in

El Cordero de Dios

4. El Cordero de Dios (Haz click y descarga el texto)

Aquí tenemos un título muy interesante, ¿verdad? Cordero de Dios, el Cordero que Dios envió, el Cordero que quita el pecado del mundo.

¿Qué significa que Jesús sea llamado el Cordero de Dios? ¿Qué tan importante es? En este tiempo el Pastor Ron Moore comparte el significado de ese nombre y su importancia vital para nuestro destino eterno.

Queremos ver en la Biblia todo lo que los escritores han dicho acerca de Jesús, no para obtener más información, sino para que podamos conocer a Jesús íntimamente, obedecerlo y seguirlo apasionada e incondicionalmente.

Hoy vamos a considerar una descripción que Juan el Bautista utiliza para presentar a Jesucristo. Cada uno de los cuatro Evangelios nos dicen algo acerca de este hombre llamado Juan el Bautista quien entró en escena muy de repente y causó un gran revuelo. Habían pasado 400 años antes de que un profeta hable nuevamente en Israel, ellos querían escuchar a un profeta porque habían llegado los tiempos de Roma y los oprimían económica, espiritual y políticamente, ellos querían a un Mesías que según la traducción hebrea significa «ungido.» En el Antiguo Testamento, los sacerdotes eran ungidos con aceite.

Isaías 61:1 dice que va a venir uno que iba a ser ungido con el Espíritu Santo, que nos iba a anunciar las buenas nuevas, liberar a los cautivos y sanar el corazón a los quebrantados, en hebreo fue llamado el Mesías, en la cultura griega fue llamado el ungido; Cristo, y cuando decimos Jesús Cristo, estamos diciendo Jesús el Mesías. Mucha gente pensaba que Juan el Bautista era el Mesías y enviaron a varios para interrogarle, Juan 1:20-22 dice, “cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres? Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No. Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? Y juan el Bautista respondió en el verso 23, “Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías”.

Él les dijo, estoy aquí como un obrero de la construcción haciendo una autopista para la venida del Mesías, el verso 29 dice, “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. Y en el verso 35 vemos que, “El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos. Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios”.

El Cordero que Dios envió, que quita el pecado del mundo. ¿Cuál es el significado de esto? Bueno, para responder a esta pregunta debemos recorrer todo el camino hasta Génesis 2, Dios creo a Adán y le dio todo cuanto podía necesitar, el verso 16 dice, “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer” ahora mira el 17, “más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”.

Hay tres aspectos que debemos considerar con respecto a la muerte:

    1. El aspecto físico, al morir el alma se separa del cuerpo.
    2. El aspecto espiritual, nuestra alma está separada de Dios.
    3. La muerte eterna, es decir, estar separados de Dios para siempre.

Así que, cuando vemos la palabra muerte, no sólo es la muerte física, también estamos hablando de un tema de separación espiritual y posiblemente una separación eterna.

Adan y Eva se comunicaban libremente con Dios, tenían absoluta confianza y unidad, tenían todo lo que podían desear, pero desobedecieron a Dios y la muerte entró en la raza humana, allí fueron separados de Dios, y murieron justo como Dios lo había dicho.

Pablo dice en Romanos 5, “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”. Ahora la humanidad vive bajo la pena de muerte, la muerte física, pero también la muerte espiritual, y si no haces algo esta muerte será eterna.

Hay dos cosas en Génesis que debemos considerar antes de avanzar.

  • En Génesis 3:15, Dios le dice a Satanás, “Y pondré enemistad entre ti y la mujer” Dios va desde el plural al singular, “entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar”. Los Teólogos lo llaman el Proto-Evangelium, “Buenas nuevas” ésta es la primera mención en la Biblia de las Buenas nuevas, va a llegar el día cuando la cabeza de Satanás será aplastada, él será derrotado y Jesús vencerá a la muerte misma, Jesús será herido en la cruz, pero al final del día el vencerá, Él va a ser el Cordero de Dios, el sacrificio perfecto.
  • Cuando Adán y Eva pecaron se avergonzaban y tomaron hojas de higo para cubrirse a sí mismos. El versículo 21 del capítulo 3, dice “Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió”. Él los vistió, Adán y Eva están en el camino de la muerte, pero Dios pone su gracia y a través de la muerte de un animal los viste, este animal es el substituto de Adán y Eva, este sacrificio se convirtió en un símbolo en el Antiguo Testamento mediante el cual el hombre y la mujer podían tener sus pecados perdonados a través de un sustituto, una sustitución para el sacrificio.Ahora, en Éxodo 12, vemos las instrucciones que Dios da a Moisés para los hijos de Israel, quienes después de clamar por ser liberados de la esclavitud de los egipcios vieron el poder de Dios a través de 10 plagas que Él envía contra los dioses de Egipto, y en el verso 12 vemos que en la última plaga Dios dice: “Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias…” Y Dios ordena tomar a un cordero perfecto, sacrificarlo, tomar su sangre, ponerla sobre los dinteles de las puertas y postes y cuando el ángel de la muerte pase por la ciudad vería la sangre en las puertas y pasaría de largo por esa casa. Esta es una imagen tremenda de lo que Dios hace por nosotros, estamos cubiertos por la sangre de Cristo, confiamos en su muerte como el sacrificio perfecto, Él es el Cordero de Dios, gracias a su muerte podemos vivir.Isaías 53:7 escribió esto 750 años antes de la venida de Cristo, “Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca”.Recuerdan cuando Jesús fue llevado ante las autoridades y le dijeron; ¿cuéntanos quién eres? Y él permaneció en silencio, Isaías 53:10 dice, “Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado”

    Los romanos, y judíos, fueron un mero instrumento que Dios utilizó para condenar a muerte a Jesús, igual que lo hizo en Génesis 2 con el animal que sacrificó para vestir a Adán y Eva. Así que, Dios puso a su hijo para morir por nosotros, esa era su voluntad, así de grande es su amor por nosotros, Jesús no fue víctima de la política de sus días, todo esto estaba en los planes de Dios desde el principio, el versículo 11 dice, “Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos”

    Isaías 53:12 dice “Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores”. Jesús fue humillado y contado entre los transgresores, entregó su vida hasta la muerte, sólo por nosotros. Juan le llama el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, es decir, todos los pecados que tú y yo hemos cometido, ahora están puestos en la cruz.

    El Cordero de Dios murió en una cruz por nosotros, Hebreos 9:26 lo dice de esta manera, “pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado”. Y 1 Corintios 5:7 dice, “porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros”.

    ¿Has confiado en el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo? 1 Pedro 1:18-21 dice, “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios”.

    ¿Su fe y su esperanza están puestas en Dios? Esta fe salvadora se entenderá solamente con el conocimiento, ahora tú sabes que Jesús es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

    Segundo es creerlo tú puedes saber un montón de cosas, si no las crees, entonces de nada sirve el conocimiento y, por último, la confianza, es decir, creer que Dios cumple lo que promete, ¿Has confiado en el sacrificio de Jesús, en su muerte y en una relación con él?

    Has pensado alguna vez ¿qué pasara al morir? Bien, algunos dirán, bueno, solo nos morimos y ya, se apagaron las luces nada más, pero eso no es lo que dice la Biblia, la Biblia dice que la muerte no sólo es física, se trata de una separación de Dios, y puede ser una muerte eterna, pero Dios nos ha dado la forma de escapar de eso, Él envió a Jesús, su hijo, para morir por ti, para que tú no tengas que hacerlo. Jesús es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, ¿te animas a confiar en él?

    Juan no quiere que nosotros leamos su evangelio y digamos ¡wow, mira lo que hizo Jesús! Él quiere que leamos su libro y digamos, ¡ahora lo entiendo todo! El significado es más importante que el milagro en si mismo.

    Esperamos que puedas acompañarnos en nuestra próxima emisión. Bendiciones.

Cómo resistir a la tentación

El primer milagro de Jesús