in

“El Principio 8”

Si deseas una esposa o un esposo para toda la vida, tienes que orar para que la gracia de Dios te permita tener un matrimonio sólido, para que tu pareja esté contigo aún después de 10, 20 o 50 años. No podemos ir en contra del diseño original de Dios, no podemos pensar en el divorcio y destruir lo que Dios formó.

Bien, ahora toma tu Biblia y vamos nuevamente al libro de Génesis, hoy continuamos con nuestro estudio de este primer libro de la Biblia. Esta vez llegamos al libro de Génesis capítulo 3. Permíteme tomar unos minutos para establecer el contexto de esto, Dios creó a Adán y lo puso en el jardín del Edén, le dio todo lo que él podía desear. Todo lo que él necesitaba estaba en este jardín, allí también había dos árboles. Uno de ellos es llamado el árbol de la vida, este árbol era la fuente de la continuidad de la vida. Este árbol es mencionado 4 veces en el libro de Apocalipsis. Las escrituras dicen que, luego de la caída del hombre, este árbol estaba custodiado y resguardado. Apocalipsis capítulo 22:14 dice: “Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad”

Aquí, en el centro del jardín del Edén, también existe otro árbol, este árbol es llamado el árbol del Conocimiento del bien y del mal, este árbol poseía la virtud del conocimiento de lo bueno y lo malo, ya que en el jardín no existía el mal. Dios puso una prohibición acerca de este árbol “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” Génesis 2:16 y 17.

Bien, aquí está el primer mandamiento: “De todo árbol del huerto podrás comer” Puedes comer hasta saciarte, en hebreo sería algo como: “comer y después volver a comer”. Pero con la provisión venia también una prohibición, el versículo 17 dice: “pero del árbol del conocimiento (de la ciencia) del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás.” Muerte, eso es lo que va a pasar.

Dos cosas importantes para resaltar aquí: primero, en las escrituras no se dice de donde proviene el mal, los teólogos han derramado mucha tinta y han debatido mucho sobre el origen del mal. Pero la verdad es que no sabemos cuál es su origen, sabemos que Dios creó a todos los seres, y entre ellos también creo a los ángeles; Satanás era un ángel de luz, Lucifer, un hermoso y poderoso ángel, esto fue mucho antes de la creación del mundo. En algún punto de la eternidad, Lucifer quería ser como Dios y fue expulsado del cielo. Podemos leer sobre esto en: Isaías 14 versos del 12 al 16 y en Ezequiel 28:12 al 15.  Entonces hoy vamos a hablar acerca de Lucifer y de otros ángeles que eligieron seguirlo y fueron echados del cielo.

Segundo, en este pasaje se nos presenta una incertidumbre teológica, vamos a batallar con esto por el resto de las escrituras, y tendremos tiempo de sobra para hablar de esto aquí en el Génesis, esta incertidumbre es entre la soberanía de Dios y la responsabilidad del hombre. Dios es soberano, Él se encarga de todas las cosas, Dios controla el Universo, nada sucede sin su aprobación, en su mano esta permitirlo o no, Él es Todopoderoso, Él es Soberano, pero al mismo tiempo, el hombre es responsable de las decisiones que debe tomar frente a las cosas de esta vida, en esto radica la tensión que se relata en las escrituras: la soberanía de Dios y la responsabilidad del hombre. J.I. Packer llama a esto la antinomia: dos verdades corriendo juntas, una al lado de la otra, aparentemente contradictorias, pero sin contradecirse. Esto es algo que veremos muchas veces en el estudio de las escrituras.

Bien, Dios le ha dado a Adán su ayuda idónea; el hombre y la mujer estaban hechos el uno para el otro, tal y como vimos la última vez, ese es el diseño original de Dios y el diseño original de Dios es claro, y este, siempre, siempre, siempre, estará opuesto a lo que dice la cultura o lo que nosotros podríamos considerar como la norma.  Siempre debemos regresar al diseño original de Dios. El hombre y la mujer solamente pueden estar juntos en el contexto del matrimonio, el matrimonio que Dios ha creado para que dure toda la vida, este es el diseño original de Dios, ninguna otra cosa o pensamiento contrario puede ser lo correcto, no podemos racionalizar ninguna costumbre, cultura o pensamiento, por más bueno que parezca pues, cualquier cosa opuesta al diseño original de Dios, está en contra de Dios.

Aquí también tenemos que mencionar sobre la unidad en cuanto al servicio para el Señor, los dos deben caminar en la misma dirección y por las mismas razones, pero no sólo deben compartir la pasión por Dios, también deben compartir metas juntos. Hoy te invito a que te hagas las siguientes preguntas: ¿Por qué piensas que Dios los ha unido?, ¿Qué es lo que tienen que hacer juntos? Mira, al igual que cada uno de nosotros tenemos una huella digital, cada matrimonio debe dejar una huella en este mundo, Dios nos ha juntado para hacer algo especial. Recuerda que tu oraste por esta persona y debes seguir haciéndolo, incluso s ya están casados, es más, ahora que ya están casados deben orar con mayor dedicación, el uno por el otro.

Hoy hablaremos sobre el pecado, en Génesis 3, el pecado entró en el mundo y, el pecado siempre hace las cosas de la manera que se supone que no deberían ser ¿verdad? Es por eso que nuestra oración debe ser pedirle a Dios fortaleza para hacer las cosas que Él nos ha llamado para hacer, fuerza para hacer las cosas que sea necesarias para cumplir con su propósito, para cumplir con nuestro matrimonio y para que este sea sólido debemos alimentarlo, trabajar codo a codo, y debemos aceptar que el matrimonio no es fácil, pero es un regalo de parte de Dios para sus hijos.

Muchas veces, como cristianos, cuando tenemos problemas en el matrimonio, simplemente sacamos muchas cosas de contexto sin entender, y olvidándonos que Dios tiene esto como parte de un proceso hermoso de formación, Dios ha puesto el matrimonio para que sea algo que funcione de por vida, algo que funcione entre un hombre y una mujer; cada uno comprometido mutuamente el uno con el otro, amándose, comprometiendo su vida públicamente delante de familiares y amigos. Cuando esta relación funciona adecuadamente, Dios puede bendecirla para que traigan una nueva vida a este mundo. Entonces un esposo y una esposa pueden convertirse en un padre y una madre para alimentar a este pequeño bebé, ahora pueden enseñarle y formarle en los caminos de Dios, pueden amar y proteger a este bebé y, este niño aprende que papá y mamá es lo único que necesita tener, este es el ideal de la familia, esto es lo que Dios ha creado, Él nos ha dado la capacidad de crear vida también.

Dios está presente en cada creación, ahí en el vientre de cada madre, el salmo 139 dice: “Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas” (Salmo 139:13-16) Aquí vemos a “Elohim” el Dios Todopoderoso y también vemos a “Yahvé” nuestro Dios el único qué puede hacernos con el más mínimo detalle, por eso amamos la vida y por eso apoyamos sostener la vida dentro de este contexto que Dios ha puesto, que es el matrimonio. Este es el diseño original de Dios, somos una comunidad a favor de la vida. Génesis 2 no es un asunto pro-vida es un asunto pro-Dios, cuando amamos y servimos a Dios, entonces debemos estar dispuestos a caminar bajo su diseño y proteger este diseño original.

Recuerda, caminar fuera del diseño original de Dios siempre tendrá consecuencias significativas. En Génesis capítulo 2, Adán y Eva tienen una relación perfecta en un entorno perfecto y con total transparencia y confianza el uno con el otro, de hecho, el último versículo de Génesis 2 decía que el hombre y la mujer estaban desnudos y no se avergonzaban, ellos estaban completamente vulnerables entre sí, abiertos totalmente, el uno con el otro, y a continuación, en Génesis 3, vamos a encontrar un pasaje crucial de las escrituras, este versículo nos ofrece dos cosas:

Primero nos proporciona la historia de la caída y también nos proporciona un arquetipo o patrón clásico del pecado en la raza humana y el patrón clásico de la tentación. Génesis capítulo 3 versículo 1 dice: “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho” Aquí se nos presenta una sorprendente creación de Dios; esta serpiente era más astuta que cualquier otro animal que Dios había creado. Sabemos, debido a la revelación completa de las escrituras que, Satanás utilizó a esta serpiente para hablar con Eva. En Apocalipsis, tanto en el capítulo 12, como en el capítulo 20, Satanás es llamado la serpiente antigua. Él es aquel que llevó el mundo a la perdición, y en Juan capítulo 8 Jesús lo llamó el padre de la mentira, de hecho, Jesús dijo que la mentira es su lenguaje habitual. Todo lo que sale de la boca de Satanás es mentira, las primeras palabras que conocemos de él son mentiras.

Ahora, al leer el relato en el libro de Génesis, podría parecernos curioso que Eva está hablando con una serpiente, ¿cómo puede estar sucediendo esto? Bueno, primero que todo, este relato sucede en Génesis capítulo 2, antes de la caída. Desconocemos si los animales tenían la capacidad de comunicarse con el hombre de alguna manera, ¿verdad? puede ser que había algún tipo de comunicación posible entre los animales y el hombre en ese momento, no tenemos información sobre esto, pero es demasiado interesante pensar que los animales podían comunicarse o tener algún tipo de comunicación inherente a la mente humana. Lo que leemos en este relato es todo lo que sabemos al respecto, un comentarista lo dice de esta manera: “el hecho de que la mujer no esté sorprendida de poder hablar con una serpiente sólo intensifica la sospecha de que realmente la serpiente era un animal siniestro y poderoso y sabemos que esto es así”

Bien, sabemos que Satanás hablo con Eva a través de esta serpiente, hay algo interesante que deseó que consideremos, en Génesis 2:25 Adán y Eva están desnudos, la palabra hebrea es “acumen” y significa “inconscientes” ellos no eran conscientes de peligros, desafíos o del mal. Ellos eran completamente inocentes, la palabra que se utiliza para astuta es mejor traducida como “picara” Cuánto quieres traducir en hebreo la palabra para pícara es “akun” Aquí Moisés está utilizando un juego de palabras. Adán y Eva estaban inconscientes del mal que podía venir de parte de Satanás, Adán y Eva no estaban pendientes de los peligros y las trampas de Satanás, Satanás sabía exactamente como presentarles el pecado, él sabía exactamente dónde estaba la inocencia de ellos y se acercó para tentarlos.

Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y conocer juntos más sobre la astucia de Satanás expresada a través de esta serpiente. Que Dios te bendiga.

 

 

 

 

“El Principio 7”

“El Principio 9”