in

“El Divorcio en la Vida Real 4”

 

PABLO// Gretchen Quisiera que pienses que estás frente a una persona que ha vivido una historia parecida a la tuya y ahora está divorciada y sus hijos están pasando por todo esto, ¿qué pudieras decirles a ellos acerca de la importancia de dirigir a sus hijos a través del perdón?

PABLO// Gretchen, ¿Cómo mantenerse lejos de la amargura durante este tiempo? ¿Cómo evitar llegar a ese punto donde dices: “me rindo”?

Es más, tú te habías mudado porque había muchas personas diciéndote que debías continuar con tu vida, sin embargo, aún existía algo dentro de ti qué te decía que no estás haciendo todo lo posible y esperabas que Dios haga algo inesperado.

Gretchen// Lo que hacíamos es orar todo el tiempo porque Dios nos había dejado muy en claro que no quería que perdiéramos nuestro matrimonio y la escritura que nos dio fue Mateo 5:44: “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen” y esa fue, de alguna manera, nuestra curación, él no podía cambiar, pero nosotros estábamos cambiando. Oramos por alguien y esperamos que las promesas de Dios se hagan realidad en esa persona.

PABLO// Hemos hablado de la importancia de tener amigos cristianos, y es crítico contar con su apoyo y su ayuda en momentos difíciles. Pero tú estás diciendo algo que creo que es muy importante para nosotros, cuando hay gente que está a nuestro alrededor, y sabemos que nos aman, que nos cuidan y que quieren lo mejor para nosotros, aunque muchas veces ven lo mejor para nosotros a través de sus ojos, y pueden llegar y decirnos que lo mejor sería optar por el divorcio, olvidarlo todo y seguir adelante. Esas son palabras bien intencionadas ¿verdad? Pero en este punto, siempre la palabra de Dios fue tu guía. Es muy difícil para una persona tomar esta decisión, muchas personas van a pedirte que sigas sus consejos, que dejes de confiar y orar tanto y continúes con tu vida, pero tú aún mantenías la palabra de Dios como tú autoridad final.

Gretchen// Así es, cuando estuve en el otro estado, fui a un grupo cristiano de apoyo para solteros, y cuando estaba ahí no hubo nadie que me dijera qué debía deshacerme de él y continuar con mi vida. Tal vez sólo hubo alguien que me lo dijo, yo lo miré y le dije ¿dónde dice eso en la Biblia? Muchas personas me decían que busqué la manera de reconciliarme, y en ese momento, no sabía si podríamos hacerlo, pero esperaba que eso pudiera suceder. Lo que estaba claro para mí, era que no podía simplemente terminar y salir corriendo, pues eso no le daría Gloria a Dios y esto fue la plataforma que me sostuvo para poder hablar con otras personas durante algún tiempo.

PABLO// Hemos hablado en esta serie de las razones bíblicas para el divorcio, uno de ellos es el adulterio. Tu marido estaba con otra persona, entonces ¿No era eso suficiente? Muchos cristianos argumentan que, en estas condiciones, divorciarse es lo correcto, sin embargo, nosotros nunca abogamos por el divorcio porque lo que tú dices es verdad, Dios siempre puede restaurar, Él siempre puede reconstruir una relación. Bien, en tu caso las cosas no funcionaron ¿o sí?

Gretchen// No.

PABLO// En algún punto tú sabías que Dios te estaba dirigiendo para que te mudes a otro sitio, el divorcio era inevitable y todavía había un poco de interacción entre tu esposo y los niños. Pensemos ahora en los niños, Gretchen, oigo a muchas personas decir que los niños son resistentes, que siempre están alegres. Muchas veces vemos a niños en países desgarrados por la guerra y estos niños están riendo y jugando, incluso en medio de la destrucción, y cuando los miramos pensamos que todo está bien, pero ellos saben lo que está pasando. Habanos un poco sobre el impacto que esta situación tuvo en la infancia de tus hijos.

Gretchen// Si me permites me gustaría leer un par de líneas que escribió mi hijo después de que nos fuimos a otro estado, muchos años después, tras la muerte de su padre, sintió la necesidad de escribir sus pensamientos, lo primero que escribió, se llamó: “caída” dice así: “cuando cumplí 24 años finalmente tuve una pelea con mi padre, debo decir que de alguna manera me había perdido en décadas de razones para poder conocerlo, así que cuando él llegó fue muy difícil” Suena un poco inmaduro, pero inmediatamente después de haber redactado esta carta la terminó con una fila de cientos de signos de exclamación como si se hubiera quedado dormido sobre el teclado, de alguna manera entiendo que esta fue una expresión que simbolizaba la historia emocional que todavía estaba oculta, después eliminó este archivo antes de enviarlo y luego escribió algo un poco más maduro.

Decía así: “Durante muchos años lo ignoré y lo aborrecí en silencio, yo había colocado una pared emocional delante de las frustraciones que tenía con mi papá, era como si un camino psicológico me hacía evitar cualquier cosa que estuviera relacionado con él, si un amigo me preguntaba ¿te ha afectado de alguna manera el divorcio de tus padres? yo simplemente respondía “no” tú sabes que cuando tienes 12 años ya tienes edad para darte cuenta que tus padres están en problemas pero que no pueden solucionarlo todo, los problemas son demasiado complicados para hacer suposiciones y yo pensaba que lo habíamos dejado porque mi padre gritaba y bebía mucho, entonces se ponía violento y mi mamá no podía soportarlo más, pero mi madre me dijo que nos fuimos por mí causa”

El temperamento de mi esposo comenzó a tener un efecto bastante considerable sobre mis hijos, él era manejable mientras yo era una víctima, hasta que mis hijos se involucraban. Recuerdo a mi hijo amenazando con matarlo si él me tocaba y a continuación finalmente mi hijo decía: “la gracia viene de nuestros demonios”

PABLO// Incluso después de tantos años, el enojo, la frustración, no desaparece, ¿no?

Gretchen// No, no lo hizo, se puso peor. Cuando cumplió 20 años antes de casarse comenzó a estar enojado todo el tiempo y se dio cuenta de que esto es lo que había provocado su padre en él, así que fue y se enfrentó a su padre y creo que fue útil solamente para que mi hijo pudiera decir lo que pensaba y sacar lo que había en su corazón y quién sabe tal vez que esto pudiera tener algún efecto sobre su padre. Cada uno de mis hijos en algún momento fueron y se enfrentaron a él, pero nosotros continuamos orando y pidiendo a Dios perdón para él. Yo les decía que debemos perdonarlo porque el odio te destruye a ti y no a la otra persona.

PABLO// Gretchen, tú hablas mucho sobre el perdón dado por Dios, creo que hay bastantes personas que de alguna manera se sienten obligadas a perdonar a otra persona, pero eso es simplemente imposible.

Gretchen// Así es

PABLO// El perdón tiene que venir de parte de Dios y esa debe ser nuestra oración, debe ser algo como: “Dios concédeme el perdón que necesito dar a esta persona” Eso fue lo que tu hiciste y lo que tú experimentaste, puedes entonces hablarnos un poco acerca de este perdón que Dios ofrece.

Gretchen// Es así como tú lo dijiste, eso no puede venir de nuestro corazón, nuestra tendencia humana siempre será buscar la venganza o pedir que las cosas no le salgan bien a él, y desear qué tenga sufrimiento en su vida, la tendencia siempre será amargarnos porque estás en un tiempo difícil, estás luchando y el sufrimiento es muy grande y cuando supe que él estaba con otra relación me dolió mucho, entonces la tendencia del corazón humano es caer en la amargura pero la Biblia es muy clara, “mía es la venganza dice el Señor yo pagaré” Y creo que de algún modo, a lo largo de los años, yo sabía que la vida le iba cobrar por su manera destructiva de vivir, Dios iba a traer juicio sobre él y yo ni siquiera tenía que orar por ello, de hecho durante muchos años he orado para que el Señor lo restaure y junto con ello, restaure todos los años que él ha perdido con su estilo de vida tan destructiva. Yo oraba para que él sea, ore por él todo el tiempo porque cuando oramos por alguien, la amargura no tiene poder sobre nosotros. El perdón sólo puede venir de parte de Dios.

PABLO// Gretchen, quisiera que pienses que estás frente a una persona que ha vivido una historia parecida a la tuya y ahora está divorciada y sus hijos tambien están pasando por todo esto; están luchando con el tema del perdón, con sus sentimientos de odio contra su padre, en fin, sus emociones son diversas, sienten que fueron traicionados, él es su progenitor, pero no ha hecho nada más por ellos, esto es algo que los consume por dentro. Piensa en las personas que están pasando por esto ahora mismo, ¿qué pudieras decirles a ellos acerca de la importancia de dirigir a sus hijos a través del perdón?

Gretchen // Inicialmente, debo decirles que, debemos orar por nuestros hijos, no decirles que todo está bien, no justificar lo que hemos hecho, debemos animarlos para perdonar porque es un mandato de Dios, y porque Dios puede sanar nuestras heridas, he conocido padres que han sufrido la amargura, he visto lo que la amargura hace en la vida de las personas, vi lo que nos hizo a nosotros como familia y no desearía que esto pase nuevamente.

Deberíamos hablar con nuestros hijos aun cuando están enojados, decirles que tienen que aprender a perdonar, es verdad, estamos sufriendo por esto, estamos sufriendo a causa de él, pero igual tenemos que perdonarlo, ¿qué dice la oración modelo? “perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos” necesitamos perdonar todos los días, eso es lo que tenemos que hacer, no hay otra manera.

PABLO// Woow!! esto es realmente increíble, y es de la vida real. Miles de personas tienen que pasar por situaciones como estas, pero ahora, nos encantaría que nos cuentes ¿cómo fue el proceso de tus hijos con estas emociones? Pero eso será para otro programa.

PABLO// En los últimos años de su vida él fue diagnosticado con cáncer de garganta en etapa terminal y fue puesto en un hogar de ancianos, yo estaba fuera del estado y mis cuatro hijos vivían cerca de él, lamentablemente ninguno de ellos quería cuidarlo. Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y conocer junto a Gretchen el maravilloso don del perdón, dentro del hogar. Bendiciones

 

“El Divorcio en la Vida Real 3”

“El Divorcio en la Vida Real 5”