in

La bestia sobre la cual cabalga Babilonia la grande

Saludos amigo oyente, y la bienvenida al estudio bíblico de hoy en el libro de Apocalipsis. En instantes más estaremos estudiando el pasaje bíblico que trata el tema de la bestia sobre la cual cabalga Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.

El estudio bíblico de hoy es la continuación de lo que comenzamos el estudio bíblico anterior. Estamos en el capítulo 17 de Apocalipsis. Este capítulo trata el tema de Babilonia religiosa. Nos presenta la situación religiosa del mundo durante la tribulación. Según lo que ya hemos estudiado, durante la tribulación, el mundo entero se cobijará bajo una misma bandera religiosa. Juan comparó a este sistema religioso mundial falso, con una gran ramera. Aparenta ser cristiano, pero adora a los ídolos. Juan vio a la gran ramera sentada sobre muchas aguas, dando a entender que domina pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. La gran ramera se presenta reluciente y noble y sobre todo inmensamente rica. Pero en el fondo está llena de podredumbre e inmundicia. El Anticristo hará uso de ella para lograr su objetivo de dominar al mundo. Por eso es que Juan vio a la gran ramera sentada sobre el Anticristo. La gran ramera lleva en su frente un nombre escrito: Misterio, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Las raíces del sistema religioso mundial falso de la tribulación se remontan a la Babilonia de antaño. Por eso el nombre de Babilonia. Ningún sistema religioso falso que ha existido en el mundo superará en maldad al sistema religioso mundial falso que imperará en la tribulación. Por eso es la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra. Este sistema religioso mundial falso, está ebrio de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires de Jesús. Esto significa que el sistema religioso mundial falso perseguirá y asesinará a los fieles seguidores de Cristo durante la tribulación. El falso cristianismo siempre ha perseguido a los verdaderos creyentes en Cristo, pero ninguna persecución se compara con la persecución del sistema religioso mundial falso en los días de la tribulación. Cuando Juan vio todo esto quedó asombrado con gran asombro. Eso es lo que dice al final de Apocalipsis 17:6. En Ecuador diríamos que se quedó con la boca abierta. Fue necesaria la intervención de un ángel para que Juan vuelva a la normalidad. Apocalipsis 17:7 dice: “Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos.” No había razón para que Juan esté tan asombrado. El ángel le hará conocer el misterio de la mujer, o la gran ramera, y la bestia, sobre la cual se sienta. El misterio no se refiere a lo que significa la gran ramera, porque ya sabemos que significa un sistema religioso mundial falso que estará en funciones durante la tribulación. El misterio se refiere al hecho que la gran ramera esté sentada sobre la bestia. ¿Qué significa esto? El resto del capítulo 17 de Apocalipsis responde esta pregunta. Poco a poco el ángel va explicando ese misterio. Primero, la identidad de la bestia. La primera parte de Apocalipsis 17:8 dice: “La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición” Esto es una referencia al Anticristo. Aparecerá en la escena del mundo al inicio de la tribulación. Luego será herido de muerte. Simulará que ha muerto. Después parecerá como que resucita. En una burda imitación de la resurrección de Cristo. Luego irá a su condenación eterna en el lago de fuego. Segundo, el ángel explica la actitud del mundo hacia la bestia. La segunda parte de Apocalipsis 17:8 dice: “Y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.” Los incrédulos de la tribulación, cuyos nombres no están en el libro de la vida desde antes de la fundación del mundo, se asombrarán de la hazaña, entre comillas, del Anticristo y se rendirán gustosos a sus pies. El libro de la vida es el registro de todos aquellos que son salvos. Este libro fue escrito antes que existan los cielos y la tierra. Tercero, el ángel explica el significado de las siete cabezas de la bestia. Apocalipsis 17:9-11 dice: “Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.” La explicación comienza con una advertencia. Se necesita de sabiduría para entender el misterio que el ángel está por revelar. Esta sabiduría proviene de Dios y es dada a todo aquel que se lo pida. Usted y yo necesitamos de esta sabiduría. Las siete cabezas representan a siete montes sobre los cuales se sienta la mujer. Es conocido que la ciudad de Roma está asentada sobre siete colinas. Esto significa que el Anticristo tendrá su trono en la ciudad de Roma y extenderá sus tentáculos a todo el mundo. El sistema religioso mundial falso tendrá su sede también en la ciudad de Roma y como ya hemos señalado, dominará desde allí a todo el mundo. Pero también las siete cabezas representan a siete reyes, cinco de los cuales han caído, uno es, y el otro aún no ha venido, y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. El Anticristo, como persona y su imperio, es por decirlo así, el rebrote de siete imperios poderosos del pasado. Cinco de estos imperios habían caído para cuando Juan escribió el Apocalipsis. Estos cinco imperios caídos fueron: Egipcio, Asirio, Babilónico, Medo – Persa y Griego. Uno es. Se refiere al imperio Romano que estaba dominando el mundo en los días de Juan. El otro aún no ha venido. Se refiere al imperio mundial del Anticristo durante la tribulación. Este imperio durará breve tiempo. Estará en pie solamente durante los siete años de la tribulación. Además el ángel explicó a Juan que el Anticristo y su imperio es tanto el séptimo imperio como el octavo imperio. Recuerde que el Anticristo aparentará morir y aparentará resucitar. Antes de morir reinará sobre el séptimo imperio mundial. Después de resucitar, reinará sobre el octavo imperio mundial. El Anticristo, y su octavo imperio mundial irá a la perdición cuando venga Jesucristo por segunda vez. Cuarto, el ángel explica el misterio de los diez cuernos de la bestia. Apocalipsis 17:12-14 dice: “Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.” Esta será la estructura de gobierno del Anticristo en su forma final. Se levantarán diez naciones que voluntariamente cederán su autoridad al Anticristo. Estas diez naciones serán Occidentales. Parece inclusive que serán naciones Europeas. El Mercado Común Europeo de la actualidad bien podría ser la base de esta futura alianza de diez naciones lideradas por el Anticristo. Dice el texto que no aún han recibido reino. Tanto en los días de Juan como en nuestros días, no se sabe cuáles serán estas diez naciones, pero cuando se sepa, ya en la tribulación, tendrán poder por una hora. Una forma de decir: Por breve tiempo. La Escritura muestra que será solo por la segunda mitad de la tribulación. Bajo el liderazgo del Anticristo, esta confederación de diez naciones hará guerra al Cordero, a Jesucristo, es la batalla de Armagedón. Allí serán derrotados por el Cordero, quien es Señor de señores y Rey de reyes. Quinto, el ángel revela el misterio del desafortunado final de la ramera. Apocalipsis 17:15-18 dice: “Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios. Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.” La mujer ramera, además de estar sentada sobre la bestia escarlata con siete cabezas y diez cuernos, también se sentaba sobre muchas aguas. Estas muchas aguas significan pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. Esto significa que el sistema religioso mundial falso, apoyado por el Anticristo, hallará aceptación en la población incrédula de todo el mundo, durante la tribulación. Este dominio religioso llegará a su fin abruptamente. Ocurrirá a la mitad de la tribulación cuando los diez cuernos o la confederación de diez naciones, juntamente con el Anticristo, se volverá en contra del sistema religioso mundial falso y lo odiarán, al punto de acabar con él. Juan vio que la ramera quedó desolada y desnuda. El Anticristo y las naciones aliadas a él devorarán las carnes de la ramera, y los restos serán quemados con fuego. Es el fin del sistema religioso mundial falso. De la gloria pasará a la total humillación. El Anticristo lo utilizó para sus fines y cuando ya no le necesitó simplemente le desechó. Ahora el Anticristo podrá ser adorado como Dios sin el estorbo de un sistema religioso establecido. Detrás de todo está el Dios soberano. Fue Él quien puso en la mente de los líderes de las diez naciones el deseo de aliarse con el Anticristo, de modo que el Anticristo adquiera poder y autoridad para acabar con el también poderoso y deslumbrante sistema religioso mundial falso. Dios habrá juzgado a la ramera. Todo lo que es contrario a Dios está condenado a fracasar amable oyente. No resista a Dios, mi amiga, mi amigo. Hoy mismo reconciliese con Dios por medio de recibir a Cristo como su Salvador personal.

La Babilonia la grande

El juicio de Dios sobre Babilonia económica