in

“El Diseño de Dios para la Paternidad 3”

Si vamos a enseñarles a nuestros hijos lo que significa seguir a Jesucristo y lo difícil que esto puede ser, sí tenemos que caminar el camino espiritual juntos y sólo podemos hacerlo a través de la palabra de Dios, sólo podremos hacerlo cuando compartamos juntos la instrucción bíblica, esta es la mejor manera de instruir a nuestros hijos.

Si deseas ser un padre y una madre responsable, necesitas ayuda de parte de las escrituras, la palabra de Dios puede guiarte por todo el camino, bien, en esta media hora Ron Moore comparte con nosotros algunos principios bíblicos que pueden dirigir a tu familia en el camino de la justicia.

Lo que quiero hacer ahora es un poco diferente, en lugar de hacer un mensaje desearía compartir un taller de crianza familiar, quiero mostrar algo de la manera más práctica que me sea posible, quiero ofrecerte cosas que te puedan ayudar realmente en la crianza de tus hijos. Sé que no existen fórmulas garantizadas, nada está garantizado en la crianza de nuestros hijos, pero aquí hay algunas cosas que necesitas hacer para que tus hijos tengan fundamento espiritual.

Número 1, Busca el tiempo, reserva un tiempo para tu pareja y reserva un tiempo para la familia y para hacer juntos los devocionales, la mejor cosa que podemos hacer es mantener nuestro matrimonio sólido y la manera para mantener nuestro matrimonio sólido es tener a Dios como fundamento.

Estudia la palabra de Dios, escucha lo que Dios dice: ¿cómo podríamos pensar siquiera en enseñar algo a nuestros niños si es algo que no contempla a Dios como el fundamento? Nuestros hijos enfrentan un mundo en dónde deben tomar grandes e importantes decisiones. Y de seguro, algún día van a necesitar algunos consejos espirituales, las investigaciones muestran que el 95% de las parejas cristianas, que somos nosotros, no leen las escrituras juntos. Ahora bien, ¿por qué crees que sucede eso? Bueno, Hebreos dice que: “la palabra de Dios es viva y eficaz y más cortante que toda espada de doble filo” es decir, nos permite saber quiénes somos y dónde estamos, la palabra de Dios no tiene la intención de impresionar a nadie pretende que nosotros conozcamos nuestro corazón. La palabra de Dios es nuestro manual de vida, ella nos puede conducir mejor que nadie en esta tierra, la palabra de Dios sabe que somos vulnerables. Dios sabe todo acerca de nosotros.

Muchas personas dicen que no leen la palabra de Dios porque los expone, permíteme decirte algo: cuando yo estaba trabajando en mi doctorado, hace algún tiempo, y aprendiendo sobre el matrimonio y el enriquecimiento de las relaciones, durante algunas investigaciones nos dijeron que debíamos leer todo una y otra vez hasta que hayamos aprendido de memoria lo que leíamos. El 95% de las familias no leen la palabra de Dios, no hacen su devocional, por lo tanto, las escrituras no son el estándar de vida para estas familias, suena un poco raro, casi herético, pero lastimosamente estas estadísticas son reales.

Debemos ir a la palabra de Dios para toda necesidad que como padres tenemos: para encontrar sabiduría, para buscar consejo, para encontrar una referencia de crianza de nuestros hijos, necesitamos ir a la palabra de Dios. La palabra de Dios nos orienta, nos da la capacidad de mirar las cosas de la manera que Dios las ve, nos brinda la oportunidad de convertirnos en maestros de nuestros hijos. Cuando aprendíamos algo en el seminario nos gustaba llegar a la casa y compartir lo aprendido con nuestros hijos, esto es lo que hacen los padres, esto es lo que hacen los maestros. Aquí en “La Biblia Dice” hemos intentado crear la mayor cantidad de recursos que puedan utilizar las familias para la crianza de sus hijos y están a su disposición de manera gratuita.

Una de las cosas que nos hemos propuesto aquí en “La Biblia Dice” es compartir, través de nuestra app “La Biblia Dice”, material de estudio bíblico diario, tú puedes compartir esto con tus hijos y con tu esposa y pueden discutir acerca de lo que dice la meditación del día, también tenemos este material en nuestra web en formato pdf, así que si estas viajando puedes compartirlo con tu esposo o tu esposa y meditar en el versículo de cada día y preguntarse cosas como: ¿qué piensas de esto? ¿Qué piensas de lo que dice? hablemos de ello, incluso pueden hacerlo 5 minutos por teléfono. Como padres debemos asegurarnos de que la vida familiar gira alrededor de la palabra de Dios. El domingo por la noche pueden juntarse por un momento y tener una reunión semanal para hacer este devocional juntos, lean la palabra de Dios, discutan sobre ella, piensa en ella: esto es algo sumamente provechoso.

Los animo a utilizar esta app, está completamente basado en la palabra de Dios, no digo que no puedas utilizar algún otro material, hay bastantes materiales muy buenos hoy en día, lo que estoy diciendo es que no hay excusa para que no tengas un devocional con tus hijos y con tu familia.

2 de Timoteo 3:14 y 15 dice: Pablo está escribiéndole a un hijo espiritual, su joven Timoteo, él dice: “Pero tú persiste en lo que has aprendido y de lo que te persuadiste, sabiendo de quién lo has aprendido”

Ahora bien, ¿por qué Timoteo estaba tan convencido de esto? ¿por qué Timoteo estaba convencido de la palabra de Dios? Aquí está la respuesta: “sabiendo de quién lo has aprendido” es decir, porque Timoteo sabía de quién lo había aprendido, pero ¿quiénes eran estas personas? su familia, él aprendió de la palabra de Dios con su familia, en su casa con su familia, estas personas fueron las que iban nutriendo su vida espiritual, los que le cuidaban y le enseñaban la palabra de Dios, él confiaba en su familia. Ahora continuemos leyendo: “y que desde la infancia sabes las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para salvación por medio de la fe que es en Cristo Jesús” ¿no te gustaría que algún día tu hijo te miré a los ojos y te diga “Gracias porque desde la niñez me has sabido enseñar las escrituras”? no podemos salvar a nuestros hijos, no podemos hacer que nuestros hijos confíen en Cristo, pero cuando leemos la palabra de Dios, cuando vivimos la palabra de Dios, cuando como padres hacemos de las escrituras el estándar de la familia, podemos dejarles saber lo que significa confiar en Cristo. Como padres debemos asegurarnos de que somos nosotros los que estamos enseñando a nuestros hijos estos principios eternos.

Veamos otro versículo, Deuteronomio capítulo 6 versos del 4 al 7, Este es el “Shema” “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” ¿Wuién está hablando aquí? Dios está hablando a los padres de familia, Él está hablando a los líderes de la familia. Lo primero que tenemos que hacer es enseñar a nuestros hijos a amar a Dios, “Y amarás a Jehová tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón”

Tienes que estar lleno de la palabra de Dios, tienes que demostrar que la palabra de Dios es real en tu vida. Cuando las circunstancias difíciles llegan a la familia, los padres son los que deben mostrar que la confianza debe estar en Dios, que la palabra de Dios está llena de promesas que se cumplen. Deben enseñar a sus hijos de manera diligente, exhaustiva, persistente, cuidadosa; esta es una tarea que no puede ser encargada al pastor de jóvenes ni a la maestra de la escuela cristiana. Los padres tienen que asegurarse de que tienen la palabra de Dios como fundamento, porque si no lo hacen entonces nada va a suceder en la vida de sus hijos. Recuerden, “nadie puede dar lo que no tiene” así que tienes que estar involucrado en el estudio de la palabra de Dios, tenemos que dejar de hacer cualquier cosa y empezar a hacer lo importante, algunos dicen que no tienen tiempo, que están muy ocupados, pamplinas. Tú debes hacer lo que es realmente importante y, por cierto, asegúrese de que como pareja están juntos en esto.

Algo más, necesitan guiar a sus hijos en el proceso de tomar decisiones correctas con respecto a sus amigos. Aceptar a Cristo es la cosa más importante en la vida, lo siguiente es buscar un compañero de vida, esta es una gran decisión, y como padres tenemos la responsabilidad de que sepan correctamente cómo tomar esa decisión. Hace algunos años fuimos a una conferencia y en ella utilizaron un acróstico para ayudarnos a comprender la mejor manera de ayudar a nuestros hijos a tomar la decisión sobre sus compañeros de vida, este acróstico es IPOD.

Permítame pasar por cada letra de este acróstico IPOD, la “I” es “inicio”, representa el punto de partida, estas son las cosas que tienen que pasar en una relación, aquí están los asuntos no negociables, la relación no puede iniciarse a menos que existan estas cosas no negociables, “P” es “preferible” son las cosas que deberían ser ideales, cuando estás considerando una relación con alguien hay asuntos muy importantes en los que hay que pensar, “O” significa “opcional” hay muchas cosas en las cuales hay que tener sabiduría, hay muchas cosas con las cuales podemos discrepar y son cosas que deben tener algún margen de elección, y por último, “D” significa “denegado” impedimento, hay rasgos de carácter, malos hábitos, pecados, etc; si este tipo de cosas existen, no puedes ir más lejos en esta relación, si esa persona está haciendo algo que no es correcto, no podemos apoyar esa relación.

Comenzamos con las cosas “Iniciales” ¿Cuáles son las características que una persona debería tener para poder “iniciar” una relación? Tiene que ser creyente, así es, es decir si no es creyente ni siquiera vale la pena para una cita, ni siquiera intentes apegarte emocionalmente. ¿Qué otra cosa? La honestidad, por lo tanto, sí yo sé que no es una persona honesta, no vale la pena relacionarse con esa persona. ¿Qué otra cosa? Respeto, si durante el tiempo de amistad no ha demostrado respeto, no sólo a ti, sino a otras personas: a sus padres, a sus maestros, en fin, si no está dispuesto a demostrar el respeto apropiado, no vale la pena comenzar una relación; sí, es algo importante, para ti debe ser algo importante para esa persona, ¿verdad? ¿Qué otra cosa puede ser? debe tener buena ética de trabajo, necesitas a alguien que pueda apoyar a tu familia en cualquier momento y en cualquier responsabilidad, llegar a tener una buena ética de trabajo es sumamente importante. Debe ser una persona que esté dispuesta a perdonar, que no sea rencoroso, que crea en la oración, una persona con la cual puedas compartir espiritualmente debe ser inteligente, gracioso. Preferiblemente bien parecido, buen oyente y compasivo, si esta persona no es así preferible que no comiences nada.

Muy bien, debes evaluar ¿cuáles son sus metas en la vida? Trabajar o vivir en la vagancia. Mira, nuestros hijos deben aprender que el trabajo es duro, pero rinde frutos. El físico es opcional y esto puede cambiar con el paso de los años. Vamos con lo “denegado” esta es la letra “D” ni siquiera deberías empezar una relación si conoces que esta persona está involucrada con drogas, en alcohol, porque estas cosas son trampas del enemigo, no comiences una relación con una persona deshonesta, o violenta, ¿crees que alguien violento puede estar involucrado en una relación? Si algo de violencia tiene lugar durante el noviazgo ten la seguridad que durante el matrimonio esto se hará más grande todavía, no importa donde estés, si alguien alguna vez levanta su voz o amenaza con hacer algo que pueda lastimarte, eso es todo, no sigas adelante, no pienses que esa persona va a cambiar porque no lo va a hacer.

Algo más, si durante el período de citas alguien tiene problemas con el alcohol tenga la seguridad que el día de la boda, esa persona va a caer en una gran borrachera, ¿crees que eso está bien? estas son las cosas que están “negadas” simplemente no entres a una relación con estas cosas. ¿Qué más? Pereza, si alguien es un vago no sigas adelante, como padres tenemos que enseñar a nuestros hijos que busquen una relación con alguien que esté dispuesto a trabajar por sus hijos y por la familia. Si tú eres el padre o la madre de familia, tus hijos son tu responsabilidad, disfruta de ellos, ámalos, diviértete con ellos, enséñales con diligencia, enséñales a seguir a Jesucristo, enséñales lo que significa servir y amar a los demás.

Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y conocer más sobre la perfecta creación de Dios. Que Dios te bendiga

“El Diseño de Dios para la Paternidad 2”

“El Principio”