in

“Relaciones”

Mira, el matrimonio significa algo, en el Antiguo Testamento significaba algo, en el Nuevo Testamento y hoy en día significa algo. El matrimonio es una celebración publica de compromiso. Pero cuando solamente viven juntos, sin el matrimonio ¿De qué se trata eso realmente?

 El matrimonio es un “paquete completo” La Biblia detalla tres ingredientes clave de este paquete y porque deben ser tomados en cuenta. Hoy, Ron Moore comparte con nosotros estos ingredientes y lo que significan para las parejas que están considerando solo “vivir juntos”

Estamos involucrados en una serie de mensajes a los que hemos titulado “Familia bajo Ataque” nuestro objetivo en esta serie es, en primer lugar, asegurarnos de entender cuáles son, desde el punto de vista bíblico, los problemas a los que se enfrentan el matrimonio y la familia, pero no deseamos únicamente comprenderlos, queremos aprender a aplicar estas cosas en nuestra propia vida. Una cosa es saber algo y otra cosa es ponerlo en acción. En este punto ya hemos analizado el diseño original de Dios para la familia, pues todo comienza con Dios. Ahora, queremos saber lo que Dios dice sobre el diseño original para la familia y hoy queremos hablar de algo que creo que está atacando a la estructura del diseño original de Dios y es algo que se ha convertido realmente en una epidemia, vivir juntos antes del matrimonio.

Hay cinco cosas que tú necesitas saber acerca de “vivir juntos” antes del matrimonio, en este programa veremos las 3 primeras. Empecemos:

Número Uno, desde el punto de vista humano vivir juntos parece tener sentido, hay tres razones que argumentan las parejas que viven juntas.

  • Primero, el periodo de práctica. Todo en la vida requiere algo de práctica. Antes de obtener tu licencia de conducir necesitas practicar un poco, ¿verdad? Bueno pues, para algunos, el matrimonio es un negocio riesgoso y más aún en nuestra cultura de divorcio. Actualmente, el 50% de las parejas que se casen van a terminar divorciándose, así que en la cultura del divorcio parece lógico practicar antes de casarse. Según varias investigaciones: “Los jóvenes adultos dicen que sería imprudente casarse, sin primero vivir un tiempo juntos, sobre todo en una sociedad tan marcada por altos índices de divorcio”, afortunadamente, para muchas personas el matrimonio es ahora la mejor relación y una relación muy valorada otras personas,
  • Aquí está otra razón, no sólo es el periodo de práctica sino de conveniencia. Existe una conveniencia económica pues es mejor pagar un solo alquiler en lugar de pagar por dos departamentos o dos casas, también está la conveniencia sexual, la idea es simplificar lo complicado, es decir: “si alguien vive en el norte y la otra persona vive en el sur, no tendrían que cruzar todos los puentes y revisar sus pasaportes para encontrarse juntos” (sarcasmo) Así que deciden vivir juntos y simplificar la vida.
  • Aquí está la tercera razón, “cicatrices y temor” Travis Anderson, vivió con su novia durante dos años y medio antes de casarse y él dijo que la principal razón por la que decidieron hacer esto fue porque sus padres se divorciaron cuando era niño. Escucha lo que él dijo: “aunque nos tomó un poco de tiempo acoplarnos, queríamos asegurarnos de que esto era lo correcto, vivir juntos siempre se puede deshacer. El matrimonio, en cambio, ya es diferente” Bueno, al menos está tomando el matrimonio en serio, él dijo: “yo definitivamente no desearía ser la persona que tiene que decirles a los niños que tienen que irse a otro lugar” Lo ves, cicatrices y temor

Así que, desde un punto de vista estrictamente humano, vivir juntos parece tener sentido, pero hay un problema.

Aquí está el segundo punto, las probabilidades para las parejas que deciden vivir juntas no son buenas. Aquello que parece tener sentido, desde un punto de vista humano, no tiene sentido desde un punto de vista de las escrituras, y cuando lo hacemos, nuestras probabilidades de éxito no son buenas. La mayoría de las parejas que deciden vivir juntos dentro de los siguientes dos años, o se casan o terminan. Escucha las estadísticas de las personas que viven juntas:

El 90% de las parejas que viven juntos quieren casarse, 9 de cada 10 personas dicen “queremos casarnos” pero queremos probar primero, así que dentro de dos años o habrán terminado o estarán en el altar, pero cuando se casan descubren que han tomado un atajo y se despiertan a la realidad de que el matrimonio es algo que demanda trabajo. La tasa de divorcio en las parejas que conviven es del 50% mayor al de las parejas que no han vivido juntos antes del matrimonio.

Ahora aquí está la estadística más reveladora de todas, después de 10 años, sólo 15 de cada 100 parejas que vivían juntas permanecen casados, ¡15 de las 100 parejas! Es decir, 85 parejas se habrán divorciado, el 85% de ustedes no podrán celebrar su décimo aniversario ¡el 85%! y durante este tiempo van a tener algunos niños y van a arrastrarlos a través del infierno del divorcio. Permíteme hacerte una pregunta: ¿deseas realmente invertir tu tiempo, tu cuerpo, tu corazón, tu vida, tu dinero y tus hijos: en algo que tiene el 85% de probabilidades de fracaso? Vivir juntos parece tener sentido, pero en realidad, esto no funciona ¿Por qué es eso?

Aquí está el número tres: porque vivir juntos hace que ignoremos el paquete de amor bíblico. Permíteme mostrarte en las escrituras porqué el vivir juntos no está en el plan de Dios. El Cantar de los cantares es un libro que aborda el apasionado amor entre un esposo y una esposa, y en este libro, de Salomón, hay tres palabras hebreas que describen los tres componentes esenciales de un matrimonio sólido, lo llamaremos “el paquete de amor bíblico” La primera palabra hebrea es: “Rea” significa “espíritu de amor” Muchas veces traducido como “amistad profunda” una sana relación cristiana, que honra a Dios, no comienza la noche en un bar y termina en la mañana en una cama, “el paquete de amor bíblico” dice que “rea”, es decir la amistad, es el fundamento para que una relación empiece a funcionar. Esta es la primera vez en las escrituras que aparece esta palabra y también es apoyada por investigaciones seculares.

En un estudio realizado con parejas seculares, en todas las etapas de su relación matrimonial, se les pidió a estas parejas que hicieran una lista de los objetivos que buscaban en su relación, el único y más importante objetivo que mencionaron era tener un amigo en la pareja. Ahora, eso no es extraño ¿verdad? porque Dios dijo que no es bueno para el hombre estar solo así que le hizo una ayuda idónea para él. Dios dijo: voy a crear a alguien que pueda satisfacer y atender sus necesidades, y juntos van a compartir este espíritu, está “rea” esta amistad. Cuando tú tienes un verdadero amigo en tu conyugue tienes un compañero leal, Proverbios 17:17 dice: “En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia” Este es el amor de una amistad incondicional.

Aquí está la segunda parte del paquete de amor bíblico, no sólo se fundamenta en la amistad, sino también en el compromiso, la palabra hebrea es “Yahav” qué significa “amor de corazón”.

Muchas veces, en el Cantar de los cantares esto es traducido como “el corazón que ama” En el capítulo 2 verso 5 de Cantares, la esposa dice: “Porque estoy enferma de amor” Se trata de un amor comprometido, es un amor que entrega por completo su corazón, se trata de un amor que dice: “quiero estar contigo para siempre, planifiquemos nuestro futuro juntos, tengamos hijos juntos, envejezcamos juntos, vamos a escribir nuestra historia de vida juntos” Este es un amor “Yahav” leal, delicado, comprometido: “voy a estar contigo en las buenas o en las malas”

Aquí tenemos un elemento más de este paquete de amor: la amistad, el compromiso y el sexo. Este es el amor carnal, la palabra hebrea es “Dod” en hebreo esta palabra se refiere al acto físico de hacer el amor, literalmente a la caricia, al abrazo, al coito.

La amistad, el compromiso y la intimidad sexual, tres partes importantes de este “paquete de amor bíblico”

Ahora, ¿Por qué vivir juntos tiene una tasa de fracaso del 85%? Pues la respuesta es sencilla: porque no contiene los tres elementos fundamentales del amor. Vivir juntos es sólo un intento de amistad que se concentra en el sexo sin compromiso. Ahora, es cierto que las parejas que viven juntas tienen relaciones sexuales con más frecuencia que las parejas que están casadas. ¿Extraño verdad? Usted esperaría que el sexo fuera el principal componente de una relación casada. Pero escuche esto, mientras que el sexo es más frecuente en las parejas que viven juntas, todas las investigaciones demuestran que las parejas que están casadas tienen un sexo “más satisfactorio” En el paquete del matrimonio, el sexo es una unión sagrada y exclusiva, es un símbolo de compromiso continuo.

Cada vez que un esposo y una esposa se unen íntimamente están diciendo: “me casaría contigo de nuevo, te amo, estoy comprometido contigo, me entrego a ti” Cuando sólo viven juntos, solamente obtienen la ausencia de ese compromiso. La amistad es un tema que está en riesgo y por lo tanto el sexo es lo único que puede mantenerlos y si el sexo es lo único que los mantiene juntos, entonces están en un gran problema. De esta manera, durante el matrimonio, la ansiedad por el fracaso y la intimidad sexual disminuye completamente porque están comprometidos el uno con el otro, la pareja tiene tiempo para trabajar, para crecer, para madurar en todas las áreas de la vida y con seguridad, también tendrán tiempo para madurar sexualmente. Pero cuando sólo están viviendo juntos, es mejor ser muy bueno en todo momento, (sexualmente hablando) porque de lo contrario, puede existir la posibilidad de encontrar a una pareja sexual que sea más satisfactoria.

Vivir juntos parece algo que tiene sentido pero que no funciona, ¿por qué pasa esto? Vivir juntos no funciona porque estas ignorando el amor bíblico. Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y conocer más sobre la aparente seguridad de “vivir juntos” antes del matrimonio. Bendiciones.

“El Divorcio en la Vida Real 5”

“Relaciones 2”