in

“El verdadero fundamento 2”

Algunos de ustedes han estado en el camino durante 20 años y aún no han excavado esta base. Este es el momento de hacerlo. Este es el desafío que queremos proponerles el día de hoy.

Cuando las tormentas golpeen tu vida, ¿mantendrás tu fe? ¿Acaso tu fe está construida sobre suelo firme con materiales de calidad? ¿Has mirado detrás del atractivo exterior para determinar su fuerza hacia el interior?

Pues en esta transmisión, Ron Moore abre los planos que se encuentran en las escrituras para ayudarlo a comparar su casa espiritual con los estándares celestiales de construcción. Antes que nada, quiero que sepas sobre el recurso de audio gratuito de “La Biblia Dice” En este desafiante mensaje, descubrirás cómo construir una vida que resista la difícil prueba del tiempo. Estos audios están disponibles en nuestra página web www.labibliadice.org

Si estás pensando en construir algo, es fundamental que tengas una base sólida. Algunos de ustedes, tal vez están comenzando su viaje espiritual. Esto es hermoso. Tú puedes obtener esta base, pero eso requiere tiempo y esfuerzo, pues tendrás que buscar un poco más en determinadas áreas. También habrá quienes han estado en el camino durante 20 años y aún no han excavado sobre la verdadera base. Este es el momento de hacerlo.

Hoy quiero desafiarlos para que caven una base profunda. Pero para cavar esta base, quiero enfatizar que cavar esta base es solo el punto de partida. No debes detenerte ahí.

Bien, para empezar, vamos a usar un plan de estudios llamado operación Timothy. Hemos adquirido la licencia para ello. Aquí están los 20 temas de las 20 sesiones. ¿Cuál es el propósito de la vida? Si yo pregunto: ¿Por qué Dios te colocó en el planeta Tierra?, ¿cuál sería tu respuesta? Pues saber esto es parte de la excavación. Ahora te pregunto:

¿Es la Biblia creíble?, ¿Dónde está Dios?, ¿Dónde está Jesús?, ¿Por qué vino Jesús?, ¿Realmente puedo ser aceptado y perdonado?, Nueva vida en Cristo, Nuestra nueva identidad, Luchando contra el mundo, la carne y el diablo, Lidiando con la tentación, Descubriendo el Espíritu Santo (necesitamos saber lo que creemos sobre el Espíritu Santo), Comunicación con dios, Oración, Contando mi historia a otros, Profundizando en la Biblia, ¿Cómo puedo estudiar la Biblia por mi cuenta? Usted necesita saber cuándo su hijo acude a usted y le hace esa pregunta acerca de este matrimonio. Estoy consiguiendo todo tipo de cosas confusas en la escuela, ¿es entre un hombre y una mujer?, Conociendo la voluntad de Dios, Convertirse en una persona de carácter, Relaciones Vida del Reino, ¿Qué es esto de seguir a Cristo?, Compartir a Cristo con los demás y Multiplicando tu vida.

Así que piense en esas 20 cosas como aquello necesario para cavar una base en la verdadera roca. Seguir confiadamente a Cristo. La vida cristiana no es una discusión teológica. Es una vida práctica, paso a paso.

Muchas veces nos preguntamos: ¿Cómo vamos a cambiar nuestro mundo?, ¿Cómo vamos a cambiar nuestra comunidad?, ¿Cómo vamos a cambiar a nuestras familias? Pues déjame decirte que el cambio comienza con tu vida y la mía. A menudo pensamos en grandes hombres en la historia de la iglesia: Lutero y Calvino y todas las cosas que lideraron. Pero ¿sabes algo? Dios no solo trabajó en grandes movimientos. Todos los grandes movimientos son producto del trabajo de una persona a la vez. Un ejemplo de ello está en la época medieval y todo lo que sucedía en la Iglesia de Roma. Mucho antes de Lutero, un hombre llamado John Huss dirigió un gran avivamiento en Praga. El avivamiento fue tan exitoso que la gente fue perseguida y fue empujada a la clandestinidad. Huss perdió su vida quemado en la hoguera.

Durante los siguientes 300 años, la iglesia hizo su camino en toda Europa, fundamentando su verdad en sus futuras generaciones. Luego, aparece en escena un tipo llamado Conde Nikolaus Ludwig Von Zinzendorf. ¿Has oído hablar de él? El formó un movimiento llamado los Moravos. La Reforma comenzó no solo por causa de Lutero, fue gracias a los moravos y a todas las iglesias subterráneas y oraciones que habían estado sucediendo para que cuando Lutero apareciera, todos estuvieran listos.

Hoy en día, Estados Unidos envía misioneros a todo el mundo, pero en el siglo XIX no salían misioneros sino hasta que un grupo de estudiantes universitarios se tomaron en serio su fe. Un día cuando un grupo de estudiantes, después de orar diariamente, llegó una gran tormenta y entonces ellos corrieron a refugiarse bajo este pajar y allí sintieron que Dios les decía específicamente que debían ir a Asia. Este evento también es conocido como el “avivamiento del pajar”.

Adoniram Judson fue la primera persona de América en ir al extranjero, él fue el primer misionero, él no estaba esperando grandes movimientos, él sabía Dios le dio una única vida, e hizo algo con eso. Él cavó una base profunda. Él se preparó porque no sabía para qué Dios lo iba a usar. Pero si no hubieran cavado tan profundo, Dios no habría podido usarlos de manera tremenda y Él quiere usarnos a nosotros también.

Bueno, hemos estado hablando sobre el constructor sabio que excavó profundamente y sentó las bases de su vida en tierra firme. Ahora, tomen sus Biblias y regresen conmigo al capítulo 5 de Lucas. El capítulo 5 de Lucas cuenta la historia de un día y una noche largos y frustrantes para Pedro y los demás pescadores. Habían trabajado duro toda la noche y no tenían absolutamente nada. Agotados, comenzaron a lavar la arena y los guijarros de sus redes y los pusieron a secar. Esa mañana, Jesús estaba ahí. Mira el versículo 1: «En ese día, Jesús estaba de pie junto al lago de Gennesaret [que es otro nombre para el Mar de Galilea], y estaba con gente apiñándose a su alrededor [escuchando lo que tenía que decir] escuchando la palabra de Dios »

Entonces Jesús vio estos dos barcos atracados en la orilla y metió en uno un bote que le pertenecía a Simón y le dijo que saliera un poco de la orilla. ¿Puedes imaginar lo que pasó por la mente de este cansado pescador? Él había estado trabajando toda la noche. Esta no era la primera vez que Jesús se había encontrado con Simón.

Basado en el capítulo 1 de Juan, muchos piensan que Andrés, el hermano de Pedro, y Pedro, Santiago y Juan, que eran hermanos, habían viajado con Jesús a Capernaúm y habían visto algunos de los milagros que Él hizo. Lo habían escuchado enseñar, pero luego habían vuelto a su negocio de pesca. Ahora Jesús se encuentra con ellos de nuevo. Entonces Pedro hace lo que Jesús dice. Se sube al bote y se lleva a su tripulación junto con ellos. Es como si estuviera diciendo: “mira, si tengo que hacer esto, ustedes vendrán conmigo”

Entonces entrado Jesús al bote le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose continuó enseñando. El lago proporciona una excelente acústica para la multitud en la orilla. Pedro y la tripulación eran un público cautivo que asimilaba cada palabra del asiento de la primera fila. Cuando Jesús terminó de hablar, Pedro estaba preparado para llevar el bote a la orilla, pero Jesús tenía otro plan.

«Cuando terminó de hablar [ese es Jesús], le dijo a Pedro: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Jesús dirige sus comentarios al líder del negocio, Pedro, pero Él está hablando en plural así que también está hablando con todos los demás en el bote. Observe la respuesta de Pedro: «Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado”. (Lucas 5: 4-5)

¿Oyes lo que Pedro está diciendo? “Jesús, tu enseñanza es genial como siempre, pero salir a aguas profundas para pescar no es una buena idea. Estamos muy cansados Hemos trabajado duro toda la noche tratando de atrapar peces. No captamos nada. Algunas noches, Jesús, son así. Ahora Jesús, todos los pescadores saben que los peces se alimentan de noche. Ya es de día. Y todos los pescadores saben que los peces nadan en aguas poco profundas, en las aguas más cálidas para alimentarse por la noche. ¿Y tú quieres que salgamos a las profundidades? Ahora Jesús, con todo el respeto, eres carpintero y nosotros somos pescadores. No te diré cómo construir casas. Tú no me dirás cómo pescar”

Pero mira el final del versículo 5 «mas en tu palabra echaré la red.». Mira Jesús, sé lo suficiente de ti, te respeto, eres un gran maestro y solo porque eres tú, no va a funcionar. No vamos a atrapar ningún pez. Pero dejaré las redes. Ellos salieron a las aguas profundas y arrojaron sus redes por el costado esperando no atrapar absolutamente nada porque no pescas en las profundidades del día. Pero mira lo que sucede: «Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían” (Lucas 5: 6-7) “Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres” (Lucas 5: 9 y 10).

Ellos se dieron cuenta de que eso no fue un golpe de suerte. Ellos sabían que los peces no estaban en esa área. Sus redes y sus barcos demostraron un milagro sincero de bondad. Jesús les demostró su autoridad sobre la naturaleza. Mira el versículo 8: “Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.” Aquí vemos la conversión de Pedro. Él conocía a Jesús tal y como algunos de ustedes lo conocen. Él respetaba a Jesús como algunos de ustedes lo respetan, pero Pedro no lo había reconocido como Señor.

Tal vez tú aun no lo has reconocido como tu Señor, ¿qué estas esperando? Cuanto más te acercas a Dios, más te das cuenta de lo pecador que eres. Pero Jesús nunca nos alejará de Él, a pesar de nuestro pasado.

 Por favor, quédate con nosotros. Ron regresa en unos momentos con una mirada a nuestro próximo tiempo juntos.

¿Cuán robustos son los cimientos de tu vivienda espiritual? Cuando soplan los vientos de la adversidad y aumentan las inundaciones de decepción, ¿resistirá tu casa? Estoy plenamente seguro de que sí, si las bases están fundamentadas en las verdades básicas bíblicas, verdades delineadas en esta nueva serie titulada: “Bajo tierra” En esta desafiante serie, Ron comparte las cuatro razones por las que es necesario un firme equilibrio para una sólida residencia espiritual. Esta serie también examina un vistazo a las tres virtudes bíblicas que se requieren para cumplir con los códigos de construcción celestiales; aprender y seguirlos para que pueda soportar las inevitables tormentas de la vida. Su copia gratuita de “Bajo tierra” está disponible en nuestra página web www. Labibliadice.org, o puedes escribirnos a nuestro correo electrónico: [email protected].

Ahora volvamos a reunirnos con Ron para una vista previa de nuestra próxima transmisión.

A lo largo de la Escritura vemos esta verdad innegable de que Dios se prueba a sí mismo a aquellos que Él llama. Creo que Jesús quiere demostrárselo a usted también.

 Esperamos que pueda unirse a nosotros para escuchar este mensaje. Y recuerde que una copia gratuita del recurso de audio de Ron Moore, “Bajo tierra”, está esperando en www.labibliadice.org. O puede llamar al 02-2475563.. Y conoce los materiales de discipulado que la Biblia Dice ha creado para ti. Y si La Biblia Dice ha iluminado tu día y profundizado tu caminata con Cristo, ¿no les contarás a tus amigos y familiares sobre nuestro programa? También tenga en cuenta que La Biblia Dice confía en sus generosos regalos para pagar el tiempo de transmisión que posibilita esta transmisión. Su regalo de hoy será muy apreciado. Gracias por escuchar y te invitamos a unirte a Ron la próxima vez mientras caminamos juntos en La Biblia Dice

“El verdadero fundamento”

“Semillas”