in

¿Cómo utilizar los recursos que pertenecen al Señor?

Gracias por estar nuevamente con nosotros, es un privilegio contar con su sintonía, hoy continuaremos con el interesante tema que está desarrollando nuestro hermano David Logacho, DINERO Y POSESIONES A LA LUZ DE LO ETERNO, tenga su Biblia a mano y acompáñenos a conocer que es lo que Dios nos quiere decir acerca de esto.

Introducción: ¿Cómo utilizar los recursos que pertenecen al Señor?

  • I. La iglesia local debe ser lo primero que viene a la mente en el momento de distribuir los recursos que pertenecen al Señor. Note lo que dice Hechos 4:34-35 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.
    La iglesia local tiene diversas necesidades: Servicios (alquiler, agua, electricidad, gas, teléfono), fondos para sostener obreros, fondos para mantener ministerios, fondos para ayudar a los necesitados, fondos para sostener misioneros. Las iglesias locales no deberían meterse en bingos, loterías, ventas de cosas,
  • II. Los ministerios bíblicos que apoyan la obra de las iglesias deben también recibir recursos que pertenecen al Señor. Estos ministerios bíblicos deben ser dignos de recibir ofrendas. Evitar dar a ministerios que ofrecen milagros, sanidades, prosperidad, a cambio de las ofrendas que reciben. Evite dar a ministerios cuyos líderes hacen gala de ostentosa opulencia con el pretexto de ser hijos del Rey.
  • III. Los misioneros deben también recibir recursos que pertenecen al Señor. Pablo recibió ofrendas de los creyentes en Filipos. Filipenses 4: 15-17 dice: Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades. No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta.
    Lo lógico sería que las iglesias locales sostengan a los misioneros, pero ante la falla de las iglesias locales Dios ha levantado personas que sostienen económicamente a los ministerios.
  • IV. Los necesitados también deben recibir recursos que pertenecen al Señor. Es la única manera de poner en práctica lo que dice la Biblia en pasajes bíblicos como 1 Juan 3:17-18 donde dice: Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

CONCLUSIÓN: Hacer un presupuesto de las ofrendas que vamos a dar. Cuánto, cuándo y a quién.

La evangelización

¿Cuáles son los principios para levantar fondos?