in

“Sexualidad Bíblica 1”

Cada vez que como esposos tienen intimidad, ¿Sabes lo que están diciendo? “Reafirmo mi pacto contigo”. El sexo en el matrimonio afirma más y más la relación.

¿Qué hace que el sexo sea, bíblico, hermoso y divertido? y lo que es más importante ¿Cómo debemos honrar y valorar esta experiencia? Este es el interesante asunto que Ron Moore analiza durante esta media hora, escúchalo y encontrarás valiosos tesoros.

Bueno, hoy en nuestro programa, vamos a hablar de la sexualidad bíblica. Marshall Shelley es el editor de la revista liderazgo y escribe sobre un pastor, amigo suyo, que se cambió a una nueva ciudad. En la tarde acudió a la reunión ministerial en donde varios pastores de la ciudad se reunían, siendo el pastor nuevo, le solicitaron hacer la oración de apertura, cuando estaba concluyendo su oración él tenía la intención de decir “Señor concédenos un buen tiempo” pero de alguna manera la lengua se le trabó y terminó diciendo: “concédenos un buen sexo” la habitación se quedó en silencio y todos estaban congelados, finalmente un pastor en la parte de atrás elevó un grito y dijo ¡Amén! El pastor nuevo comenta que desde ese día muchas veces le pedían hacer la oración inicial.

Ahora, esto es cierto ¿no es así? todos quisiéramos tener buen sexo y hay algunas cosas que tenemos que hacer para que así sea, así que hoy vamos a considerar este regalo, qué es la sexualidad vista a través de las escrituras. Ya hablamos de cinco elementos esenciales para el matrimonio, y hoy hablaremos de tres elementos esenciales para una sexualidad saludable y bíblica.

Empecemos, número 1: “el sexo es idea de Dios” Génesis capítulo 2 versículo 7 dice: Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente” Dios creó al hombre. La palabra hebrea es “Yatsar” Qué significa “dar forma, modelar”, más adelante, en este mismo capítulo, en el versículo 22 dice:  Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre..”, Dios hizo a partir del hombre a una mujer. Esta palabra “hizo” significa “construir” así que, piensa en esto, Dios diseñó el cuerpo del hombre y de la mujer con todas sus piezas: físicamente, emocionalmente y espiritualmente.

Dios diseño la manera de ponerlos juntos a través de un hermoso acto de unidad. La sexualidad es idea de Dios. No pienses ni por un minuto que Adán y Eva salieron un día sonrojados, detrás de los arbustos, y sin aliento dijeron: ¿A que no adivinas lo que acabamos de decubrir?

En segundo lugar, el sexo no sólo es la idea de Dios, sino que Dios diseñó el sexo para el hombre y la mujer en el matrimonio. El Cantar de los cantares es un hermoso libro del Antiguo Testamento y es una historia sobre el sexo apasionado entre un hombre y una mujer. El libro tiene tres palabras que aparecen a lo largo de todo el relato:

La primera palabra hebrea es: “Rea” Qué significa “espíritu de amor” significa “conexión” “amistad” Las relaciones sexuales saludables comienzan con una buena amistad y si un esposo y una esposa van a tener buen sexo, deben desarrollar continuamente su amistad; esto significa: salir juntos, divertirse juntos, y alimentar el romance entre sí para qué la sexualidad se desarrolle en un ambiente de amistad.

La segunda palabra es: “Ahav” Qué significa “amor de corazón” “compromiso”, más a menudo traducido como: “un corazón que ama” describe ese amor emocional. En el Cantar de los cantares capítulo 2 versículo 5 dice: “porque estoy enferma de amor” esto describe ese momento cuando te enamoras.

La tercera palabra es: “Dod” significa “amor físico” caricias, abrazos, tocar. Describe el acto mismo del sexo, la intimidad sexual.

Ahora, estas tres cosas juntas son la sexualidad bíblica, la amistad, el compromiso y la intimidad, si una de ellas no esta presente la sexualidad no funciona.

Sexo sin amistad o el compromiso matrimonial sin amistad es sólo un acto animal. Amistad y relaciones sexuales sin el compromiso matrimonial desemboca sólo en inmoralidad, adulterio y fornicación. La amistad y el compromiso matrimonial sin sexo, lleva a la frustración y a la tentación; si una de ellas no está presente, la sexualidad no funciona, somos seres con: mente alma y cuerpo, esto es lo que permite que a través de la sexualidad podamos fundirnos en una sola carne, esto es lo que Dios inventó y lo que Él ha diseñado.

La escritora Lauren Winter, estaba soltera, luego se casó y se convirtió en profesora en la Universidad de Duck, como una mujer soltera dijo que se canso del sexo sin compromiso y escribió un libro llamado: “Sexo Real” escucha lo que ella dice: “Pero mientras escribía, me di cuenta de que había una buena razón para que las conversaciones cristianas sobre el sexo a menudo regresaran al matrimonio. Lo que se encuentra en el centro de la ética sexual cristiana no es una visión negativa del sexo. La visión cristiana no es simplemente sexo antes del matrimonio. Más bien, el corazón de la historia cristiana sobre el sexo es una afirmación vigorosamente positiva. El sexo fue creado para el matrimonio. Sin la explicación contundente de la visión cristiana del sexo dentro del matrimonio, la insistencia cristiana de que las personas solteras se abstienen del sexo simplemente no tiene sentido

Es cierto, ¿verdad? La palabra de Dios aprueba el sexo, claro que si, esto es un invento de Dios, pero el matrimonio es el marco para que se desarrolle la sexualidad. Así que, cuando les decimos a nuestros hijos que se abstengan del sexo sin darles la visión de por qué deben esperar y por qué es tan grandioso en el matrimonio y esta gran idea es de Dios, nos perdemos de la visión cristiana de una sexualidad robusta. Nosotros, todos los cristianos, debemos disfrutar de este gran don de Dios y debemos enseñarles a nuestros hijos que esto es algo a lo que debemos esperar, todos deben saber que el matrimonio es el contexto bajo el cual la sexualidad es posible.

Ahora, para enseñar un sólido relato de la visión cristiana del sexo dentro del matrimonio, nos dimos cuenta de que Dios conectaba a hombres y mujeres de manera diferente. Esa es la tercera cosa. En Génesis capítulo 1 versículo 27 dice: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”

Para que el sexo funcione bien en el matrimonio, el esposo debe convertirse en un estudioso de su esposa y la esposa debe estudiar a su esposo. Si queremos que el sexo sea satisfactorio necesitamos conocernos, entendernos y tener este tipo de conversaciones.

Permíteme darte algunos contrastes. La principal diferencia entre hombres y mujeres con respecto a la sensualidad y la sexualidad; por cierto, el sexo es el producto, la sensualidad es el proceso.

En primer lugar, los hombres principalmente dan intimidad durante el juego previo y reciben intimidad durante el coito. Esa es la forma en que estamos conectados. Las mujeres perciben la intimidad a través de la experiencia de las caricias, a través de un abrazo, compartir una conversación: ellas disfrutan de igual manera el sexo, pero llegan a este punto de diferente manera. No es de extrañar que escriban que la frecuencia del sexo es menos importante para las mujeres que para los hombres

De hecho, las mujeres muchas veces ven el sexo como una forma muy básica e inferior de comunicación interpersonal, les molesta que los hombres siempre corramos hacia esta forma de comunicación cuando queremos expresar nuestro amor, queremos expresar amor y automáticamente, estamos de humor para tener relaciones sexuales.

Segundo, los hombres arrancan sexualmente a través de la estimulación visual, esta es la manera como nos diseño Dios. Es por eso que los hombres tienen problemas con la pornografía. Estamos diseñados para ser visualmente motivados. Las mujeres están conectadas más emocionalmente, ambos disfrutan del sexo, pero llegan de diferente manera. Y es por eso que podrías tener una derrota, arrastrar una discusión con tu esposa; y luego te vas a la cama y la ves preparándose para la cama, ellas están dispuestas para descansar, pero, visualmente para un hombre, es una invitación para el sexo. Entonces, cuando el esposo hace su primer movimiento, la esposa piensa: “debes estar bromeando” “acabamos de tener una discusión, ¿cómo puede suceder eso? ¿Qué estás pensando?” Pero la verdad es que la sangre ha desaparecido del cerebro, y el esposo dice: “no sé lo que estoy pensando”

Es tan importante saber cómo estamos diseñados: esposo y esposa, mentalmente “diseñados”. Dios ha conectado a hombres para que tengan una necesidad biológica de tener relaciones sexuales regularmente cada 48 a 72 horas. En la clase de matrimonio usualmente obtengo una ovación de pie cuando digo eso. Alguien dijo, preferible que sea cada 48 horas. Así que, no se olviden de eso.

El deseo sexual de las mujeres está ligado a la relación y la unidad, es por eso que el romance es importante, por eso hay que abrazar a la esposa, hablar con ella, estar abierto a sus sentimientos y emociones antes de pensar en una relación sexual física, pues hay el riesgo de que ella pueda sentirse utilizada.

Necesitamos entender como esta “diseñada” nuestra esposa. Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y conocer más, sobre este maravilloso regalo del sexo en el matrimonio. Dios te bendiga

“El diseño de Dios para la familia 3”

“Sexualidad Bíblica 2”