in

«Sufrir 2”

¿De verdad Jesucristo es tu Salvador personal? Te has afianzado en la roca hasta el punto de ir al fuego por Él. Pedro dice que debes estar preparado porque estas próximo a atravesar por un proceso de refinación que muchas veces será muy doloroso.

Tiempos desafiantes exige liderazgo probado, exige disciplina espiritual pero también exige un nuevo nivel de autodisciplina. Me encanta cómo Pedro, a lo largo de su libro, entrelaza la soberanía de Dios en nuestra responsabilidad personal y es justamente Pedro quien nos dice que no usemos la soberanía de Dios como una excusa para nuestra inactividad espiritual.

En el primer capítulo de Pedro encontramos algo que hemos venido estudiado a lo largo de esta serie, ¿recuerdas qué es? ¿Qué te parece si vamos a 1 Pedro 1 versos del 6 al 7 y recordamos juntos lo que Pedro nos dice? Bien, 1 Pedro dice: «En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo» Las aflicciones son parte del proceso de perfección en nuestra vida. Entonces, ¿qué podemos sacar de esto hoy? ¿Qué aplicación podemos tomar? Bueno, hoy quiero darte algunas aplicaciones de lo que significa este proceso de perfección en la vida de un hijo de Dios.

Aquí está el primero; necesitamos asegurarnos de que nuestro caminar con Cristo sea permanente, que nuestro nivel de compromiso con Él se profundice cada día. Mira, ninguno de nosotros sabemos qué va a pasar mañana, no sabemos si la persecución vendrá a nuestra vida. Lo único que sabemos es lo que Pedro nos dijo:  que el tiempo es corto y, por lo tanto es urgente que vivamos de la forma en la que el Señor nos pide vivir, es hora de que vayamos a otro nivel en nuestro caminar con Cristo. Donde sea que estés en tu caminar con Cristo, es hora de dar el siguiente paso; es hora de estar en la Palabra de Dios a diario, no de vez en cuando, no sólo cuando necesite algún favor de parte de Dios.

La gente de todo el mundo se está perdiendo en una vida vacía y sin Cristo y nuestro mayor problema es ¿qué versión de la Biblia deberíamos usar esta mañana? Mira, nosotros necesitamos ser aquellos que toman en serio la Palabra de Dios, necesitamos hablar en serio sobre la oración, necesitamos ser aquellos que usan sus dones para el servicio del Señor. El tiempo es corto y es urgente seguir adelante en Cristo Jesús. Donde sea que estés en tu vida cristiana, debes intensificarla.

En segundo lugar; tenemos que ser padres para el futuro. No sabemos si las aflicciones van a venir en nuestra vida. Mira, a nosotros los cristianos, nos gusta hablar mucho y hacer poco, sería mejor si dejamos de hablar y en realidad nos preparamos para lo que realmente vale la pena, y si sabemos que hay una mayor oportunidad en la vida de nuestros hijos y nuestros nietos, entonces tenemos que prepararlos. Pero ¿cómo vamos a enseñarles a hacer sacrificios por Cristo si no tienen idea de qué es realmente el sacrificio? ¿Cómo vamos a enseñarles que su dinero es de Dios y que sólo son un mayordomo de lo que poseen, si ni siquiera nosotros lo entendemos? Así que no sé qué va a pasar con las aflicciones, pero sé que va a aumentar en la vida de nuestros hijos y nuestros nietos, y si les damos todo lo que ellos piden, entonces no tendrán idea de qué es la disciplina, y si no tienen idea de qué es la disciplina en su vida física, tampoco tendrán idea de qué es la disciplina en su vida espiritual.

La última aplicación, confía tu vida al creador fiel. Mira el versículo 19 de 1 Pedro capitulo 4: «De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien» ¡Me encanta eso! Pedro está diciendo que Dios es confiable, Él es amoroso, Él es fiel y, tú puedes depender de Él sin ningún temor porque Él no va a defraudarte. Dios es Fiel y Creador, esa es una combinación perfecta, ¿verdad?

Fox, en su texto: “Libro de los mártires” dice lo siguiente: «La muerte no se consideraba un castigo suficiente para los cristianos que fueron sometidos a los tratamientos más crueles posibles: fueron azotados, destripados, desgarrados y apedreados. Platos de hierro caliente fueron colocados sobre ellos. Fueron estrangulados, comidos por animales salvajes, colgados y arrojados a los cuernos de los toros. Después de que murieron, sus cuerpos se amontonaron en pilas y se dejaron pudrir sin sepultura” Ahora escuchen esto: «Sin embargo, la Iglesia continuó creciendo, profundamente enraizada en la doctrina de los apóstoles y regada por la sangre de los santos.”

Cuando aceptamos el reto de continuar con el Estudio Bíblico, aquí en La Biblia Dice, entendí el privilegio de enseñar la Biblia a personas en toda América Latina, pero no me di cuenta del gran impacto que podría tener, en el mundo, a través de Internet. Hasta la fecha, tenemos personas en 43 países de todo el mundo que descargan nuestros mensajes, eso es muy emocionante y lo digo con mucha humildad. Hoy hemos estado hablando sobre el sufrimiento por nuestra fe y sé que algunos que escuchan esta transmisión están en países donde la persecución es real y al cerrar nuestro programa hoy, les pido que se unan a nosotros para orar por aquellos creyentes que viven en situaciones difíciles, creyentes que entienden bien lo que significa sufrir por Jesucristo. Así que hoy te invito a que oremos por ellos, empecemos: “Padre, oramos por los creyentes de todo el mundo, algunos están en situaciones en las que están siendo perseguidos por su fe. Ruego Señor que Tú les des fuerzas, que los animes, que les hables en este momento y les des palabras de consuelo y fortaleza. Ahora Padre, te pido que nosotros, aquellos que vivimos en países donde podemos adorarte libremente, podamos comprometernos a orar diariamente por aquellos que viven en países donde la persecución de cristianos está ocurriendo. Señor, sé Tú mismo con aquellos que hoy escuchan este mensaje que viven en lugares de persecución. Y ruego Señor que los animes en este momento. En el nombre de Jesús. Amén.”

Ahora, antes de terminar esta emisión, quiero invitarte a que vayas al capítulo 5 de 1 Pedro, el verso 7 dice: «echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros«.

No puedo leer ese pasaje de las Escrituras sin pensar en una situación en mi vida hace muchos años. Inmediatamente después de graduarme en el seminario, Lori y yo estábamos tan emocionados de salir e irnos a cualquier parte del país que teníamos currículums esparcidos por todo el país. No nos importaba a dónde íbamos a ir, sabíamos que Dios tenía un lugar para nosotros, y entonces, al salir del seminario esperamos y esperamos y no pasó nada. Habíamos alquilado un condominio durante el seminario y era hora de abandonarlo, pero yo ya estaba desanimado, había estado cuatro años en el seminario y Dios no estaba proporcionando nada. Constantemente me preguntaba ¿Que estaba haciendo Dios?

Entonces, recuerdo haber encontrado una cinta de cassette y lo escuche, inmediatamente sonó una canción basada en 1 Pedro 5: 7. La canción dice: «Te daré todas mis cargas. Pondré toda mi carga a tus pies y en cualquier momento que no sepa qué hacer, pondré toda mi carga sobre ti». Y escuché esa canción una y otra vez con lágrimas en mis ojos. Cuatro años en el seminario, estudiando griego, hebreo y teología sistemática y Dios usó una pequeña cinta barata para llegar a mi corazón. Creo que me quedé más impresionado de que Dios se preocupara lo suficiente por mí como para colocar ese cassette justo frente a mí y recordarme, a través de una canción para niños, que podía poner todo mi cuidado en Él, porque Él se preocupa por mí y lo mismo hace por ti. Mira, no sé por lo que estás pasando, no sé qué desafíos hay en tu vida. No sé lo que trae ansiedad a tu mente y corazón, pero sí sé esto; puedo decir con cada parte de mí ser que puedes confiar en Él porque Él se preocupa por ti.

Pedro nos dirá que Dios es soberano, Él tiene el control de todo, pero tú debes vivir una vida que le agrade y es justamente eso lo que quiero hacer, quiero que juntos leamos lo que Pedro nos dice que debemos hacer. Vamos a 1 Pedro 5 verso 8, pero antes leamos el verso 7 que dice: “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”. Pedro nos dice que podemos poner todas nuestras cargas en Él, porque Él se preocupa por nosotros. Él nos acaba de decir que la poderosa mano de Dios está ahí para levantarnos. Pero ahora Pedro nos dice que debemos hacer algunas cosas, él dice: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” Debes ¿qué? Debes estar alerta y preparado porque el diablo te está mirando y está listo para atacarnos, él está listo para devorar tu testimonio. Mira, Satanás no es omnisciente, él no sabe todo, pero él es un gran estudiante de la condición humana y él conoce tus debilidades y las mías, él sabe dónde y cuándo soy vulnerable y pondrá tentaciones en nuestro camino para hacernos caer, él es como un león merodeando listo para devorarnos.

Entonces Pedro dice en el verso 9: “al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo” Tu fundamento está en la fe, tú base está en todas estas cosas de las que Pedro nos ha hablado. ¿Recuerdas cuando empezamos esta serie? Ahí vimos que tienes una herencia que no perecerá, ni se estropeará ni se desvanecerá jamás. Vimos que fue Cristo mismo quien murió por ti y te ha reconciliado con Dios así que recuerda siempre mantenerte firme en la fe. Y, dicho sea de paso, Pedro nos recuerda que sus hermanos en todo el mundo están pasando por el mismo tipo de sufrimiento, así que debes mantenerte firme tal como ellos lo están.

1 Pedro 5:10 dice: «Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. ¿No es genial? Tú tienes la responsabilidad de mantenerte fuerte, pero será Dios quien te hará fuerte. Así que, mantente firme en la fe.

«Sufrir”

“Humildad”