in

“El Principio”

Hoy vamos a comenzar con un nuevo estudio a través del Génesis, el primer libro de la Biblia. Este libro contiene historias de personas reales que, aunque estaban en momentos, lugares y épocas diferentes, son como tú y como yo.

Mientras estudiamos la vida de estas personas vamos a encontrar momentos de gran bendición y de profunda decepción, vamos a conocer personas que tuvieron problemas con su matrimonio, vamos a ver a padres de familia decepcionados con sus hijos, algunos apenados por la pérdida de un cónyuge, de un hijo o de un amigo. Veremos historias de personas que se impacientan con Dios, ellos tomaron el asunto en sus propias manos y acusaban a otros de sus defectos y sus malas decisiones.

Muchas de las páginas, de este libro, están llenas de historias peligrosas, personas capturadas, engaños y traiciones: vamos a ver la vida de personas que pasaron noches sin dormir, llenas de ansiedad y muchos de ellos pensaban que esa, iba a ser la última noche de sus vidas.

El pecado se hace presente en Génesis 3 y esta vez se presenta como un animal astuto, listo para atacar. Algunas historias hablan de personas que cayeron en pecados sexuales, de familias mostrando su favoritismo por alguno de sus hijos, hermanos luchando contra hermanos, familias corroídas por la envidia, hermanos vendiendo a hermanos y entregándolos a la esclavitud, en fin, este libro es una mezcla de cosas increíbles, cosas de la vida diaria y momentos de la vida real. Son historias de personas que confían en Dios, personas mostrando grandes hazañas de fe, recibiendo y extendiendo perdón.

En el libro de Génesis, podemos ver a personas como tú y como yo, que viven y mueren, pero desde la primera, hasta la última historia, hay alguien que está constantemente presente, y esta persona es Dios, no hay nadie como Él. Dios obra de manera poderosa. U

n comentarista dijo: “El Génesis es el desarrollo del programa de Dios para el universo” El Génesis presenta al lector, la naturaleza del Dios soberano, el Dios que mueve cielo y tierra para establecer su voluntad. Un Dios que envío a su hijo desde el cielo hasta la tierra para establecer su voluntad y que podamos tener una relación con Él.

El libro de Génesis fue originalmente escrito en idioma hebreo, al igual que todo el Antiguo Testamento, y contempla la historia de los israelitas, un pueblo que fue tomado desde el cautiverio y disperso por todo el mundo. Muchos de ellos empezaron a adoptar y a asimilar las diferentes culturas. La cultura reinante en el mundo en ese momento fue la cultura griega, de esta manera los judíos aprendieron la lengua griega. De hecho, muchos de ellos conocían el griego mejor que el hebreo, así, para el pueblo judío, fue más fácil entender la Biblia cuando fue traducida del hebreo al griego, esto fue alrededor del año 200 A.C. A esta versión se la llama la Septuaginta, esto significa “70” pues hubo 70 hombres que hicieron el trabajo de traducción del hebreo al griego, El nombre de Génesis no es el nombre hebreo es su nombre griego “guénesis” que significa “el principio” o  “el origen”

“Un nuevo comienzo” este libro habla de tener un nuevo comienzo. No conozco a ninguna persona que no necesite un nuevo comienzo en alguna área de su vida, un nuevo comienzo en su caminar con Dios, un nuevo comienzo en su relación, quizás algún pecado que ha estado tratando de abandonar y por el cual pide, por el poder de Dios, para tener un nuevo comienzo con su vida y dice: “Por la gracia de Dios necesito un nuevo comienzo, mi caminar con Dios necesita ser renovado, necesito comenzar nuevamente, necesito que Dios ponga aliento fresco en mí, necesito un nuevo comienzo”

Génesis es el libro que habla acerca de estos nuevos comienzos. Existen tres instancias en este libro que tienen relación con estos nuevos comienzos: la primera es “el principio de la creación” Génesis 1:1 dice: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” en el capítulo 1 vemos un bosquejo de esta creación y en el capítulo 2 se convierte en algo más personal.

La siguiente instancia se desarrolla desde el capítulo 3 hasta el 11, Dios crea a la primera familia, Adán y Eva, y descubriremos las diferentes cosas que sucedieron en su vida. En el capítulo 3 contemplamos la caída del hombre y todo se puso tan mal que Dios decidió comenzar nuevamente, entonces aparece Noé y su familia. La inundación llega y arrasa con la civilización de esos días, Dios no lo hizo por maldad. La humanidad tiene ahora un nuevo comienzo a través de Noé y su familia. Al final del capítulo 11, vemos que las personas, nuevamente intentan abandonar los principios de Dios construyendo una torre, algunas cosas nunca cambian ¿verdad?

La última instancia de este libro comienza en el capítulo 12 hasta el capítulo 50 y entonces vemos a Dios haciendo un pacto con un hombre para formar a su pueblo, el pueblo de Israel, un pueblo elegido no por ser una gran nación, pues en ese momento ni siquiera existían, pero después, Dios si los convertirá en una gran nación, Él los eligió como su pueblo.

En estos capítulos hay cuatro personajes principales: en primer lugar, está Abram, al cual Dios le cambió su nombre por Abraham qué significa: “padre de muchas naciones” “padre de multitudes,” de él nació Isaac. Al inicio del capítulo 25 vemos a un hombre llamado Jacobo, Dios también cambia su nombre a Israel, y aunque existen algunas definiciones para su nombre mencionaremos ésta: “el que pelea con Dios” Israel ha peleado contra Dios por generaciones y sigue haciéndolo. A continuación, desde el capítulo 37 hasta el 50, conoceremos a José, y finalmente, llega un hombre llamado Moisés, él es el autor de los primeros cinco libros de la Biblia: Génesis, Éxodo, levítico, Números y Deuteronomio, a estos libros los conocemos como el Pentateuco.

Nadie estaba más calificado para escribir el Pentateuco que Moisés, ¿Recuerdas su historia? Cuando Israel ni siquiera había sido convertida en una gran nación, Egipto tuvo temor de este pueblo, así que los hijos varones fueron condenados a muerte, pero la madre de Moisés pudo salvarlo, lo puso en el río dentro de una cesta y la hija del faraón lo encontró, de esta manera, Moisés fue criado como un egipcio en el Palacio real durante los primeros 40 años de su vida. Estando en el Palacio él tuvo lo mejor de lo mejor, tuvo la mejor educación. Lucas nos dice en Hechos capítulo 7 verso 22: “Y fue enseñado Moisés en toda la sabiduría de los egipcios: y era poderoso en sus palabras y obras”, Moisés fue educado en la cultura de los egipcios él fue poderoso en su tiempo, no había nadie mejor y más preparado para escribir y relatar estos primeros cinco libros de la Biblia, por supuesto, bajo la Inspiración de Dios.

Algunos estudiosos piensan qué Moisés escribió el Pentateuco durante los años de vagar por el desierto, seguramente él habría tenido tiempo suficiente para hacerlo y también tenía a su disposición personas que podían informarle, registros genealógicos y quizás algunos pergaminos qué mantenían sus antecedentes familiares. Pero recuerda, fue únicamente bajo la inspiración y dirección de Dios que Moisés escribió este libro, el cual, vamos a estudiar.

El propósito de Moisés al escribir este libro fue también, aclarar a los israelitas tres cosas importantes: Primero, ¿Cómo fue que Dios creo todo en el principio? Segundo, ¿Por qué nos creó? pues todo lo que hace Dios siempre tiene un propósito y tercero: De qué manera debía vivir el pueblo de Dios.

Ahora, hay dos hilos que se tejen a lo largo de toda la historia del Génesis, piensa en ellos como una cuerda que rodea a todas las historias, la primera siempre es la persona de Dios, no existe un lugar en el Génesis en donde no veas el obrar de Dios, Él siempre está ahí. A través del Génesis, Moisés quiere mostrarnos que Dios es Dios y no hay otro.

El siguiente hilo conductor en este libro, es la respuesta del hombre hacia Dios, cuando finalmente sabemos quién es Dios ¿De qué manera respondemos a Él? Así que, este es el plan que tenemos para estudiar este libro: queremos mirar a la persona de Dios a través del Génesis y de qué manera responde el hombre a Dios.

Una buena manera de hacerlo es considerar los nombres de Dios que encontramos en Génesis. En el libro de Génesis hay 10 nombres de Dios, no tendremos tiempo para estudiar los 10 nombres, así que hemos escogido seis, los cuales estudiaremos en el trascurso de esta serie.

Hoy veremos el primero de ellos y es “Elohim” ésta es una palabra hebrea qué significa “Poderoso Creador”

En el principio el “Elohim” El poderoso Creador, creó los cielos y la tierra “Elohim” es traducido en las escrituras como “Dios”. “Elohim” es su forma plural para mostrar a la Trinidad.  Moisés está diciendo que no puede utilizar la palabra “Elohim” todo el tiempo porque es un nombre sagrado, majestuoso, impresionante y poderoso, así que utiliza este nombre en plural, también se lo llama un plural de intensidad, “Elohim” este es un plural majestuoso, Dios es el creador, “Elohim” creó los cielos y la tierra. Ese nombre se menciona más de 2.500 veces en la Biblia, describe el poder de Dios, su majestad, su autoridad y su soberanía sobre todas las cosas. No hay nadie como “Dios” Él hizo todo a partir de la nada.

No hay nadie como Dios. Bien, no sé lo que tú pienses, pero puedo decirte esto, Dios puede manejar cualquier situación en tu vida, Él creó el universo entero de la nada, Él es el “Elohim” Dios puede manejar cualquier situación que tú tengas, Él puede darte todo lo que necesitas para hacer lo que Él te ha llamado a hacer.

En Isaías capítulo 40 verso 27 al 31, el profeta dijo: “¿Por qué dices, oh Jacob, y hablas tú, Israel: Mi camino está escondido de Jehová, y de mi Dios pasó mi juicio?” Dios no me ve, Dios no se preocupa por mí. ¿Por qué estás diciendo esto? “¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance” “Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ninguna. Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen: pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas: levantarán alas como las águilas: correrán, y no se cansarán: caminarán, y no se fatigarán”

“Elohim” es poderoso, Él puede hacer cualquier cosa en tu vida, ¿estás cansado? busca la fuerza en “Elohim” el restaura al cansado.

Aquí está el siguiente nombre: “Señor Dios” “Yahveh” y su pronunciación conjetural (Yahweh, Yahvé, Yah y Yavé así como sus variantes Iehová, Jehowah o Jehová).

Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y conocer juntos a aquel capaz de soplar aliento de vida sobre nosotros. Bendiciones

 

“El Diseño de Dios para la Paternidad 3”

“El Principio 2”