla, y tenemos que tomar parte de ella. Hemos dicho que hay varios campos de batalla: el mundo, la carne, y el enemigo. Hoy estamos considerando las diferentes acciones del enemigo, y hemos dicho que el propósito de Satanás es atacar el plan de Dios de cualquier modo y por cualquier medio posible. Satanás utiliza el sistema de este mundo ya que él es el príncipe de este mundo, así que tiene monopolizado todo, pero, en lugar de oponerse abiertamente al plan de Dios procura falsificar el diseño original de Dios y lo hace utilizando lo que podríamos llamar “atajos” Y en esto sí que es un maestro.

MARTIN// Amamos los atajos, somos una cultura que ama los atajos, el camino más corto a casa, la manera más rápida de cortar el césped.

PABLO// La manera más rápida de perder peso, de ponerte en forma, ¿Has escuchado esto? “Sólo cinco minutos al día y puedes tener grandes músculos”. Vamos a ver algunos ejemplos, el tema de la sexualidad, por ejemplo, ¿Dios nos creó como criaturas sexuales, ¿verdad?

MARTIN// Así es.

PABLO// Dios desea que estemos satisfechos sexualmente, este es el diseño original de Dios, la promiscuidad es un atajo para esto, el sexo fuera del matrimonio, el adulterio, la fornicación, Dios quiere que este sexualmente satisfecho, ¿verdad? Bien, entonces tenemos que esperar y ser pacientes hasta que llegue la persona indicada y Dios nos permita llegar al matrimonio para satisfacernos sexualmente, pero si no lo hago, si prefiero buscar un atajo, entonces haré lo que no es correcto, lo que no es parte del diseño original de Dios.

MARTIN// La pornografía es la misma cosa, y no podemos simplemente racionalizar esto. Cuando te enredas con la pornografía, estás tomando un atajo, y la cosa es que hoy en día Satanás ha hecho que sea muy fácil ver pornografía, puedes tenerla en tu celular, en tu tablet, la tentación esta siempre ahí, de pronto aparece y te preguntas ¿Cómo es posible?

PABLO// Satanás está usando la tecnología porque es dueño del sistema de este mundo.

Ahora, si alguien piensa que vivimos tiempos de muchas tentaciones, quiero recordarles a Job, este es un libro muy antiguo, fue escrito antes de las vallas publicitarias, antes de los celulares, las televisiones y los videos. Job dijo: “Hice pacto con mis ojos; ¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen? (Job 31:1) de manera que esto, es algo que ya está en nuestro corazón, pero Satanás usa la tecnología para exacerbar esto. Buscar la satisfacción sexual indebida es un atajo puesto por Satanás, el sexo es algo maravilloso, Dios lo creó, pero buscar satisfacción fuera del matrimonio es buscar un atajo.

Materialismo, podríamos decir lo mismo de esto, Dios nos ha dado todas las cosas para que disfrutemos de ellas ¿Verdad? Pero hay una línea muy fina entre disfrutar de las cosas y que las cosas se conviertan en nuestro dios

MARTIN// Así es, y hemos hablado de esto antes. Siempre que nos inunda el “quiero esto” deberíamos pedirle al Señor que nos conceda la sabiduría para obtener las cosas. Yo siempre lo hago, siempre le digo: “Señor, enséñame a estar conforme con lo que tengo, ayúdame a lidiar con los “quiero esto” en mi vida”, esta es una la batalla constante entre el materialismo y lo que es correcto.

PABLO// Está bien, vamos a considerar algunos atajos. Satanás trato de tentar a Jesús, le ofreció algunas recompensas sin pasar por el sacrificio de la cruz.

MARTIN// Sin el dolor y el sufrimiento de la cruz.

PABLO// Quería mencionar un asunto con el tema del nacionalismo, hay una línea muy fina entre ese orgullo y el reconocer que Dios es soberano en todo el mundo, no el presidente, no el congreso, Dios es el soberano. Hoy en día hay mucha gente que piensa que Dios se ha afiliado con cierto partido político, esto es una tentación enorme para algunos creyentes conservadores de hoy.

MARTIN// Nuestro deber es orar por nuestro país, orar por lo que Dios tenga en sus planes para nosotros como país, por nosotros como cultura, debemos entender que siempre Dios está al control.

PABLO// En su libro “Cartas del diablo a su sobrino” C. S. Lewis escribe sobre un demonio mayor que le aconseja a un demonio menor en el arte de la tentación, le dice; deja que ellos mezclen el patriotismo con el cristianismo, así que Satanás les hace pensar que el gobierno puede hacer lo que sólo Dios puede hacer, de esta manera, ciega las mentes de los incrédulos para que no acepten el evangelio. Tunch, lee por favor 2 de Corintios 4:4,

MARTIN//En los cuales el dios de este siglo [Satanás] cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” Pablo dice; “cegó el entendimiento” no los ojos, “cegó el entendimiento de los incrédulos”

PABLO// para los incrédulos, Satanás utiliza el mundo, su reino, la carne y puede “cegar el entendimiento de los incrédulos” de manera que no puedan ver la luz del evangelio. Ahora veamos esto, vamos a hablar de los creyentes, que dicen las escrituras en cuanto como trata Satanás a los creyentes.

MARTIN// Cuando leí esto pensé que era muy fuerte, Hechos 5:3 dice: “Y dijo Pedro: Ananías, ¿Por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?”

PABLO// Esto fue lo que paso con Ananías y Safira cuando dijeron que estaban donando todo el dinero de la propiedad a la Iglesia. Ellos no tenían que venderla, no tenían que donar el dinero si lo querían hacerlo. Esto no era el tema del dinero, sino de la mentira que ellos dijeron.

MARTIN// Ellos escondieron un poco de dinero para sí mismos, esto es una palabra para nosotros, debemos asegurarnos de no mentirle a Dios, si servimos, si oramos, hagamos lo que hagamos debemos cuidarnos de las mentiras de Satanás y mucho más de creer en nuestras propias mentiras.

PABLO// Y esto es muy peligroso y nos puede conducir a tomar decisiones muy equivocadas, no podemos maquillar la verdad, un poquito de mentira no es verdad, Satanás puede hacernos creer que esto está bien pero no es así.

MARTIN// Lamento mucho decir esto, pero, antes de ser un verdadero creyente, yo mentía todo el tiempo.

PABLO// Bueno, esta es la clase de cultura en la que crecemos, crecimos pensando que esto es lo que correcto, le mentimos a nuestra familia, a nosotros mismos, y es algo muy fácil

MARTIN// Cuando le entregué mi vida a Cristo, decir la verdad fue más difícil que dejar las drogas, a veces decía algo, y luego pensaba, un momento, es no es verdad, y es muy interesante pensar con cuanta frecuencia decía mentiras, era una batalla que me tomo los primeros cinco o seis años de mi caminar con Cristo, y sigo pidiéndole a Dios: “Señor, haz que aprenda a decir siempre la verdad, que pueda luchar contra decir mentiras”

PABLO// Satanás pone este tipo de tentaciones al creyente, Apocalipsis 12, verso 10 dice: “porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche” Esto sucede en el Apocalipsis, pero el punto es que Satanás es quien difama y acusa a los creyentes, él emplea a los demonios para tratar de derrotarnos, las escrituras dicen: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:11,12) Esto realmente pone de manifiesto la gran batalla que estamos librando.

MARTIN// Sabes Ron, como seguidores de Cristo, tenemos que entender claramente esto, Satanás no está escondido detrás de cada árbol, pero es real.

PABLO// Nuestra batalla no es contra carne y sangre, nos tenemos que levantar contra todos los esquemas de Satanás, tenemos que vestirnos con toda la armadura de Dios, tenemos que reconocer que vivimos en este mundo físico, pero libramos una batalla espiritual y si de alguna manera nuestros ojos espirituales fueran abiertos, podríamos ver las batallas espirituales que se dan en las regiones celestes.

MARTIN// Fue Eliseo el que dijo: Señor haz que sus ojos puedan ver el reino espiritual y su siervo vio a los ejércitos del cielo.

PABLO// Así es.

MARTIN// Vio a los ejércitos de Dios.

PABLO// En este libro del que hemos hecho referencia, “Días de Guerra” de Cliff Graham, este libro me ha abierto los ojos, he leído muchas historias que me han abierto los ojos. David está preparándose para la batalla, está pidiendo protección de parte de Dios, y hay un pasaje en donde Dios le dice: “espera hasta que escuches el crujir de los árboles, y entonces ven que los Filisteos están matándose entre ellos” Dios había puesto un espíritu de confusión en medio de ellos, y le dijo: “espera hasta que escuches el crujir de los árboles” Pienso en lo que veríamos si nuestros ojos fueran abiertos al mundo espiritual.

Debemos estar conscientes de nuestra lucha espiritual, y esto lo podemos hacer orando, tenemos esta responsabilidad, y a menudo lo tomamos muy a la ligera. Esperamos que puedas acompañarnos en nuestra próxima emisión, dónde estaremos hablando sobre cómo lograr vencer al enemigo en medio de la batalla. Bendiciones.

Bajo Ataque – El Enemigo 3

Bajo Ataque – El Enemigo 5