in

“Sexualidad Bíblica 2”

El deber conyugal se refiere a la relación sexual entre los esposos. El único marco legítimo para el correcto uso del sexo es el matrimonio. Sexo dentro del matrimonio es puro y limpio, sexo fuera del matrimonio es todo lo contrario.

El matrimonio entre un hombre y una mujer es más que la mera expresión de un deseo por vivir juntos. Es en realidad un pacto entre los dos ante Dios. Parte de ese pacto tiene que ver con un ceder mutuo de derechos. Hasta antes de casarse, el esposo tenía todo el derecho sobre su propio cuerpo, pero con el matrimonio, hace un pacto con su esposa otorgando a ella el derecho sobre su cuerpo.

Bueno, hoy en nuestro programa vamos a continuar hablando de la sexualidad bíblica. Todos quisiéramos tener buen sexo ¿verdad? y hay algunas cosas que tenemos que hacer para que así sea, así que hoy vamos a considerar este regalo, qué es la sexualidad vista a través de las escrituras. Ya hablamos de cinco elementos esenciales para el matrimonio, también hablamos de los tres elementos esenciales para una sexualidad saludable y bíblica, y hoy hablaremos de otros dos elementos esenciales para una sexualidad saludable y bíblica

Así que, continuemos con el cuarto elemento, la formación sobre el sexo es una responsabilidad de la familia. Vamos al libro de Cantar de los Cantares capítulo 8, este poema es sobre las relaciones sexuales dentro del matrimonio, hay tres actores dentro de este poema: la amada, que es la mujer, el amante, que es el esposo, y los amigos, que son los hermanos y miembros de la familia.

Capítulo 8 verso 8 dice: “Tenemos una pequeña hermana, Que no tiene pechos; ¿Qué haremos a nuestra hermana Cuando de ella se hablare?” Escucha lo que están diciendo: tenemos a una jovencita, estos mismos principios se pueden aplicar a los jóvenes. Tenemos jóvenes en nuestra casa. ¿Cuál es nuestra responsabilidad para con ellos? ¿Cómo podemos enseñarles sobre este regalo de la sexualidad, enseñarles sobre este don de Dios que es tan poderoso? ¿Cómo podemos enseñarles?

Bien, mira el versículo 9, “Si ella es muro, Edificaremos sobre él un palacio de plata” Una muralla era lo que fortalecía y protegía la ciudad contra sus enemigos, de esta manera, en el poema dice: “si ella es muro” es decir si ella permanece y se mantiene pura, a continuación dice: “edificaremos sobre él [está hablando de ella] un palacio del plata” (Cantar de los Cantares 8:9) Las Torres eran las estructuras de la ciudad en donde se almacenaba las armaduras.  Así que, cuando los hombres salían a combatir, iban hasta la torre a ponerse sus armaduras. Cuando no estaban luchando, las armaduras se guardaban ahí, es decir, cuando caminabas por las torres tenías la sensación de confianza había una sensación de aliento, una sensación de fortaleza, por lo tanto, si ella es el muro, si ella se mantiene pura, entonces nosotros vamos a alentarla, vamos a poner nuestra confianza en ella. Hay mucho camino por recorrer todavía, pero queremos ayudarla para seguir manteniendo este compromiso con el regalo que Dios le ha concedido, a través de mantenerse pura con su sexualidad.

Sigue leyendo el verso 9, “Si fuere puerta, La guarneceremos con tablas de cedro” Sí ella es una puerta, sí ella es promiscua, si ella está abierta a los avances de los hombres, “La guarneceremos con tablas de cedro” no es que lo vamos a hacer literalmente, pero vamos a poner restricciones sobre ella, porque la queremos mucho y no queremos que se lastime. A medida que madure y se vuelva sexualmente consciente y las hormonas comiencen a desarrollarse en su cuerpo, haremos las cosas como padres para construir las restricciones a su alrededor a fin de protegerlos. Me enferma escuchar a padres de niños de 13 años hablar divertidamente de que sus hijos ya tienen novios y novias pensando que esto es divertido.

No me interesa lo que digan en otras Iglesias, o lo que sea aceptable en la cultura actual. Quiero decirles que, como padres, debemos poner algunas restricciones. Ahora, tenga mucho cuidado de cómo se visten sus hijas, recuerde lo que acabamos de decir, los chicos se estimulan visualmente al ver a una chica, por lo que no creo que quieras que tu hija salga de la casa de esa manera, que no creo que quieras que tu hija recorra los pasillos de la escuela sabiendo lo que están viendo los chicos, y sabiendo lo que piensan los chicos. ¿Realmente quieres eso para tu hija? Ella puede decir: “Bueno, pero ese es el estilo” Hoy te debo decir: “En realidad no me importa, ella es tu hija y tú tienes que construir la protección a su alrededor”

Lo mismo sucede con nuestros hijos varones, asegúrese de conocer a los amigos de sus hijos, pueden hacer preguntas como: ¿A dónde van a pasear? ¿qué es lo que están haciendo? porque hoy en día el alcohol y las drogas están al alcance de nuestros hijos y no podemos permitir que sus amigos destruyan lo que nosotros hemos cuidado con amor y celo. Usted tiene que asegurarse de conocer a los amigos de sus hijos. Muchos estarán pensando: “Yo no puedo decirles a mis hijos cuáles amigos puede tener” y yo digo: ¡hey! ¿En serio? Yo pensé que ustedes eran los padres, pensé que ustedes eran las personas responsables de ellos.

Tenemos que construir esta clase de restricciones alrededor de nuestros hijos, hoy en día están expuestos a toda clase de ataques: la pornografía está en aumento, el alcohol, las drogas y muchos otros vicios socialmente aceptados. Algunos padres nos dicen: “yo no quisiera que mi hijo tenga que buscar una cabina telefónica para llamar a la casa, por eso le quiero dar un teléfono”, Bien, usted acaba de poner pornografía en su bolsillo. Ahora, no estoy diciendo que no le dé un teléfono a su hijo, pero usted tiene que poner las restricciones necesarias alrededor de las áreas en las que existe un peligro para sus hijos.

Ahora, permíteme decir lo obvio: “adolescentes, jóvenes y adultos, la responsabilidad final es tuya”. Tú puedes decir: “yo soy una pared o yo soy una puerta” mira lo que dice el versículo 10: “Yo soy muro, y mis pechos como torres” Tengo confianza en quien soy, mi autoestima está intacta, estoy seguro de quien soy. No tengo que irme a dormir con un chico para ser aceptado. No tengo que hablar de mi nombre en el vestuario para estar en el grupo popular.

Desde que fui en sus ojos como la que halla paz” recuerda que este poema habla de la noche de bodas también, la palabra hebrea para paz es “Shalom” esto quiere decir que “pueden llegar en paz” a la noche de bodas, habiendo hecho todo a la manera de Dios.

Ahora, muchas veces no lo hacemos así, pero gracias a su misericordia, podemos pedir perdón y comenzar de cero nuevamente. Cualquier cosa que hayas hecho en tu pasado, Él puede perdonarte, y por su gracia, Él puede ponerte en una senda de transformación. Todo lo que ha sucedido en el pasado debe quedarse en el pasado.

Dios ha perdonado tu pecado y por su gracia puedes ser restaurado y transformado, a partir de ahora puedes hacer las cosas a la manera de Dios, así que nuevamente, como padres tenemos la responsabilidad de que nuestros hijos caminen por el camino correcto, como padres tenemos que asegurarnos de poner estas restricciones, el sexo es una idea de Dios reservada para el hombre y para la mujer bajo la bendición del matrimonio.

Hombres y mujeres estamos diseñados de una manera diferente, la formación acerca del sexo es una responsabilidad de la familia. Algo más, los esposos y las esposas son responsables de satisfacerse mutuamente, de cubrir las necesidades sexuales de cada uno, veamos en 1 de Corintios capítulo 7 versículo 3, “El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer” (1 Corintios 7:3 y 4)

Cuando como esposo y esposa dicen: “aceptó”, están comprometiéndose para vivir esta vida juntos, para caminar juntos, y para satisfacer las necesidades del uno y del otro, no sólo sexualmente, pero hay que aclarar esta es un área muy importante. Pablo nos está diciendo que el sexo no debe ser utilizado como una herramienta de manipulación, no podemos abusar de esto. Ahora, permítame decir algo con total convicción, no hay jamás, jamás, jamás, jamás, una excusa para el adulterio, ¡jamás!, pero si tienen una relación de esposo y esposa y no están cumpliendo cada uno con la responsabilidad de satisfacer las necesidades sexuales mutuas, entonces la tentación del adulterio es muy alta.

Esto es lo que Pablo dice, verso 5: “No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, [es decir que ambas partes están de acuerdo] para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia” Lo que Pablo está diciendo es que la sexualidad necesita ser satisfecha, y si no se cumple como esposo y esposa, entonces existe la tentación de que esta necesidad sea satisfecha en cualquier otro lugar, esto no es correcto, pero la tentación es muy fuerte. Cuando no hay satisfacción mutua en el matrimonio, Satanás es un estudiante de la naturaleza humana y va a poner estás tentaciones delante de nosotros.

Los esposos y las esposas son responsables mutuamente de satisfacer sus necesidades sexuales. Pregúntele a su conyugue sobre esto, esta es una conversación que los dos deben tener y son los hombres quienes deben tomar la iniciativa para esta conversación: ¿Qué debo hacer? ¿Qué podemos hacer de manera diferente?

Ahora, aquí está otro asunto, tenemos que ser realistas acerca de nuestras expectativas en cuanto al sexo, el sexo no siempre es como en las películas, a veces es increíble y a veces es perfectamente normal. C.S. Lewis dice: “Mi esposa y yo alimentábamos el amor cada uno a su manera, yo a veces solemne y romántico, alegre y realista, a veces también dramático, ella como una tormenta a veces contundente y a veces tan cómoda cómo ponerse un par de zapatillas, no hay nada que no haya quedado satisfecho en nuestro corazón o en nuestro cuerpo”.

 

Esto es muy bueno ¿verdad? cuando tenemos sexo a la manera de Dios, cuando estás con tu esposo o con tu esposa, esto es una bendición ya que estás con la persona con la que te puedes divertir, estás con la persona con la que estás comprometido. Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y conocer juntos más sobre los planes de Dios para la familia. Bendiciones.

 

“Sexualidad Bíblica 1”

“El Divorcio”