in

Comunidad ¿Por qué no funciona? II

35 Comunidad ¿Por qué no funciona II (Haz clic y descarga el texto)

Aquí está una un segundo impedimento para la comunidad; “Expectativas poco realistas” Bien, en programas anteriores ya hablamos de esto antes, así que voy a revisarlo brevemente. Hay muchas personas que vienen a la iglesia y tienen una expectativa muy alta de lo que van a encontrar aquí, muchos piensan que este es un pedacito de cielo en la tierra, bueno, no sé si te has dado cuenta, pero esto no es ningún cielo

¡Esto no es ningún cielo!, no estamos allí todavía, y cuando entramos a la iglesia con una expectativa tan alta, siempre vamos a decepcionarnos, siempre vamos a desilusionarnos, y mucha gente está abandonando la iglesia porque entraron con esta expectativa demasiado alta. Somos pecadores salvados por la gracia, pero aún somos pecadores, mucha gente al ver nuestras imperfecciones se decepciona y se va, esto es gracias a las altas expectativas que ellos pusieron en nosotros.

A partir del mismo principio de la comunidad hubo varios desafíos, ¿quién creó y construyó la primera comunidad que conocemos en el Nuevo Testamento? no es una pregunta capciosa, recuerda que la respuesta correcta a cada pregunta es Jesús, y esta es la respuesta a esta pregunta, Jesús escogió a 12 hombres para caminar con ellos y enseñarles el mensaje del evangelio para que ellos lo transmitan a todo el mundo. Pero estos doce hombres escogidos como la primera comunidad, con Jesús en medio de ellos, no siempre hacían las cosas bien, no siempre entendían lo que Jesús decía, ellos discutieron sobre quién era el mayor de entre ellos,  también dudaban a pesar de ver todas las obras de Jesús y entonces Jesús les dijo: “ustedes son hombres de poca fe”; y es que estos doce hombres escogidos por Jesús, esta pequeña y primera comunidad del Nuevo Testamento, incluso ellos eran impotentes frente a muchas circunstancias.

¿Recuerdas al hombre que trajo a su hijo a los discípulos y ellos no le podían curar? En Mateo capítulo 17 versículo 17 vemos la respuesta que Jesús les dijo, “¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá.”

Ahora ¿Recuerdas cuando fueron a detener a Jesús? Fue Judas quien le traicionó, todos los discípulos desertaron y huyeron, Pedro, el líder más extrovertido del grupo, ¿sabes lo que hizo? negó a Jesús 3 veces, esto es demasiado para una comunidad.

Bien, tú puedes estar pensando, “Está bien Ron, sé todo esto, pero esto pasó antes de que el Espíritu Santo viniera pues cuando el Espíritu Santo vino todo esto cambio, ¿verdad?

Bueno, entonces qué te parece si vemos el capítulo 2 del libro de Hechos, aquí vemos que el Espíritu Santo desciende y pone sobre cada uno de ellos su poder, ese día Pedro predicó y 3000 personas se añadieron a la iglesia. Piensa en esto, había 120 personas reunidas en ese lugar, pero ahora hay 3.120.

¿Te imaginas lo que pasó esa semana con aquellas personas que trabajaban con los niños? Tiene que haber sido una semana compleja, y en el capítulo 5 de Hechos vemos algunos asuntos interesantes. Uno de estos es el caso de Ananías y Safira ¿los recuerdas? esta pareja vendió una tierra y trajo ese dinero ante los Apóstoles y dijeron que este dinero era la totalidad de la venta de su propiedad, pero ellos estaban mintiendo, ellos no tenían que engañar a los apóstoles en cuanto a la venta de la tierra. Podrían haberles dicho a los apóstoles que era solo el 50% del precio de la venta, pero dijeron que era el 100%.

De la misma manera, tú no puedes presentarte delante de Dios con este tipo de pretensiones y engaños, no podemos ser personas que llevamos una máscara para aparentar que somos algo que en realidad no somos, porque entonces, tal y como le sucedió a Ananías se nos dirá “¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios” (Hechos 5:4) y entonces podríamos caer muertos ahí mismo, pero por suerte, esto no ha vuelto a suceder.

Y un poco más adelante, en hechos 6 vemos que se desató una discusión entre los griegos y los judíos. Los griegos eran aquellos que vinieron a Cristo, pero habían nacido en otro sitio fuera de Jerusalén, habían aceptado las lenguas de las tierras donde nacieron y habían aceptado también sus culturas, los judíos eran aquellos qué habían nacido ahí mismo en Jerusalén, vivían en Israel, y cumplían con todos los requerimientos de los judíos, sólo hablaban hebreo o arameo, ellos podían entender el griego, pero su lengua principal era hebrea y querían mantener todo de acuerdo con la ley judía. A los judíos no les gustaban los griegos y a los griegos no les gustaban los judíos, de hecho, cuando se juntaron como un solo Cuerpo en Cristo tuvieron muchos problemas.

La primera queja que encontramos en la escritura, en la iglesia griega judía, es que a las viudas de los griegos no les entregaban la misma porción de comida que a las viudas judías, ahí lo tienes, ahí mismo en Hechos capítulo 6 vemos discriminación.

En Hechos capítulo 15, la iglesia primitiva tiene una gran convención para llegar a determinar si los gentiles, los no judíos, se pueden convertir en cristianos sin circuncidarse, esto es lo que determina la iglesia primitiva, dice que sí, qué pueden convertirse en cristianos sin la circuncisión, entonces envían a Pablo y a Bernabé para transmitir estas noticias, pero hacia el final de Hechos capítulo 15, ¿sabes lo que sucede? estos dos líderes espirituales, estos hombres tan conocidos por la iglesia, tienen un desacuerdo tan agudo que tienen que separarse, incluso dicen que no pueden hacer ministerio juntos nunca más, y Pablo se fue por su camino y Bernabé se fue por otro camino, esto no fue bueno para la comunidad, la única carta que Pablo escribe que no trata este tipo de problemas es a los Efesios, Romanos, 1 y 2 de Corintios, Gálatas, Filipenses, Colosenses, 1 y 2 de Tesalonicenses, siempre tuvieron problemas con esto, sólo Los Efesios no lo hicieron, pero cuando vemos el libro de Apocalipsis ¿recuerdas a lo que Jesús le dijo a esta iglesia?

Apocalipsis 2:2-3 dice, “Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;” ¡Buen trabajo, Buen trabajo! “y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.” ¡Gran trabajo! Ah, pero tengo algo que decirte, “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues de lo contrario, Apocalipsis 2:4,5 dice “vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.” todo lo habían hecho bien, pero habían descuidado su amor por Cristo, su doctrina estaba bien, estaban involucrados en el servicio, leían su Biblia, solo se descuidaron de su primer amor.

“Haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido” Muchas cosas muy difíciles sucedían en la iglesia primitiva, tenían problemas en el Ministerio, y lo complicado de esto es que las personas están ahí y esto es normal ya que están en una iglesia, El problema es que muchas personas entran a la iglesia con expectativas poco realistas de lo que pasa en las iglesias, piensan que todo va a ser muy bonito, que nadie va a decirles que son más difíciles de resolver que un crucigrama, pero esto es poco realista, y les digo con seguridad que muchas de estas van a suceder aquí.

Ahora, este es el tercer impedimento para una comunidad cristiana, lo llamaremos “El dilema del puercoespín” el puercoespín no es un animal muy agradable ¿verdad? ¿Estamos de acuerdo con esto? cuando pensamos en este animal, no lo podemos imaginar haciendo una película, hemos visto arañas, leones, incluso una mofeta, Pepe le pu es la estrella de su propio programa, pero ¡mencióname a un puercoespín famoso!

Bien, la otra noche dije que he estado recabando alguna información, así que aquí tengo un par de cosas para contar, déjame decirte que no hay muchos puercoespines famosos, y tengo que ser honesto, el puerco espín norteamericano tiene aproximadamente 30,000 espinas y cada una de estas puede incrustarse en el cuerpo de su enemigo, estas pequeñas espinas microscópicas perciben el calor del enemigo y pueden incrustarse firmemente en ellos, las heridas se pueden infectar y pueden ulcerar órganos vitales e incluso pueden causar la muerte.

En su libro “Todos somos  normales hasta que nos conocen” John Ortberg habla sobre los puercoespines y dice que les gusta viajar solos, pero no siempre quieren estar solos, a finales del otoño los puercoespines empiezan a pensar en el amor, pero el amor puede ser algo arriesgado cuando eres un puerco espín, pues las puercoespines hembras están dispuestas para una cita amorosa sólo una vez al año, así que la ventana de la oportunidad se cierra muy rápidamente, los puercoespines son muy respetados en todo el reino animal, el miedo y la cólera los hacen pequeñas criaturas muy peligrosas para tenerlos alrededor.

Entonces él dice, “este es el dilema de los puercoespines” ¿Cómo pueden estar cerca sin hacerse daño? y este es nuestro dilema también, Ortberg dice: “cada uno de nosotros tenemos nuestro propio pequeño arsenal, nuestras espinas tienen sus propios nombres, nombres como: rechazó, condena, resentimiento, arrogancia, egoísmo, envidia, desprecio; unos las hemos aprendido a esconder mejor que otros, pero si la gente se pone lo suficientemente cerca, descubrirá que las tenemos ahí, y podemos herir la piel de los enemigos, podemos crear heridas graves, incluso matar, también hemos aprendido a sobrevivir a través de una combinación de ataque y retirada, y a veces nos encontramos lastimando y haciendo daño a aquellos que están más cerca de nosotros. Este es un problema en la comunidad ¿verdad? es un desafío para la comunidad.

¿Cómo podemos estar cerca sin hacernos daño? Así que tenemos a muchos hombres y mujeres que hoy están en la playa, o sentados en su casa leyendo el periódico, o desayunando, porque alguna vez vinieron a la iglesia y les hicieron daño y esto les duele y en determinado momento dijeron “No quiero seguir asistiendo a este lugar” y aún tenemos muchas cosas difíciles que pasan aquí ¿verdad? pero si estamos alrededor de la gente, de vez en cuando nos van a herir con sus espinas, y esto nos va a hacer daño, nos va a doler, pero con el tiempo todo pasa, de igual manera debemos tener cuidado de relacionarnos con otras personas, para que nosotros no les hagamos daño con nuestras espinas, la Biblia dice que debemos demostrar amor, que debemos demostrar bondad, y que debemos demostrar el perdón y aun así puede que nos hagan daño.

Pero como una comunidad, crecemos y maduramos, y esperamos que cada vez tengamos menos de estas cosas, ya que somos verdaderos seguidores de Cristo.

Nuestro propósito no es ofender a nadie con la palabra de Dios, algunas veces la gente puede ofenderse, pero déjeme decirle algo, un escritor dijo esto: “sermoncitos producen cristianitos” y esto puede que sea solo una cuestión de nuestra cultura o de nuestro país hoy en día, pero la comunidad no puede funcionar cuando la palabra de Dios es ignorada, cuando no estamos fundamentados en la palabra de Dios, la comunidad no puede prosperar.

Una vez más muchas gracias por acompañarnos aquí en nuestro “Estudio Bíblico de La Biblia Dice” los animamos para volver a encontrarnos en una próxima emisión, mientras continuamos con nuestro estudio sobre la comunidad.

Cada Comunidad Cristiana debe tener la capacidad de entender que no solo los débiles necesitan de los fuertes, sino también de que los fuertes, necesitan de los débiles, la desaparición del débil es la muerte del compañerismo.

Recuerda, somos pecadores salvados por la gracia, pero aún somos pecadores. Escucha nuestro próximo programa y conoce, junto a nosotros, más sobre estos impedimentos que la comunidad experimenta.

 

Comunidad ¿Por qué no funciona?

Comunidad ¿Cómo funciona?