in

“El Divorcio en la Vida Real 5”

PABLO// En los últimos años de su vida él fue diagnosticado con cáncer de garganta en etapa terminal y fue puesto en un hogar de ancianos, yo estaba fuera del estado y mis cuatro hijos vivían cerca de él, lamentablemente ninguno de ellos quería cuidarlo.

NELSON//

CORTINA NELSON, FAMILIA BAJO ATAQUE 1

Ahora, aquí está el mensaje de hoy “El Divorcio en la Vida Real 5” aquí en “La Biblia Dice”

PABLO// Gretchen, ¿Cómo mantenerse lejos de la amargura durante este tiempo? ¿Cómo evitar llegar a ese punto donde dices me rindo? es más tú te habías mudado porque había muchas personas diciéndote que debías continuar con tu vida, sin embargo, aún hay algo dentro de ti qué te dice que no estás haciendo todo lo posible y esperas que Dios haga algo inesperado.

Gretchen// En los últimos años de su vida él fue diagnosticado con cáncer de garganta en etapa terminal y fue puesto en un hogar de ancianos, yo estaba fuera del estado y mis cuatro hijos vivían cerca de él, bueno, no había nadie que pudiera cuidarlo y mis hijos no querían hacerlo, mientras él estaba en el hogar de ancianos, una de mis hijas me llamo y me dijo “Simplemente no quiero ir a verlo, yo he tenido suficiente, él nunca hizo nada para mí” yo le dije “busca del Señor y pregúntale que tienes que hacer” Así que ella  lo hizo, leyó Isaías 58 qué dice, “¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia” tan pronto como leyó eso, ella fue a la enfermería y probablemente fue el mejor tiempo que haya tenido con él nunca antes, fue un tiempo para que él pueda orar y llorar y pudieran hablar de Dios.

Yo no hubiera podido organizar algo así ni en un millón de años, mi hijo mayor tenía un poder legal así que él era el contacto con los médicos del hospital, mi hijo podía haberme llamado pero tal vez yo le hubiera dicho que no quería ir, así que de esta manera fue que él pudo conocer al Señor y mi hijo también pudo llegar al hospital y oraron con él y por él y eso fue algo que le ayudo mucho en ese tiempo.

PABLO// Un juicio misericordioso ¿verdad? Dios les permitió la oportunidad de ver su obrar en la vida de su padre, que dé nos ser por la enfermedad, seguramente no hubieran sido posibles

Gretchen// Así es, él era muy autosuficiente, era un hombre fuerte, no necesitaba de nadie, pero ahora él sabía que se estaba muriendo, y nuestra oración siempre fue que él conozca al Señor y se arrepienta, incluso habíamos planeado un gran encuentro juntos, aunque esto no fue posible, pero sus hijos estuvieron con él hasta el último momento de su vida, y me alegro por eso, él no quería sufrir más de lo que ya lo había hecho.

PABLO// Gretchen, ¿dices que una de las cosas más difíciles de hacer y una de las cosas más importantes que hay que hacer es orar? Pero es difícil hacer eso ¿verdad? Ahora, para algunos que nos están escuchando hoy, posiblemente están diciendo: “esa también es mi historia, pero yo no quiero orar por esa persona, esa persona nos hizo mucho daño, tengo problemas económicos debido a esa persona, mis hijos están sufriendo debido a esa persona. ¿Orar por esa persona? debes estar bromeando”

Gretchen// Tú no vas a sentir el deseo de hacerlo, pero no vivimos de acuerdo a nuestros sentimientos, tenemos que hacer lo que Dios dice que tenemos que hacer, la palabra de Dios dice que debemos orar, bendecir a esa persona, tenemos que pedirle a Dios que nos ayude perdonar, orar por las cosas que vienen a nuestra memoria, Incluso si lo hacemos entre dientes estamos haciendo algo que es una orden de parte de Dios y Él va a hacer un cambio en nosotros, va a traer sanidad y va a bendecirnos, un texto de las escrituras que alguna vez me dijo mi hijo fue “la lluvia cae sobre el justo y sobre el injusto” y la lluvia cayó sobre mi esposo de una forma en la que yo nunca me hubiera imaginado o deseado, pero así fue, tienes que orar, no porque sientas hacerlo sino porque Dios nos manda a hacerlo y hemos escuchado historias y testimonios de personas durante la guerra, durante el tiempo de la Alemania nazi, historias de personas que oraban por sus captores, esto fue posible aunque no deseaban hacerlo.

PABLO// La oración nos cambia.

Gretchen// Sí.

PABLO// Gretchen, sé que es difícil para la gente escuchar que esto afecta a los niños, pero tienes que ponerlos lejos del peligro, mucha gente dice que los niños son resistentes, que no saben mucho de lo que sucede y todo eso, pero en estos casos se trata de abuso y violencia. Tú has vivido estas situaciones, háblanos un poco sobre las consecuencias del divorcio sobre tus hijos.

Gretchen//Bueno, si mis hijos estuvieran detrás de mí ahora mismo, sin ninguna vergüenza diría qué hay enojo, hay inseguridad, hay falta de fe, hay ansiedad, estos sólo son algunos de los legados que nos deja el divorcio, hay una sensación de no ser dignos. Hoy en día hay más matrimonios destruidos y tú sabes que las estadísticas son muy altas para los hijos de los divorciados, en caso de seguir el mismo camino.

Hay falta de fe, falta de compromiso, incluso yo he visto a mis hijos pasar a través de esto, ellos querían casarse pero tenían miedo, tuvieron que trabajar mucho y buscar asesoramiento porque no querían terminar de la misma manera, y veo cómo pasan los años y a medida que envejecemos todo esto empeora, yo podría justificar el porque me fui, podría darles de razones bíblicas, sin embargo todos mis hijos saben qué luché junto al Señor y supe soportar las cicatrices y quisiera decirle si alguien estuviera frente a mí que no se detenga, que no se rinda, que esperé y esperé y siga esperando, en mi caso, mi esposo presentó una demanda de divorcio y yo no podía hacer nada, sin embargo tienes que seguir adelante, porque tus hijos van a cosechar las consecuencias de esa relación rota.

PABLO// Pasarán los años y tendrás la confianza de saber qué hiciste todo lo que estaba en tus manos, eso es honorable, y queremos alentar a aquellos que nos están escuchando y que están ahora mismo en el borde de la desesperación, como dijo Gretchen, que no te quedes ahí, que dejes que Dios trabaje en tu corazón: ora pidiendo el perdón, ora por paciencia para esperar lo que Dios tenga que hacer, por sabiduría para entender qué es lo que Dios está tratando de decirte, y te puedo asegurar, por propia experiencia que esto es bastante liberador ¿No es así Gretchen?

Gretchen// Así es y quiero decir algo más que pienso que fue decisivo en mi vida porque yo sé por el dolor que se pasa y sé cuánto afecta esto a nuestro corazón, y nuestro corazón debe ser para nuestros hijos que también están luchando y sufriendo y llorando y eso no es algo que uno quiere. Así que fui a donde mi esposo y le dije: “yo te perdono por lo que has hecho” yo sabía que era lo que tenía que hacer, aunque él no lo recibió bien, pero eso no importa eso era solamente otro eslabón en todo esto y lo hice justo un tiempo antes de que le diagnosticaron con cáncer y años más tarde a través de una serie de circunstancias el Señor me habló y me dijo ¿le has pedido perdón? ¿Qué significa eso pregunté yo? ¿por qué lo haría? entonces yo lo hice, le llamé y le dije: “Ahora quiero pedirte que me perdones a mi” y él me dijo “no voy a perdonarte” pero eso ya no importa. Yo sabía que era algo que yo tenía que hacer y justo después de que entró en la casa para enfermos y ancianos, y los niños pudieron ministrar su corazón y cuidarlo. Él murió y después de su muerte un miembro de la familia le llamo a mi hijo y le pidió si podía tener unas palabras durante el funeral y él lo hizo.

Mientras yo estaba sentada en la congregación viendo a mi hijo hablando de su padre, te digo que fue un tiempo en donde el Señor ministro mi vida a través de esas palabras, y mi hijo llamó a sus hermanas y me llamó a mí y dijo: “mis padres hicieron cosas que no estaban bien, pero también hay cosas por las que les agradezco”

PABLO// El Señor estaba allí.

Gretchen// El Señor estaba allí, y habían personas que sabían cómo era mi esposo y después de terminar yo dije ¡wow! Gracias por todo esto, ese fue el cierre de todo.

PABLO// El Perdón no necesariamente tiene que venir de esta persona, tú fuiste hasta donde tu esposo para ofrecerle tus disculpas y él no las aceptó, pero es Dios quien nos concede la libertad por hacer eso, es Dios quien nos ordena perdonar y quién nos concede la libertad por el perdón. Muchas veces pensamos que el perdón sólo se da si es que yo digo que te perdono y tú me perdonas, o viceversa, pero estamos hablando de una cuestión espiritual, esto no es solamente en el plano humano.

Gretchen, no sabes cuánto te agradecemos por estar en nuestro programa y por compartir tu historia, sé que no ha sido fácil y aunque han pasado los años todavía hay muchas emociones en todo esto.

Gretchen// Si, muchas gracias también a ti Ron por permitirme estar aquí.

PABLO// Antes de terminar quisiera pedirte que nos dirijas en una oración por esa persona que está en la misma condición y que quieren proteger a su familia, quiero que ores por esa persona que está orando con todo su corazón por ver algún cambio en el padre o la madre que les abandonó. Ora por esa persona que ha cerrado su corazón a las relaciones sentimentales y está haciendo su mejor esfuerzo por seguir adelante con su vida, ora por aquellos que luchan por sus hijos y todos aquellos sentimientos que se generaron en ellos desde el divorcio de sus padres, ora por su ira por su ansiedad por sus miedos o inseguridades. Realmente me encantaría que cierres este tiempo haciendo una oración por esto.

Gretchen// Claro que sí. Oremos. Señor venimos ante ti reconociendo que eres Dios de todos, ayúdanos a entregarte nuestras vidas totalmente a tu control, hay gente que está luchando por su matrimonio, luchando contra la desesperanza, Tú eres el Dios de la esperanza, oramos por los que están luchando por aprender a perdonar Tu eres el Dios del perdón.

Pedimos por los que están sufriendo por las heridas de sus hijos que están enojados y llenos de dolor. Dios Tú eres el que sana las heridas y amas a nuestros hijos más que nosotros mismos.

Señor ponemos nuestras vidas en tus manos, enséñanos a someternos a tu señorío, guíanos y ayúdanos a caminar un paso a la vez, que seas la luz para nosotros que podamos confiar en tus promesas, te pido por los que están sufriendo, mi corazón esta con ellos. Padre minístralos, de manera que puedan tener consuelo y aliento, Tú eres el Dios que restaura, Tú eres el Dios de la redención, ponemos todo en tus manos, en tus poderosas manos de amor, Tú eres capaz de hacer cosas por encima de todo lo que podemos esperar o pensar, te damos gracias por todo en el nombre de Jesús, amen.

Vivir juntos parece algo que tiene sentido pero que no funciona, ¿por qué pasa esto? Vivir juntos no funciona porque estas ignorando el amor bíblico. Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y juntos, a través de las escrituras, entender porque vivir juntos no está en el plan de Dios. Dios te bendiga.

“El Divorcio en la Vida Real 4”

“Relaciones”