in

Segunda parte del arrebatamiento de la iglesia de Cristo

Saludos amigo oyente, es un grato privilegio compartir este tiempo con Ud. en el cual continuaremos estudiando los eventos futuros. En el estudio bíblico anterior, el hermano David Logacho compartió con nosotros algunas razones que nos han llevado a concluír que el arrebatamiento de la iglesia de Cristo es un evento inminente. En el estudio bíblico de hoy, trataremos la segunda parte de este asunto

El arrebatamiento de la iglesia de Cristo, amigo oyente, puede ocurrir en cualquier momento. Es un evento inminente. Esta a La puerta. Podría ser hoy mismo cuando los creyentes en Cristo, no importa si han muerto o estén vivos, oigan la voz del Señor, esa voz de mando, esa voz de arcángel, esa trompeta de Dios que sacara, a los muerdos en Cristo de sus sepulcros con cuerpos glorificados y transformará a los creyentes que estén vivos en un abrir y cerrar de ojos, para que todos juntos sean arrebatados para encontrarse con el Señor en el aire.

El mundo quedará atónito porque en un instante se esfumaran millones de personas. Se han dado ya todas las condiciones para que ello suceda. ¿Cómo lo sabemos? Pues revisemos las razones que planteamos en nuestro estudio bíblico anterior.

Primero, porque la nación de Israel ha vuelto a existir como tal luego de siglos en los cuales fue borrada de los mapas. La existencia de Israel como nación es necesaria para que ocurra el arrebatamiento de la iglesia de Cristo porque el arrebatamiento es como un detonador que marcara el reinicio de los tratos de Dios con Israel, tratos que fueron suspendidos por Dios cuando Israel rechazo a Jesús de Nazareth como su Mesías.

Segundo, el surgimiento de muchas naciones en el mundo. Jesús dijo: Mirad la higuera y todos los árboles. Cuando ya brotan, viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca. La higuera representa a Israel, los árboles representan a las naciones. La higuera ha brotado, Israel existe como nación a partir de 1948. Los árboles también han brotado cuando prácticamente cada día que pasa van apareciendo nuevas naciones en el mundo.

Tercero, el retorno de Israel a su territorio, pero en un estado de incredulidad. Hoy por hoy, los israelitas son en su mayoría agnósticos. No tienen temor de Dios ni de su Hijo Jesucristo. El arrebatamiento señalará el momento en el cual Jehová esparcirá sobre Israel agua limpia para limpiarlos de toda su inmundicia.

Cuarto, el surgimiento y fortalecimiento del movimiento ecuménico en mundo. Para cuando ocurra el arrebatamiento, el mundo religioso debe estar a punto de unirse en un solo bloque con una sola cabeza visible, porque será este mundo religioso apóstata quien servilmente se pondrá a disposición del Anticristo para controlar las conciencias de la gente.

Quinto, el inusitado incremento de interés por el ocultismo en el mundo. Pablo, escribiendo a Timoteo dijo: Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostataran de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. Esto sé esta cumpliendo en nuestros días, cuando millones y millones en el mundo no tienen ningún interés por lo que dice la Biblia pero, en cambio, tienen mucho interés en lo que dicen los horóscopos, los adivinos, los espiritistas, y por último lo que dice el mismo Satanás y sus demonios.

Los espíritus engañadores y las doctrinas de demonios están en su apogeo hoy en día, mostrando a los que somos creyentes que estamos viviendo en los postreros tiempos, o tiempos previos al arrebatamiento de la iglesia y el fin del siglo y.

Sexto, el relajamiento de la moral a nivel mundial. Hablando a Timoteo, Pablo dijo: También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Los tiempos peligrosos tiene que ver con la presencia y acción de hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos sin afecto natural, implacable, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios.

Solamente mire la crónica roja de cualquier diario para saber que hombres así ya están en el mundo, haciendo lo suyo, pero a la vez advirtiendo que el arrebatamiento de la iglesia esta a la puerta. Hasta aquí lo que habíamos ya citado. Ahora veamos algunas evidencias más:

Séptimo el florecimiento de manifestaciones del espíritu del anticristo. 1ª Juan 2:18 dice: “Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el Anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo”

El espíritu del anticristo es aquello que agita todo movimiento contrario a Cristo. Con indignación los creyentes somos testigos del aparecimiento de cantidad de sectas falsas, disímiles entre ellas, pero con un denominador común: Desprecio a Cristo bajo el manto de una negación de su deidad, una negación de su obra redentora, una negación de su muerte expiatoria y una negación de su resurrección corporal y su segunda venida en gloria. Cada secta falsa que afirma que Jesús no es Díos o que Jesús antes de ser Dios fue un mero hombre en algún lejano planeta es un manifiesto sin palabras que el arrebatamiento de la iglesia de Cristo esta cercano.

Octavo. La tendencia de las naciones a agruparse en bloques para presentar un frente común y conseguir mejores beneficios socio económico para sus miembros. Según la profecía de Daniel, antes del fin del siglo, las naciones del mundo se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro y en estos días el Dios del cielo levantara un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo, desmenuzara y consumirá a todos estos reinos, pero el permanecerá para siempre.

Las alianzas tipo Mercado Común Europeo, Pacto Andino, y otras similares son el inicio o la semilla de lo que Dios ría profetizado en su palabra como un paso previo al arrebatamiento de la iglesia de Cristo. No estamos diciendo que los pactos y tratados entre las naciones son anti bíblicos o satánicos. No, lo único que hemos dicho es que estos pactos y tratados van a proliferar antes que ocurra el arrebatamiento.

Noveno, el escepticismo generalizado respecto a la intervención divina en los asuntos del mundo. 2ª Pedro 3:3-4 dice: “Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación”

Nuestro mundo está lleno de burladores. Gente que anda por allí diciendo: ya han pasado como dos mil años desde que la Biblia anunció que vendrá el Señor, pero hasta ahora no ha venido. Por tanto, todo esto es una fábula, diseñada para ser creída por deficientes mentales. No hay lugar a dudas amigo oyente, en cuanto a que vivimos en un mundo totalmente secularizado, un mundo que se mofa y se burla de los que vivimos en el temor de Dios. Un mundo que deifica al hombre y humaniza a Dios.

Esta circunstancia es la voz de alerta que comunica que muy pronto va a aparecer el Señor en el aire para arrebatar a su pueblo. A todo esto debemos añadir el incremento de los terremotos a nivel mundial, la aparición de la hambruna en muchos lugares del mundo, y el surgimiento de enfermedades antes desconocidas y para las cuales no existen curación, todo lo cual es claro presagio de que la segunda venida de Cristo esta a la puerta y como el arrebatamiento antecede a la segunda venida de Cristo, la conclusión obvia es que el arrebatamiento de la iglesia de Cristo es inminente.

¿Esta Ud. preparado para este magno evento? Si Ud. no es del Señor, Ud. no está todavía preparado. Eso significa que Ud. todavía está en su pecado, que Ud. está muerto espiritualmente y necesitado de salvación. Si ese es su caso, hoy mismo reconozca su lamentable condición espiritual y por fe reciba a Cristo como su Salvador para pertenecer a Cristo y de esta manera no ser sorprendido cuando él venga a arrebatar a los suyos.

Nuestra oración es que el Señor le guié a confiar en Cristo como su Salvador.

Inminencia del arrebatamiento

¿Pasara la iglesia por la tribulación?